Intervenciones basadas en Internet para la prevención secundaria de la cardiopatía coronaria

Pregunta de la revisión

¿Los programas de ayuda basados en Internet para los pacientes con cardiopatía son útiles para mejorar el estado de la cardiopatía?

Antecedentes

La cardiopatía es la causa más frecuente de enfermedad y muerte evitable. La rehabilitación cardíaca es un programa que ayuda a los pacientes con cardiopatía a mejorar la salud. Se realiza en clases grupales que tienen lugar en hospitales o dentro de la comunidad. Los pacientes asisten a estas clases una o dos veces a la semana durante alrededor de seis a ocho semanas. Las clases generalmente incluyen hacer ejercicios y reciben asesoramiento sobre las maneras de mejorar la salud. Los pacientes que necesitan estos programas no siempre pueden asistir. Una opción es proporcionar este programa a través de Internet. En esta revisión se analizó si los programas proporcionados a través de Internet son útiles para mejorar las tasas de mortalidad, la necesidad de cirugía, los ataques cardíacos repetidos, los niveles de colesterol, la presión arterial, la calidad de vida relacionada con la salud (CdVRS), la dieta, la actividad física, el cumplimiento con la medicación, el uso de la atención sanitaria y los costos.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta diciembre 2014. Se incluyeron 18 estudios. Once son completos y siete están en curso. En los estudios finalizados se reclutaron 1392 pacientes con cardiopatía coronaria. El promedio de edad de los participantes varió desde 54,9 hasta 66,27 años. La mayoría de las personas reclutadas eran hombres. Los estudios se realizaron en todo el mundo y en diversos contextos de atención sanitaria. Siete estudios evaluaron programas amplios dirigidos a factores múltiples del estilo de vida relacionados con la cardiopatía. Cuatro estudios analizaron programas centrados solamente en aumentar los niveles de actividad física. La duración de los programas en los estudios incluidos varió de seis semanas a un año. Estos programas se compararon con ninguna intervención en seis estudios, algún apoyo en tres estudios y rehabilitación tradicional completa en dos estudios.

Resultados clave

No hay pruebas hasta la fecha para indicar que los programas proporcionados por Internet ayudan a reducir las tasas de muerte o cirugía cardíaca futura, pero estos resultados se basaron en un escaso número de estudios. Tampoco hay pruebas sólidas hasta la fecha que indiquen un efecto beneficioso de estos programas sobre los niveles de los lípidos o la presión arterial. Hay algunas pruebas que indican mejorías en la CdVRS y un cambio en el comportamiento, pero no hay pruebas suficientes hasta la fecha para establecer conclusiones firmes. Los estudios todavía no han medido la repercusión de los programas proporcionados por Internet sobre el cumplimiento con la medicación. Hubo información muy limitada sobre la utilización de la atención sanitaria y el costo de las intervenciones. Los informes de los siete estudios en curso se añadirán a la base de pruebas.

Calidad de la evidencia

Las pruebas en general fueron de baja calidad. Los estudios incluidos tuvieron algún riesgo de sesgo, seis estudios se calificaron con alto riesgo de sesgo en algunos dominios del riesgo de sesgo. Los resultados de esta revisión, por lo tanto, deben ser interpretados con cautela.

Actualmente hay pruebas limitadas sobre los efectos de las intervenciones basadas en Internet para el tratamiento de la cardiopatía coronaria. Se identificaron siete ensayos en curso, que se incorporarán a esta revisión cuando los resultados estén disponibles.

Conclusiones de los autores: 

En general, las pruebas fueron de calidad baja debido a la falta de cegamiento, las pérdidas durante el seguimiento y la incertidumbre alrededor del tamaño del efecto. Pocos estudios midieron los eventos clínicos, y los que lo hicieron informaron un número muy pequeño de eventos, por lo que no es posible establecer conclusiones firmes. De manera similar, no hubo pruebas claras de efecto en los factores de riesgo cardiovascular, aunque nuevamente el número de estudios que lo informó fue pequeño. Hubo algunas pruebas de efectos beneficiosos sobre la CdVRS, los resultados alimentarios y la actividad física, aunque todavía no es posible establecer conclusiones firmes. Los efectos sobre la utilización de la atención sanitaria y la relación entre costo y efectividad tampoco son concluyentes, y los ensayos todavía no han medido la repercusión de estas intervenciones con Internet sobre el cumplimiento con la medicación. Los grupos de comparación difirieron entre los ensayos y no hubo estudios suficientes con datos utilizables para realizar análisis de subgrupos. Se planificó estudiar la intensidad de los grupos de comparación en las actualizaciones futuras de esta revisión cuando estén disponibles pruebas adicionales. Los resultados de los estudios en curso se añadirán a la base de pruebas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Internet podría proporcionar una forma de administrar programas de prevención secundaria a los pacientes con cardiopatía coronaria.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de las intervenciones basadas en Internet dirigidas a los cambios en el estilo de vida y el control de los fármacos para la prevención secundaria de la cardiopatía coronaria.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE, EMBASE, en diciembre 2014. También se buscó en otras seis bases de datos en octubre 2014, y en tres registros de ensayos en enero 2015, junto con la verificación de referencias y búsqueda manual para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que evaluaron intervenciones basadas en Internet para la prevención secundaria dirigidas a pacientes con cardiopatía coronaria.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de acuerdo con el Manual Cochrane para Revisiones Sistemáticas de Intervenciones (Cochrane Handbook for Systematic Reviews of Interventions). Se evaluó la calidad de las pruebas mediante el enfoque GRADE y esto se presenta en la tabla "Resumen de los hallazgos".

Resultados principales: 

Dieciocho ensayos cumplieron los criterios de inclusión. Once estudios están completos (1392 participantes) y siete están en curso. De los estudios finalizados, siete intervenciones fueron amplias y se dirigieron al control del estilo de vida con cardiopatía coronaria, y cuatro se centraron en la promoción de actividades físicas. El grupo de comparación en los ensayos fue atención habitual (n = 6), intervención mínima (n = 3) o rehabilitación cardíaca tradicional (n = 2).

No se encontraron efectos de las intervenciones basadas en Internet para la mortalidad por todas las causas (odds ratio [OR] 0,27; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,04 a 1,63; participantes = 895; estudios = 6; pruebas de baja calidad). Hubo solamente un caso de mortalidad cardiovascular en un grupo control (participantes = 895; estudios = 6). No se informaron incidencias de reinfarto no mortal en los estudios. No se encontraron efectos sobre la revascularización (OR 0,69; IC del 95%: 0,37 a 1,27; participantes = 895; estudios = 6; pruebas de baja calidad).

No se encontraron efectos sobre el colesterol total (diferencia de medias [DM] 0,00; IC del 95%: -0,27 a 0,28; participantes = 439; estudios = 4; pruebas de baja calidad), el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) (DM 0,01; IC del 95%: -0,06 a 0,07; participantes = 437; estudios = 4; pruebas de baja calidad), o los triglicéridos (DM 0,01; IC del 95%: -0,17 a 0,19; participantes = 439; estudios = 4; pruebas de baja calidad). No se agruparon los datos del colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) debido a la heterogeneidad considerable. Dos de seis ensayos que midieron el colesterol de LDL detectaron efectos favorables de la intervención y cuatro ensayos no informaron efectos. Siete estudios midieron la presión arterial sistólica y diastólica; los datos no se agruparon debido a la heterogeneidad significativa. Para la presión arterial sistólica, dos estudios mostraron una reducción con la intervención, pero los estudios restantes no mostraron efectos. Para la presión arterial diastólica, dos estudios mostraron una reducción con la intervención, un estudio mostró un aumento con la intervención y los cuatro estudios restantes no mostraron efectos.

Cinco ensayos midieron la calidad de vida relacionada con la salud (CdVRS). No fue posible establecer conclusiones a partir de un estudio debido al informe incompleto; un ensayo no informó efectos; dos estudios informaron un efecto a corto y medio plazo respectivamente; y un estudio informó efectos a corto y medio plazo.

Cinco ensayos evaluaron resultados alimentarios: dos informaron efectos favorables y tres no informaron efectos. Ocho estudios evaluaron la actividad física: cinco de estos ensayos no informaron efectos de la actividad física y tres informaron la efectividad. Los ensayos todavía no han medido la repercusión de estas intervenciones en el cumplimiento con la medicación.

Dos estudios midieron la utilización de la atención sanitaria: uno no informó efectos y el otro informó un aumento en el uso de los servicios de atención sanitaria en comparación con un grupo control en el grupo de intervención a los nueve meses de seguimiento. Dos ensayos recopilaron datos de costes: ambos informaron que es probable que las intervenciones proporcionadas por Internet sean costo-efectivas.

En cuanto al riesgo de sesgo, la mayoría de los estudios informó una asignación al azar apropiada y una ocultación apropiada de los procesos de asignación al azar. La falta de cegamiento dio lugar a riesgo de sesgo de realización en siete estudios y a riesgo de sesgo de detección en cinco ensayos. Dos ensayos tuvieron riesgo de sesgo de desgaste y cinco tuvieron riesgo de sesgo de informe.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save