Estrógeno y progesterona combinados para la prevención del aborto espontáneo

Las hormonas estrógeno y progesterona tienen funciones fisiológicas establecidas para mantener el embarazo. Se ha indicado que la administración de estas hormonas podría ayudar a prevenir el aborto espontáneo antes de las 24 semanas de embarazo, en particular en las pacientes que tienen bajos niveles de las hormonas, en los programas de tecnología de reproducción asistida o en las pacientes con antecedentes de abortos espontáneos repetidos. En esta revisión de ensayos controlados aleatorios publicados en las principales bases de datos científicas solamente se identificaron dos ensayos que cumplieron los criterios de inclusión. Los dos ensayos incluyeron un escaso número de pacientes. Uno incluyó 161 mujeres con diabetes que recibieron placebo oral o dietilestilbestrol y etisterona oral a dosis escalonadas desde antes del final de la 16 semana de embarazo hasta el parto. El otro ensayo incluyó 120 pacientes con un embarazo logrado por fecundación in vitro y transferencia de embriones que continuaron el tratamiento hasta completar las 12 semanas de gestación.

A partir de las escasas pruebas disponibles (los dos ensayos encontrados) no existen pruebas de que estrógeno y progestágeno combinados puedan prevenir el aborto espontáneo (progestágeno es una clase importante de hormonas que incluye la progesterona) en comparación con placebo o atención habitual. El primero de los dos estudios indicó un aumento en el riesgo de las madres que recibieron terapia hormonal durante el embarazo de presentar cáncer en etapas posteriores de la vida. El dietilestilbestrol ya no está en uso y tiene efectos adversos graves, mientras que la etisterona tiene propiedades androgénicas que se considera son responsables de anomalías genitales y ha sido reemplazada por la progesterona.

En general, se reconoce la falta de ensayos especialmente a gran escala, por lo que se indica que se necesitan estudios de investigación adicionales en esta área antes de apoyar o refutar la administración de estrógeno y progesterona combinados para la prevención de los abortos espontáneos.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes de ensayos controlados aleatorios para evaluar la administración de estrógeno y progesterona combinados para prevenir los abortos espontáneos. Se recomienda más investigación en esta área.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Históricamente, el estrógeno y la progesterona fueron utilizados con frecuencia de forma independiente para salvar los embarazos amenazados. En los años cuarenta se postuló que el uso combinado sería sinérgico y de esta forma se justificó el tratamiento combinado de las pacientes con riesgo de aborto espontáneo.

Objetivos: 

Determinar la eficacia y la seguridad del tratamiento con estrógeno y progesterona combinados para prevenir el aborto espontáneo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (23 de junio de 2013) CENTRAL (OVID) (The Cochrane Library 2013, número 6 de 12), MEDLINE (OVID) (1946 hasta junio, semana 2, 2013), OLDMEDLINE (1946 hasta 1965), Embase (1974 hasta semana 25, 2013), Embase Classic (1947 hasta 1973), CINAHL (1994 hasta 23 de junio de 2013) y en las listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que evaluaron la efectividad del estrógeno y la progesterona combinados para la prevención del aborto espontáneo. Se incluyeron un ensayo aleatorio estratificado y un ensayo cuasialeatorio. Los ensayos aleatorios grupales fueron elegibles para inclusión, pero ninguno se identificó. Se excluyeron los estudios publicados sólo como resúmenes.

Se incluyeron los estudios que compararon estrógeno y progesterona versus placebo o ninguna intervención.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron la inclusión y la calidad de los ensayos de forma independiente. Dos revisores extrajeron los datos. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Dos ensayos (281 embarazos y 282 fetos) cumplieron los criterios de inclusión. Sin embargo, los dos ensayos tuvieron heterogeneidad clínica y metodológica significativas, por lo que no se consideró apropiado combinar los datos de los ensayos en un metanálisis.

Un ensayo (que incluyó 161 embarazos) se basó en pacientes con antecedentes de diabetes. No mostró diferencias estadísticamente significativas entre la administración de estrógeno y progestágeno combinados y la administración de placebo en todos los resultados primarios propuestos, a saber, aborto espontáneo (cociente de riesgos [CR] 0,95; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,32 a 2,80), muerte perinatal (CR 0,94; IC del 95%: 0,53 a 1,69) y parto prematuro (menos de 34 semanas de gestación) (CR 0,91; IC del 95%: 0,80 a 1,04). En cuanto a los resultados secundarios de esta revisión, la administración de estrógeno y progestágeno combinados se asoció con un aumento en el riesgo de cáncer materno del sistema reproductivo (CR 6,65; IC del 95%: 1,56 a 28,29). Sin embargo, no hubo diferencias entre los grupos en el resultado otros tipos de cáncer materno diferentes de los del sistema reproductivo. De manera similar, no hubo diferencias entre el grupo estrógeno y progestágeno combinados versus placebo en otros resultados secundarios informados: bajo peso al nacer menor de 2500 g, anomalías genitales en la descendencia, anomalías diferentes de las genitales en la descendencia, cáncer en el sistema reproductivo en la descendencia u otros tipos de cáncer diferentes de los del sistema reproductivo en la descendencia.

El segundo estudio se basó en embarazadas a las que se les había realizado fecundación in vitro (FIV). Este estudio no mostró diferencias en la tasa de aborto espontáneo entre el grupo de estrógeno y progesterona combinados y el grupo de ningún tratamiento (CR 0,66; IC del 95%: 0,23 a 1,85). El estudio no informó otros resultados primarios de esta revisión (muerte perinatal o tasas de parto prematuro), ni cualquiera de los resultados secundarios propuestos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save