Analgesia para la esterilización tubárica por histeroscopia

La esterilización de las mujeres para evitar permanentemente el embarazo puede realizarse mediante una cirugía abdominal o mediante un procedimiento de histeroscopia. Aunque el procedimiento de histeroscopia es menos invasivo que la cirugía abdominal, las mujeres pueden presentar más dolor con el procedimiento de histeroscopia cuando se realiza en un consultorio médico. La preocupación acerca del dolor puede influir en las decisiones de las mujeres de ser sometidas a la histeroscopia por procedimientos de esterilización. Esta revisión evalúa el impacto de las intervenciones para aliviar el dolor asociado con la esterilización por histeroscopia.

Se encontraron dos estudios que compararon dos tipos diferentes de métodos de reducción del dolor (una inyección cervical y analgesia con fármacos inyectados a través de las venas, es decir intravenosos o IV). Las mujeres que recibieron inyecciones de lidocaína (un fármaco que bloquea el dolor) en el cuello uterino informaron tasas de dolor similares en comparación con las mujeres que recibieron inyecciones con agua salada en el cuello uterino (placebo). Sin embargo, en algunos momentos durante el procedimiento, las mujeres que recibieron lidocaína calificaron el dolor como inferior en comparación con las mujeres que recibieron agua salada. De igual manera, las mujeres que recibieron analgesia IV informaron el mismo dolor en general que las mujeres que recibieron comprimidos para el dolor. Sin embargo, las mujeres que recibieron analgesia IV informaron menos dolor a medida que continuaba el procedimiento.

Ninguno de los dos estudios proporcionó información suficiente acerca de qué tipo de analgesia fue mejor para la esterilización por histeroscopia.

Conclusiones de los autores: 

La bibliografía disponible es insuficiente para determinar la analgesia o la anestesia apropiadas para la esterilización por histeroscopia. En comparación con el bloqueo paracervical con solución salina normal, el bloqueo paracervical con lidocaína alivió el dolor durante algunas partes del procedimiento. La sedación intravenosa dio lugar a puntuaciones inferiores de dolor durante la inserción del segundo dispositivo tubárico. Sin embargo, ni el bloqueo paracervical con lidocaína ni la sedación consciente redujeron significativamente las puntuaciones generales del dolor para la esterilización por histeroscopia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La esterilización tubárica por histeroscopia conlleva la inserción de un cuerpo extraño en ambas trompas de Falopio. Durante un período de tres meses, la luz tubárica es ocluida por el crecimiento tisular estimulado por el implante. La esterilización tubárica por histeroscopia presenta ventajas sobre la laparoscopia o la minilaparotomía, incluida la posibilidad de evitar las incisiones abdominales y la comodidad de realizar el procedimiento en el contexto de un consultorio. El dolor, un determinante importante de la aceptabilidad del procedimiento, puede ser una preocupación cuando la esterilización tubárica se realiza en el consultorio.

Objetivos: 

Examinar todos los ensayos controlados aleatorios que evaluaron las intervenciones para reducir el dolor durante la esterilización tubárica por histeroscopia.

Estrategia de búsqueda (: 

De enero a marzo de 2011, se realizaron búsquedas de ensayos relevantes en las bases de datos electrónicas MEDLINE, POPLINE, CENTRAL, EMBASE, LILACS y CINAHL. Se hicieron búsquedas de ensayos en curso a través de clinicaltrials.gov. También se examinaron las listas de referencias de los artículos pertinentes y se escribió a los investigadores conocidos en busca de información sobre otros ensayos publicados o no publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios que evaluaron la analgesia en el momento de la esterilización por histeroscopia. La intervención podría ser comparada con otra intervención o placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor de la revisión extrajo los datos iniciales. Un segundo revisor verificó todos los datos extraídos. Siempre que fue posible, se realizó el análisis con todas las mujeres asignadas al azar y en los grupos asignados originales. Los datos se analizaron utilizando el software Revman. El dolor se midió con una escala analógica visual (EAV) de 10 cm o de 100 puntos. Cuando el dolor se midió en puntos múltiples durante el procedimiento, la puntuación general del dolor se consideró el efecto del tratamiento primario. Cuando el mismo no se midió, la suma de todas las puntuaciones del dolor para el procedimiento se consideró el efecto del tratamiento primario. Para las variables continuas, se calculó la diferencia de medias con intervalos de confianza del 95%.

Resultados principales: 

Dos ensayos cumplieron los criterios de inclusión. El número total de participantes fue de 167. Mediante el uso de una EAV de 10 cm para medir el dolor, no se observó una diferencia significativa en el dolor general para el procedimiento completo entre las mujeres que recibieron un bloqueo paracervical con lidocaína versus solución salina normal (diferencia de medias -0,77; IC del 95%: -2,67 a 1,13). No se observó ninguna diferencia significativa en la puntuación del dolor en el momento de la inyección de solución del estudio en el labio anterior del cuello uterino (diferencia de medias -0,6; IC del 95%: -1,3 a 0,1), la colocación del dispositivo en el orificio tubárico (diferencia de medias -0,60; IC del 95%: -1,8 a 0,7) y para el dolor posterior al procedimiento (diferencia de medias 0,2; IC del 95%: -0,8 a 1,2). La duración del procedimiento (diferencia de medias -0,2 minutos; IC del 95%: -2,2 a 1,8 minutos) y la colocación bilateral exitosa (OR 1,0; IC del 95%: 0,19 a 5,28) no fueron significativamente diferentes entre los grupos. Durante ciertas partes del procedimiento, como la colocación del tenáculo (diferencia de medias -2,03; IC del 95%: -2,88 a -1,18), la administración del bloqueo paracervical (diferencia de medias -1,92; IC del 95%: -2,84 a -1,00) y el paso del histeroscopio por el orificio externo (diferencia de medias -2,31; IC del 95%: -3,30 a -1,32) e interno (diferencia de medias -2,31; IC del 95%: -3,39 a -1,23), el uso de bloqueo paracervical con lidocaína dio lugar a puntuaciones inferiores del dolor.

Al utilizar una escala de 600 puntos calculada sumando las puntuaciones de la EAV de 100 puntos de seis partes diferentes del procedimiento, no se observaron diferencias significativas en el dolor general entre las mujeres que recibieron sedación consciente intravenosa versus analgesia oral (diferencia de medias -23,00; IC: -62,02 a 16,2). Al utilizar una EAV de 100 puntos, no se observaron diferencias significativas en el momento de la inserción del espéculo (diferencia de medias 4,0; IC del 95%: -4,0 a 12,0), la inyección cervical de lidocaína (diferencia de medias -1,8; IC del 95%: -10,0 a 6,4), la inserción del histeroscopio (diferencia de medias -8,7; IC del 95%: -19,7 a 2,3), la colocación del primer dispositivo (diferencia de medias -4,4; IC del 95%: -15,8 a 7,0), y la extracción del histeroscopio (diferencia de medias 0,9; IC del 95%: -3,9 a 5,7). La duración del procedimiento (diferencia de medias -0,2 minutos; IC del 95%: -2,0 a 1,6 minutos) y el tiempo en el área de recuperación (diferencia de medias 3,6 minutos; IC del 95%: -11,3 a 18,5 minutos) no fue diferente entre los grupos. Sin embargo, las mujeres que recibieron sedación consciente intravenosa tuvieron puntuaciones inferiores de dolor en el momento de la inserción del segundo dispositivo tubárico en comparación con las mujeres que recibieron analgesia oral (diferencia de medias -12,60; IC: -23,98 a -1,22).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save