Antibióticos para la otitis media con derrame en niños

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La otitis media con derrame (OMD) u “otitis adhesiva” es uno de los trastornos más frecuentes durante los primeros años de la infancia. La otitis adhesiva significa que hay líquido en el espacio del oído medio detrás del tímpano. Esta afección puede causar dificultades en la audición que a su vez puede afectar el comportamiento, el lenguaje y el progreso de los niños en la escuela. La otitis adhesiva está estrechamente relacionada con la otitis media aguda; los niños con otitis adhesiva son propensos a infecciones agudas frecuentes del oído medio, y después de una infección aguda del oído medio todos los niños sufren de otitis adhesiva durante algún tiempo. En aproximadamente uno de cada tres niños con otitis adhesiva se identifican bacterias en el líquido del oído medio. Por lo tanto, esta revisión se centra en la efectividad de los antibióticos en niños con otitis adhesiva.

Se observaron 23 estudios que incluyeron 3027 niños en total.Estos estudios compararon a niños con otitis adhesiva que recibieron tratamiento con antibióticos con los que no lo recibieron. En estos estudios se utilizaron muchos antibióticos diferentes y los pacientes fueron de diferentes edades y habían sufrido de otitis adhesiva durante diversos períodos de tiempo. Consideraron los beneficios en diversos puntos temporales después administrar el tratamiento.

El resultado más importante medido fue la diferencia en la proporción de niños que ya no presentaban otitis adhesiva dos a tres meses después del inicio del tratamiento. Dicho resultado varió de un 1% a un 45% a favor de los niños que habían sido tratados con antibióticos. Los resultados de estos estudios no pudieron agruparse debido a que fueron demasiado diferentes en diversas maneras, incluido el tipo de niños examinados y el diseño de estudio. Al considerar los resultados seis meses después del inicio del tratamiento, un 14% más de los niños tratados con antibióticos ya no presentaron otitis adhesiva en comparación con los que no recibieron antibióticos. Los beneficios más grandes de los antibióticos se observaron en los niños que habían recibido antibióticos de forma continua durante cuatro semanas o tres meses; un 32% a 34% más de los niños que habían sido tratados con antibióticos ya no presentaron otitis adhesiva al final del tratamiento.

No se encontraron pruebas de una mejoría considerable en la audición como resultado del uso de antibióticos para la otitis adhesiva, ni se encontró un efecto sobre el número de niños tratados con drenajes timpánicos. No fue posible identificar estudios que consideraran el habla, el lenguaje y el desarrollo cognitivo o el bienestar de los niños.

Los resultados de la revisión no apoyan la idea de que los niños con otitis adhesiva reciban tratamiento sistemático con antibióticos. Los beneficios potenciales moderados mencionados anteriormente siempre deben compararse con los efectos secundarios y los riesgos del uso de antibióticos.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de la revisión no apoyan el uso sistemático de antibióticos en niños de hasta 18 años de edad con otitis media con derrame. Los efectos más grandes de los antibióticos se observaron en los niños tratados de forma continua durante cuatro semanas y tres meses. Incluso cuando se demostraron beneficios claros y relevantes de los antibióticos, los mismos deben compararse con los efectos adversos potenciales al tomar decisiones de tratamiento. Los efectos adversos inmediatos de los antibióticos son frecuentes y la aparición de resistencia bacteriana ha estado vinculada causalmente al uso generalizado de antibióticos para los trastornos comunes como la otitis media.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La otitis media con derrame (OMD) se caracteriza por una acumulación de líquido en el oído medio detrás de una membrana timpánica intacta, sin síntomas ni signos de infección aguda. Sin embargo, en aproximadamente uno de cada tres niños con OMD, se identifica una bacteria patógena en el líquido del oído medio. En la mayoría de los casos, la OMD causa deterioro auditivo leve de corta duración. Cuando se presenta en los primeros años de vida y cuando los episodios de OMD (bilateral) persisten o reaparecen, la pérdida de la audición asociada puede ser significativa y tener un impacto negativo sobre el desarrollo del habla y el comportamiento. Debido a que la mayoría de los casos de OMD se resuelven de forma espontánea, es posible que sólo los niños con derrame persistente del oído medio y pérdida de la audición asociada requieran tratamiento. Las revisiones Cochrane anteriores se han centrado en la efectividad de la inserción de un tubo de ventilación, la adenoidectomía, la autoinsuflación, los antihistamínicos, los descongestivos y los esteroides intranasales orales y tópicos en la OMD. Esta revisión se centra en la efectividad de los antibióticos en niños con OMD.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los antibióticos en niños de hasta 18 años con OMD.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat Disorders Group); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL); PubMed; EMBASE; CINAHL; Web of Science; BIOSIS Previews; Cambridge Scientific Abstracts; ICTRP y fuentes adicionales de ensayos publicados y no publicados. La fecha de la última búsqueda fue 22 de febrero de 2012.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que comparan los antibióticos orales con placebo, ningún tratamiento o tratamientos de efectividad no comprobada. El resultado primario fue la resolución completa de la OMD a los dos a tres meses. Los resultados secundarios incluyeron la resolución de la OMD en otros puntos temporales, la audición, el lenguaje y el habla, la inserción de tubos de ventilación y los efectos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores extrajeron los datos mediante formularios estandarizados de extracción de datos y evaluaron la calidad de los estudios incluidos mediante la herramienta Cochrane de “Riesgo de sesgo” de forma independiente. Los resultados dicotómicos se presentaron como diferencias de riesgos así como cocientes de riesgos, con intervalos de confianza del 95%. Cuando la heterogeneidad fue mayor que 75% no se agruparon los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 23 estudios (3027 niños) que cubrían diversos antibióticos, participantes, medidas de resultado y puntos temporales de evaluación. En general, los estudios se calificaron como de bajo riesgo de sesgo.

El resultado primario fue la resolución completa de la OMD a los dos a tres meses. Las diferencias (mejoría) en la proporción de niños con dicha resolución (diferencia de riesgos [DR]) en los cinco estudios individuales incluidos variaron de un 1% (DR 0,01; IC del 95%: -0,11 a 0,12; no significativo) a un 45% (DR 0,45; IC del 95%: 0,25 a 0,65). No fue posible agrupar los resultados de estos estudios debido a la heterogeneidad clínica y estadística.

Fue posible realizar el análisis agrupado de los datos de la resolución completa a más de seis meses, con un aumento en la resolución de un 13% (DR 0,13; IC del 95%: 0,06 a 0,19).

El análisis agrupado también fue posible para la resolución completa al final del tratamiento, con los siguientes aumentos en las tasas de resolución: 17% (DR 0,17; IC del 95%: 0,09 a 0,24) para el tratamiento durante diez días a dos semanas, 34% (DR 0,34; IC del 95%: 0,19 a 0,50) para el tratamiento durante cuatro semanas, 32% (DR 0,32; IC del 95%: 0,17 a 0,47) para el tratamiento durante tres meses y 14% (DR 0,14; IC del 95%: 0,03 a 0,24) para el tratamiento continuo durante al menos seis meses.

No fue posible encontrar pruebas de una mejoría considerable en la audición como resultado del uso de antibióticos para la otitis media con derrame; ni se encontró un efecto sobre la tasa de inserción de tubos de ventilación. No se identificaron ensayos que consideraran el habla, el lenguaje y el desarrollo cognitivo o la calidad de vida.

No fue posible agrupar los datos sobre los efectos adversos del tratamiento con antibióticos informados en seis estudios debido a la heterogeneidad alta. Los aumentos en la incidencia de eventos adversos variaron de un 3% (DR 0,03; IC del 95%: -0,01 a 0,07; no significativo) a un 33% (DR 0,33; IC del 95%: 0,22 a 0,44) en los estudios individuales.

Share/Save