Batata para la diabetes mellitus tipo 2

La batata (Ipomoea batatas) es una planta encontrada en las franjas tropicales y subtropicales y es una de las hortalizas tropicales y subtropicales más nutritivas. Además de ser popular en la cocina de países de Asia-Pacífico, África y Norteamérica, la batata también se utiliza en la medicina tradicional para el tratamiento de la diabetes mellitus. Se decidió investigar si hay suficientes pruebas provenientes de ensayos médicos para indicar si la batata funciona como tratamiento para la diabetes. Esta revisión de los ensayos controlados aleatorios encontró sólo tres estudios (con un total de 140 participantes) que evaluaban los efectos de la batata para la diabetes mellitus tipo 2 en comparación con una medicación falsa (placebo). Todos estos ensayos eran de muy baja calidad. Dos estudios con 122 participantes revelaron una mejoría en el control metabólico a largo plazo de los niveles de glucemia según la medición de la hemoglobina glucosilada A1c (HbA1c) que mostró una reducción moderada de un 0,3% en los participantes que recibieron comprimidos de batata de 4 g por día durante tres a cinco meses. La duración del tratamiento varió de seis semanas a cinco meses. Ningún estudio investigó las complicaciones diabéticas, la muerte por cualquier causa, la calidad de vida relacionada con la salud, el bienestar, los resultados funcionales ni los costos. Los efectos adversos fueron principalmente leves e incluyeron la distensión abdominal y el dolor. Existen muchas variedades de batatas y preparados de batatas. Se necesitan más ensayos para evaluar la calidad de los diversos preparados con batata, así como para estudiar más en profundidad el uso de variedades de batata en la dieta de los pacientes diabéticos.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes acerca del uso de batata para la diabetes mellitus tipo 2. Además de la mejoría en la metodología de los ensayos, deben considerarse las cuestiones relacionadas con la estandarización y el control de la calidad de los preparados - incluidas otras variedades de batata -. Se necesitan más ensayos observacionales y ECA que evalúen los efectos de la batata con objeto de guiar cualquier recomendación para la práctica clínica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La batata (Ipomoea batatas) se encuentra entre las hortalizas subtropicales y tropicales más nutritivas. También se usa en las prácticas de la medicina tradicional para la diabetes mellitus tipo 2. La investigación en modelos animales y humanos indica una posible función de la batata en el control glucémico.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la batata en la diabetes mellitus tipo 2.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en varias bases de datos electrónicas, incluyendo The Cochrane Library (2013, número 1), MEDLINE, EMBASE, CINAHL, SIGLE y LILACS (todas hasta febrero 2013), combinado con búsquedas manuales. No se utilizaron restricciones de idiomas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon la batata con un placebo o una intervención de comparación, con o sin intervenciones farmacológicas o no farmacológicas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, seleccionaron los ensayos y extrajeron los datos. Se evaluó el riesgo de sesgo evaluando la asignación al azar, la ocultación de la asignación, el cegamiento, si los datos de los resultados estaban completos, el informe selectivo y otras posibles fuentes de sesgo.

Resultados principales: 

Tres ECA cumplieron los criterios de inclusión: éstos investigaron un total de 140 participantes y oscilaron entre seis semanas y cinco meses de de duración. Los tres estudios fueron realizados por el mismo investigador. En general, el riesgo de sesgo de estos ensayos fue incierto o alto. Todos los ECA compararon el efecto de los preparados con batata versus placebo en cuanto al control glucémico en la diabetes mellitus tipo 2. Hubo una mejoría estadísticamente significativa en la hemoglobina glucosilada A1c (HbA1c) a los tres a cinco meses con los preparados con batatas de 4 g/día en comparación con placebo (diferencia de medias -0,3% [IC del 95%: -0,6 a -0,04]; P = 0,02; 122 participantes; dos ensayos). No se informaron efectos adversos graves. No se investigaron las complicaciones diabéticas ni la morbilidad, la muerte por cualquier causa, la calidad de vida relacionada con la salud, el bienestar, los resultados funcionales ni los costos.

Tools
Information
Share/Save