Reconsideración de los fármacos administrados a pacientes adultos hospitalizados para mejorar su salud

Pregunta de la revisión

Esta revisión sistemática Cochrane actualizada estudia la evidencia para realizar una revisión de la medicación en el hospital (definida como una reevaluación sistemática por parte de un profesional sanitario de la medicación de un paciente individual con sugerencias para su mejora). El objetivo fue evaluar si dicha revisión de la medicación podría mejorar la salud de los pacientes adultos.

Antecedentes

A los pacientes de edad avanzada, se les suelen recetar varios fármacos a pesar de que en general existe un mayor riesgo de que se produzcan efectos adversos y a veces una menor efectividad del tratamiento en esta población.

Fecha de la búsqueda

Para encontrar ensayos relevantes, se realizaron búsquedas en las bases de datos de literatura médica electrónica hasta mayo de 2015.

Características de los estudios

Se incluyeron diez ensayos controlados aleatorizados con 3575 participantes.

Resultados clave

Se encontró que la revisión de la medicación no parece prevenir la muerte y los reingresos hospitalarios, pero que podría reducir los contactos con el servicio de urgencias.

Certeza de la evidencia

La confianza en los resultados de los estudios fue de baja a alta. No se encontró evidencia de que la revisión de la medicación en los pacientes hospitalizados marque una diferencia en la prevención de la mortalidad (evidencia de baja certeza) o de los reingresos hospitalarios (evidencia de alta certeza), pero se encontró que la revisión de la medicación puede tener un efecto preventivo en la reducción del número de contactos en el servicio de urgencias (evidencia de baja certeza). En los ensayos incluidos, se hizo un seguimiento de los participantes durante un corto período de tiempo (entre 30 días y un año). Por consiguiente, es posible que se hayan pasado por alto importantes efectos del tratamiento a largo plazo. Se sugiere que se realicen más investigaciones con un seguimiento de los pacientes a largo plazo y el examen de métodos específicos de revisión de medicamentos antes de que esta intervención se aplique en la práctica clínica.

Conclusiones de los autores: 

No se encontró evidencia de que la revisión de la medicación reduzca la mortalidad o los reingresos al hospital, aunque sí se encontró evidencia de que la revisión de la medicación puede reducir los contactos con el servicio de urgencias. Sin embargo, debido a la brevedad del seguimiento, que va de 30 días a un año, es posible que se hayan pasado por alto importantes efectos del tratamiento. Se necesitan ensayos de alta calidad con un seguimiento a largo plazo (es decir, por lo menos hasta un año) para aportar evidencia más definitiva del efecto de la revisión de la medicación en resultados clínicamente importantes como la mortalidad, las readmisiones y los contactos con los servicios de urgencias, y en resultados como los eventos adversos. Por lo tanto, si se utilizan en la práctica clínica, las revisiones de la medicación deben realizarse como parte de un ensayo clínico con seguimiento a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La farmacoterapia en la población de edad avanzada se complica por varios factores que aumentan el riesgo de daños relacionados con los fármacos y una efectividad menos favorable. El concepto de revisión de la medicación es un elemento clave para mejorar la calidad de la prescripción y prevenir los eventos farmacológicos adversos. Aunque no existe una definición generalmente aceptada de la revisión de fármacos, puede definirse en términos generales como una evaluación sistemática de la farmacoterapia para un paciente individual que tiene por objeto optimizar la medicación del paciente mediante la formulación de una recomendación o la introducción de un cambio directo. La revisión de la medicación de los pacientes adultos hospitalizados podría mejorar los resultados de los pacientes.

Objetivos: 

Se examinó si la realización de una revisión de la medicación por parte de un médico, farmacéutico u otro profesional de la salud conduce a una mejora de los resultados de salud de los pacientes adultos hospitalizados en comparación con la atención estándar.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care, EPOC); el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL); MEDLINE; EMBASE; y el Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL) hasta noviembre de 2014, así como en International Pharmaceutical Abstracts y Web of Science hasta mayo de 2015. Además, se realizaron búsquedas en las listas de referencias de los ensayos incluidos y las revisiones pertinentes. Se realizaron búsquedas en registros de ensayos y se estableció contacto con expertos para identificar ensayos publicados y no publicados adicionales. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) de revisión de la medicación en pacientes adultos hospitalizados. Se excluyeron los ensayos con pacientes ambulatorios y pediátricos. El resultado primario era la mortalidad por todas las causas y los resultados secundarios incluyeron el reingreso al hospital, los contactos con el servicio de urgencias y los eventos farmacológicos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión incluyeron los ensayos de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se estableció contacto con los autores de la revisión para obtener aclaraciones sobre los datos y otros datos no publicados. Se calcularon los riesgos relativos (RR) para los datos dicotómicos y las diferencias de medias para los datos continuos, con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizó el enfoque GRADE (Grades of Recommendation, Assessment, Development and Evaluation) para evaluar la certeza general de la evidencia de los resultados más importantes.

Resultados principales: 

Se identificaron 6600 referencias (4647 referencias en la revisión inicial) y se incluyeron 10 ensayos (3575 participantes). El seguimiento osciló entre 30 días y un año. Nueve ensayos proporcionaron datos de mortalidad (3218 participantes, 466 eventos), con unos riesgos relativos de 1,02 (IC del 95%: 0,87 a 1,19) (evidencia de certeza baja). Siete ensayos proporcionaron datos de reingreso hospitalario (2843 participantes, 1043 eventos) con unos riesgos relativos de 0,95 (IC del 95%: 0,87 a 1,04) (evidencia de certeza alta). Cuatro ensayos proporcionaron datos de contacto de los servicios de urgencias (1442 participantes, 244 eventos) con unos riesgos relativos de 0,73 (IC del 95%: 0,52 a 1,03) (evidencia de certeza baja). La reducción estimada de los contactos en los servicios de urgencias del 27% (con un IC que oscila entre el 48% de reducción y el 3% de aumento de los contactos) corresponde a un número necesario para tratar un resultado beneficioso adicional de 37 para una población de bajo riesgo y 12 para una población de alto riesgo a lo largo de un año. Los análisis de subgrupos y de sensibilidad no alteraron significativamente los resultados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save