Agonistas dopaminérgicos para la prevención del aborto espontáneo futuro en pacientes con niveles altos de prolactina y antecedentes de aborto espontáneo recurrente

¿Cuál es el tema?

La hiperprolactinemia es la presencia de concentraciones séricas circulantes altas de prolactina, una hormona mejor conocida por su función en la lactancia. La hiperprolactinemia idiopática es el término usado cuando no es posible identificar ninguna causa de la hipersecreción de prolactina y se asocia con el aborto espontáneo en las pacientes embarazadas, especialmente las pacientes que han experimentado varias pérdidas de embarazos no explicadas. La hiperprolactinemia oculta en la que los niveles de prolactina son normales en la mañana pero se elevan durante el día es un tipo especial de hiperprolactinemia que también se asocia con el aborto espontáneo. Un agonista dopaminérgico es un tipo de fármaco que es sumamente efectivo para reducir los niveles de prolactina. Uno de dichos fármaco es la bromocriptina. Restaura las funciones importantes de los ovarios que podrían permitir a las pacientes mantener el embarazo.

¿Por qué es esto importante?

El mayor interés se centró en saber si los agonistas dopaminérgicos podían reducir las tasas de aborto espontáneo y mejorar las perspectivas de las pacientes de tener un nacimiento vivo. Se examinaron las pruebas acerca de la efectividad y la seguridad de los agonistas dopaminérgicos para la prevención del aborto espontáneo futuro en pacientes con antecedentes de aborto espontáneo recurrente.

¿Qué pruebas se encontraron?

Se realizaron búsquedas de pruebas el 30 de junio de 2016 y se identificó un ensayo con un número pequeño de pacientes (se incluyeron 48 mujeres pero 46 mujeres [42 embarazos - 4/46 mujeres no concibieron durante el período de estudio] fueron incluidas en el análisis). El ensayo tuvo lugar en Japón y se consideró en alto riesgo de sesgo. El ensayo incluyó a pacientes (de 24 a 40 años de edad) con hiperprolactinemia idiopática y antecedentes de dos a cuatro abortos espontáneos; 24 tenían hiperprolactinemia oculta con números iguales en cada grupo. El seguimiento de las pacientes se realizó durante el estudio (hasta el final de la novena semana de embarazo), luego las mismas fueron observadas durante un año. En el estudio, un grupo de pacientes recibió un agonista dopaminérgico, bromocriptina (2,5 a 5,0 mg/día hasta el final de la novena semana de gestación) y el otro grupo de pacientes no recibió tratamiento (grupo de control).

Las pruebas de este estudio indicaron que el agonista dopaminérgico bromocriptina fue efectivo en la prevención del aborto espontáneo futuro (pruebas de baja calidad). Sin embargo, las tasas de nacimientos vivos y de concepción siguieron siendo similares entre las pacientes que recibieron bromocriptina y las pacientes que no recibieron tratamiento (pruebas de muy baja calidad). El estudio sólo informó los niveles de prolactina sérica en las pacientes que estaban embarazadas. El estudio no informó los efectos adversos que los agonistas dopaminérgicos posiblemente tienen en las pacientes (p.ej. náuseas, vómitos, cefalea, vértigo, fatiga, hipotensión, arritmia y síntomas psicóticos) o el recién nacido (p.ej. defectos congénitos, bajo peso al nacer y discapacidades del desarrollo).

¿Qué quiere decir esto?

Las pruebas sobre los resultados de la revisión en cuanto al aborto espontáneo se calificaron como de baja calidad y en cuanto a los nacimientos vivos y la concepción como de muy baja calidad debido a los interrogantes acerca del diseño de estudio, el número pequeño de pacientes en el estudio y debido a que sólo se identificó un estudio controlado aleatorio. Actualmente, no hay pruebas suficientes (a partir de un ensayo pequeño) para evaluar la efectividad y la seguridad de los agonistas dopaminérgicos para la prevención del aborto espontáneo futuro en pacientes con antecedentes de hiperprolactinemia idiopática y aborto espontáneo recurrente. Se necesita más investigación de alta calidad en esta área. Se necesitan estudios futuros (que incluyan a un gran número de mujeres) para ampliar los hallazgos de esta revisión. Los estudios adicionales deben examinar diversos agonistas dopaminérgicos (incluida la bromocriptina, la cabergolina y la quinagolida) y considerar resultados importantes (incluidos los efectos adversos tanto para la madre como para el recién nacido).

Conclusiones de los autores: 

Actualmente, hay pruebas insuficientes (a partir de un único ensayo aleatorio con un tamaño de la muestra pequeño y considerado en alto riesgo de sesgo) para evaluar la efectividad de los agonistas dopaminérgicos para la prevención del aborto espontáneo futuro en pacientes con hiperprolactinemia idiopática y antecedentes de aborto espontáneo recurrente. Los resultados se evaluaron utilizando la metodología GRADE. El aborto espontáneo se evaluó como de baja calidad debido a inquietudes con respecto al riesgo de sesgo en el único ensayo que contribuyó con datos (ninguna descripción de la ocultación de la asignación, falta de cegamiento y posible sesgo de informe) y a la imprecisión (los cálculos del efecto se basaron en un tamaño de la muestra pequeño y pocos eventos). Los nacimientos vivos y la concepción se evaluaron como de muy baja calidad debido a las mismas inquietudes con respecto al riesgo de sesgo en el diseño del estudio y a la imprecisión (con un IC del 95% amplio compatible con un efecto beneficioso o perjudicial), y un tamaño de la muestra pequeño. No hubo datos en relación con los efectos adversos de la intervención para la madre o el recién nacido.

Se necesita más investigación de alta calidad en esta área. Se necesitan ECA bien diseñados y más grandes para confirmar y extender los resultados del ensayo examinado aquí. Muchas cuestiones siguen sin respuesta. Algunas consideraciones importantes para la investigación futura incluyen la necesidad de ECA bien diseñados con tamaños de la muestra grandes, y que dichos estudios consideren los resultados importantes (incluidos los efectos adversos tanto para la madre como para el recién nacido). Los estudios futuros deben examinar la efectividad y la seguridad de diversos agonistas dopaminérgicos incluida la bromocriptina, la cabergolina y la quinagolida.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se denomina hiperprolactinemia a la presencia de niveles circulantes de prolactina anormalmente altos. La hiperprolactinemia idiopática es el término usado cuando no es posible identificar ninguna causa de hipersecreción de prolactina y está causalmente relacionada con la aparición de aborto espontáneo en las pacientes embarazadas, especialmente las pacientes con antecedentes de aborto espontáneo recurrente. Un mecanismo posible es que los niveles altos de prolactina afectan la función de los ovarios, lo cual da lugar a un defecto en la fase luteínica y al aborto espontáneo. Un agonista dopaminérgico es un compuesto con eficacia alta para reducir los niveles de prolactina y restaurar la función gonadal.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de diferentes tipos de agonistas dopaminérgicos en cuanto a la prevención del aborto espontáneo futuro administrados a pacientes con hiperprolactinemia idiopática y antecedentes de aborto espontáneo recurrente.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 junio 2016) y en las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) en todos los idiomas que examinaran el efecto de los agonistas dopaminérgicos sobre la prevención del aborto espontáneo futuro. Las pacientes que presentaban hiperprolactinemia idiopática con antecedentes de abortos espontáneos recurrentes reunieron los requisitos para la inclusión en esta revisión. Las comparaciones planificadas incluyeron: agonistas dopaminérgicos solos versus placebo/ningún tratamiento; y agonistas dopaminérgicos combinados con otro tratamiento versus otro tratamiento solo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente un único ensayo para la inclusión, examinaron la calidad del mismo y extrajeron los datos. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Un estudio (que incluyó a 48 mujeres con hiperprolactinemia idiopática) cumplió con los criterios de inclusión; 46 mujeres (42 embarazos - 4/46 pacientes no concibieron durante el período de estudio) fueron incluidas en el análisis. El estudio comparó la administración de un agonista dopaminérgico (bromocriptina, 2,5 mg a 5,0 mg/día hasta el final de la novena semana de gestación) versus un control de ningún tratamiento. Se consideró que el estudio presentaba un alto riesgo de sesgo. No fue posible realizar un metanálisis debido a los datos insuficientes.

El estudio informó ambos resultados primarios de esta revisión, el aborto espontáneo y los nacimientos vivos. Los resultados de este único estudio indican que, en comparación con ningún tratamiento, la bromocriptina oral fue efectiva en la prevención del aborto espontáneo futuro (cociente de riesgos [CR] 0,28; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,09 a 0,87; 46 participantes [pruebas de baja calidad de calidad]) en las pacientes con hiperprolactinemia idiopática. No hubo diferencias claras con respecto al otro resultado primario de los nacimientos vivos (CR 1,50; IC del 95%: 0,93 a 2,42; 46 participantes [pruebas de muy baja calidad]).

No hubo diferencias con respecto al resultado secundario de esta revisión de la concepción (CR 0,92; IC del 95%: 0,77 a 1,09; 46 participantes [pruebas de muy baja calidad]) entre el grupo de pacientes que recibieron dopamina (21 de cada 24 mujeres concibieron) y las pacientes del grupo de ningún tratamiento (21 de cada 22 mujeres concibieron). El estudio incluido sólo informó los niveles séricos de prolactina en las pacientes embarazadas y por lo tanto no fue posible analizar los datos en esta revisión. No se informaron otros resultados secundarios relevantes a esta revisión; no se informaron los efectos adversos para las mujeres (náuseas, vómitos, cefalea, vértigo, fatiga, hipotensión, arritmia y síntomas psicóticos) y los neonatos (defectos congénitos, bajo peso al nacer y discapacidades del desarrollo).

La calidad de las pruebas se disminuyó a causa del riesgo de sesgo en el único ensayo que contribuyó con datos de resultado (ninguna descripción de la ocultación de la asignación, falta de cegamiento y posible sesgo de informe) y a causa de la imprecisión (todos los cálculos del efecto se basaron en el tamaño de la muestra pequeño, el aborto espontáneo se basó en pocos eventos y los IC del 95% de los nacimientos vivos y la concepción cruzan la línea de ningún efecto).

Tools
Information
Share/Save