Citorreducción quirúrgica para el cáncer de ovario epitelial recidivante

El cáncer de ovario epitelial es una enfermedad en la que se forman células malignas en el tejido que recubre el ovario. Representa cerca del 90% de los cánceres de ovario; el 10% restante surge de las células germinales o de los cordones sexuales y el estroma del ovario. Las pacientes con cáncer de ovario epitelial que han tenido una recidiva después del tratamiento primario (enfermedad recidivante) pueden necesitar una cirugía secundaria para eliminar todo o parte del cáncer. Cuando el cáncer de ovario recidiva después de más de seis meses se considera apropiado para el tratamiento adicional con quimioterapia con platino (sensible a platino).

Los resultados de esta revisión indican que la cirugía se puede asociar con mejores resultados en cuanto a prolongar la vida en algunas mujeres (enfermedad sensible a platino). En particular, la cirugía que elimina toda enfermedad visible se asocia con una mejoría significativa en la supervivencia, aunque lo anterior se puede deber a la biología del cáncer que facilita la cirugía, en lugar de a la propia cirugía. A partir de las pruebas actuales se concluye que la cirugía con la intención de eliminar toda enfermedad visible se debe considerar de manera individual en las pacientes con cáncer de ovario recidivante. Sin embargo, los datos están limitados a estudios no aleatorios con una mediana de la edad de las pacientes en sus 50 o al inicio de sus 60 años, que pueden no ser representativas de todas las pacientes con cáncer de ovario. Los riesgos de una cirugía mayor se deben equilibrar cuidadosamente contra los efectos beneficiosos potenciales caso por caso.

Conclusiones de los autores: 

En las pacientes con cáncer de ovario recidivante sensible a platino, la capacidad de lograr una citorreducción quirúrgica completa (ninguna enfermedad residual visible) se asocia con una mejoría significativa en la supervivencia general. Sin embargo, a falta de pruebas de ECA, no está claro si lo anterior se debe exclusivamente al efecto quirúrgico o a la biología tumoral. Pruebas indirectas apoyarían la cirugía para lograr la citorreducción completa en pacientes seleccionadas. Los riesgos de una cirugía mayor se deben equilibrar cuidadosamente contra los efectos beneficiosos potenciales caso por caso.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento estándar del cáncer de ovario primario es la citorreducción quirúrgica óptima seguida de quimioterapia con platino. La mayoría de las mujeres con cáncer de ovario primario logra la remisión con este tratamiento de combinación. De las pacientes que logran la remisión clínica después de concluido el tratamiento inicial, la mayoría (60%) con cáncer de ovario epitelial avanzado desarrollará finalmente una enfermedad recidivante. Sin embargo, el tratamiento estándar de las pacientes con cáncer de ovario recidivante aún no se ha definido con claridad. Se ha indicado que la cirugía para el cáncer de ovario recidivante se asocia con un aumento en la supervivencia general.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la citorreducción quirúrgica secundaria óptima para las pacientes con cáncer de ovario epitelial recidivante. Evaluar la repercusión de diversos tamaños tumorales residuales, en un rango de 0 a 2 cm, sobre la supervivencia general.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Group), MEDLINE, EMBASE y el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials [CENTRAL]) hasta diciembre de 2012. También se buscó en los registros de ensayos clínicos, los resúmenes de reuniones científicas, las listas de referencias de los estudios incluidos y se estableció contacto con expertos en el campo. Para las bases de datos diferentes de MEDLINE, la estrategia de búsqueda se adaptó en consecuencia.

Criterios de selección: 

Datos retrospectivos sobre la enfermedad residual o datos de ensayos controlados aleatorios (ECA) o estudios observacionales prospectivos / retrospectivos que incluyeran un análisis multivariado de 50 o más mujeres adultas con cáncer de ovario epitelial recidivante, a las que se les realizó citorreducción quirúrgica secundaria con quimioterapia coadyuvante. Sólo se incluyeron los estudios que definieron la citorreducción óptima como la cirugía que dio lugar a tumores residuales con un diámetro máximo de cualquier umbral hasta 2 cm.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores (KG, TA) extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de forma independiente. Cuando fue posible, los datos se resumieron en un metanálisis.

Resultados principales: 

No hubo ECA; sin embargo, se encontraron nueve estudios no aleatorios que informaron sobre 1194 mujeres que compararon la enfermedad residual después de la citorreducción secundaria mediante un análisis multivariado que cumplió con los criterios de inclusión. Estos estudios retrospectivos y prospectivos evaluaron la supervivencia después de la citorreducción quirúrgica secundaria en pacientes con cáncer de ovario epitelial recidivante.

Los metanálisis y los análisis de estudios únicos muestran la importancia pronóstica de la citorreducción completa a enfermedad microscópica, ya que la supervivencia general se prolongó significativamente en estos grupos de pacientes (la mayoría de los estudios mostró un riesgo mayor y estadísticamente muy significativo de muerte en todos los grupos de enfermedad residual en comparación con la enfermedad microscópica).

Ningún estudio informó la supervivencia sin recidiva. Todos los estudios incluyeron al menos 50 mujeres y utilizaron el ajuste estadístico para los factores pronósticos importantes. Uno estudio comparó la citorreducción subóptima (> 1 cm) versus óptima (< 1 cm) y demostró un efecto beneficioso de lograr la citorreducción a menos de 1 cm, si no fue posible alcanzar la enfermedad microscópica (cociente de riesgos instantáneos [CRI] 3,51; IC del 95%: 1,84 a 6,70). De manera similar, un estudio encontró que las pacientes con un tumor al que se le había realizado citorreducción a menos de 0,5 cm tenían menos riesgo de muerte comparadas con las que presentaban una enfermedad residual mayor de 0,5 cm después de la cirugía (CRI no informado; valor de p < 0,001).

Hay un alto riesgo de sesgo debido a la naturaleza no aleatoria de estos estudios, en los que, a pesar del ajuste estadístico para los factores pronósticos importantes, la selección se basa en la posibilidad retrospectiva de lograr la citorreducción, no en la intención de tratar, por lo que cierto grado de sesgo es inevitable.

Los eventos adversos, la calidad de vida y la relación entre costo y efectividad no se informaron en los ensayos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save