Líquidos adicionales para las madres que amamantan para aumentar la producción de leche

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia de los neonatos durante los seis primeros meses de vida. A pesar de lo anterior, muchas mujeres interrumpen la lactancia de sus recién nacidos debido a que perciben que la producción de leche materna es insuficiente. En muchos casos en los que las madres están preocupadas por la producción de leche, se las estimula a que aumenten la ingestión de líquidos. La madre también necesita agua para satisfacer sus propias necesidades. El agua y todos los constituyentes de los líquidos corporales se pierden continuamente en la orina, las heces y el sudor, por lo que es necesario reemplazarlos.

Esta revisión se dirigió a evaluar si el aumento de la ingestión de líquidos por las madres que amamantan tiene un efecto beneficioso sobre la producción de leche materna y el crecimiento infantil. Sin embargo, la revisión solamente identificó un ensayo controlado cuasialeatorio pequeño (con 210 mujeres). El ensayo fue de baja calidad y no informó dos de los resultados importantes de esta revisión (aumento satisfactorio de peso del lactante o duración de la lactancia materna exclusiva). El estudio informó la producción de leche materna (el otro resultado principal de esta revisión), pero los datos no estaban en un formato que permitiera el análisis adicional en esta revisión. El ensayo informó que el asesoramiento de las pacientes con respecto a que consumieran líquidos adicionales no dio lugar al aumento de la producción de leche materna, medida a través de las tomas de prueba (también conocidas como pesado de prueba). En los años cincuenta, cuando se realizó el estudio, era frecuente que los recién nacidos en los países desarrollados fueran pesados antes y después de una toma, lo que se conoce como pesado de prueba o tomas de prueba. Sin embargo, esta práctica actualmente no se realiza de manera habitual en los neonatos a término debido a inquietudes acerca de la falta de precisión como una medida de producción de leche materna. El estudio incluido no informó ninguno de los resultados secundarios de esta revisión: duración de cualquier lactancia materna; satisfacción de la madre con la lactancia materna; hidratación de la madre; deshidratación del lactante; o episodios de enfermedad gastrointestinal.

El efecto de los líquidos adicionales para las madres que amamantan aún es desconocido debido a la falta de ensayos bien realizados. Sin embargo, como las bases fisiológicas para cualquier mejoría aún son poco claras, es posible que la realización de ensayos clínicos adicionales no sea una prioridad. No hay pruebas suficientes para apoyar un aumento en la ingestión de líquidos más allá de los que las madres que amamantan podrían requerir para satisfacer sus necesidades fisiológicas.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión solamente identificó un ensayo controlado cuasialeatorio pequeño de baja calidad y alto riesgo de sesgo. El estudio proporcionó datos limitados sobre solamente uno de los resultados primarios de esta revisión, la producción de leche materna, pero los datos no se informaron en un formato que permitiera el análisis adicional. El autor del ensayo informó que los líquidos adicionales no mejoraron la producción de leche materna. Sin embargo, este resultado se midió mediante tomas de prueba (también conocida como pesado de prueba). En los años cincuenta, cuando se realizó el estudio, era frecuente que los recién nacidos en los países desarrollados fueran pesados antes y después de una toma, lo que se conoce como pesado de prueba o tomas de prueba. Sin embargo, esta práctica actualmente no se realiza de manera habitual en los neonatos a término debido a inquietudes acerca de la falta de precisión como una medida de producción de leche materna. El estudio incluido no informó otros resultados primarios de esta revisión (aumento de peso satisfactorio del lactante o duración de la lactancia materna exclusiva) ni ninguno de los resultados secundarios de la revisión.

El efecto de los líquidos adicionales para las madres que amamantan aún es desconocido debido a la falta de ensayos bien realizados. Sin embargo, como las bases fisiológicas para cualquier mejoría aún son poco claras, es posible que la realización de ensayos clínicos adicionales no sea una prioridad. No hay pruebas suficientes para apoyar un aumento en la ingestión de líquidos más allá de los que las madres que amamantan podrían requerir para satisfacer sus necesidades fisiológicas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se conoce que la lactancia materna es el estándar biológico. A pesar de lo anterior, muchas mujeres interrumpen la lactancia de sus recién nacidos debido a que perciben que la producción de leche materna es insuficiente. Algunas veces, se recomienda a las madres que aumenten la ingestión de líquidos con la esperanza de que podría mejorar la producción de leche materna. Sin embargo, el efecto de los líquidos adicionales en la producción de leche materna humana no está bien establecido.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de los líquidos adicionales en las madres que amamantan sobre la producción / suministro de leche y el crecimiento infantil.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (27 de abril de 2014), MEDLINE (1966 hasta el 27 de abril de 2014), African Journals Online (27 de abril de 2014) y en listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y ensayos controlados cuasialeatorios sobre líquidos adicionales para las madres que amamantan.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los estudios potenciales para la inclusión y evaluaron la calidad de los ensayos.

Resultados principales: 

Cinco informes de ensayos se recuperaron mediante las estrategias de búsqueda. Se excluyeron cuatro ensayos. No se identificaron ensayos controlados aleatorios para la inclusión, pero se incluyó un estudio cuasialeatorio (con 210 mujeres) que evaluó el efecto de los líquidos adicionales para las madres que amamantan sobre los resultados de la lactancia materna. Se consideró que el estudio presentó un alto riesgo de sesgo. Solamente se informó uno de los resultados primarios de esta revisión (producción de leche materna [como la definió el autor del ensayo]), pero los datos no estaban en un formato apropiado para el análisis (no se informaron las desviaciones estándar ni los errores estándar). El autor del ensayo informó que el asesoramiento de las pacientes para que consumieran líquidos adicionales no mejoró la producción de leche materna. No se informaron datos para los otros resultados primarios de la revisión: aumento de peso satisfactorio del lactante (como lo definieron los autores del ensayo) y duración de la lactancia materna exclusiva (meses). De manera similar, no se informaron datos para ninguno de los resultados secundarios de esta revisión: duración de cualquier lactancia materna; satisfacción de la madre con la lactancia materna; hidratación de la madre; deshidratación del lactante; o episodios de enfermedad gastrointestinal.

Tools
Information
Share/Save