Gastroyeyunostomía profiláctica para el carcinoma periampular no resecable

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El cáncer periampular es el cáncer que se forma cerca de la unión del extremo inferior del colédoco (el canal que transmite la bilis del hígado al intestino delgado), el conducto pancreático (el canal que drena el jugo pancreático al intestino delgado), y la parte superior del intestino delgado. Una quinta parte de estos tumores es susceptible a la extracción quirúrgica. Los restantes cuatro quintos no son susceptibles a la extracción quirúrgica (carcinoma periampular no resecable). Debido a la proximidad a la salida del estómago, estos cánceres periampulares pueden causar obstrucción en este sitio e impedir el flujo de alimentos desde el estómago hacia el intestino delgado. Si bien se necesita el desvío de los alimentos por medio de la unión del estómago a la parte superior del intestino delgado (gastroyeyunostomía) o la inserción de un stent a través de la parte obstruida del intestino delgado (stent duodenal) para los pacientes que tienen obstrucción establecida de la salida del estómago, la función de la gastroyeyunostomía en los pacientes sin obstrucción establecida de la salida del estómago (gastroyeyunostomía profiláctica) es polémica. El objetivo de esta revisión fue determinar si la gastroyeyunostomía profiláctica debe realizarse sistemáticamente en los pacientes con carcinoma periampular no resecable. Se realizaron búsquedas de ensayos controlados aleatorios en diversas bases de datos médicas que compararan gastroyeyunostomía profiláctica versus ninguna gastroyeyunostomía en pacientes con carcinoma periampular no resecable, y se obtuvo la información pertinente. El control de calidad de la información obtenida fue logrado por dos autores que evaluaron de forma independiente los estudios para la inclusión, obtuvieron la información necesaria y aseguraron que los datos se correspondían entre sí.

Se identificaron dos ensayos (de alto riesgo de sesgo o error sistemático) que incluían a 152 pacientes asignados al azar a la gastroyeyunostomía (80 pacientes) y sin gastroyeyunostomía (72 pacientes). En ambos estudios, se halló que los pacientes eran inoperables durante las cirugías encaminadas a la extracción quirúrgica, es decir, se abrió el abdomen para extraer el cáncer mediante la cirugía, pero éste no pudo extraerse. La mayoría de los pacientes de ambos grupos se sometieron a derivación del tracto biliar para aliviar la ictericia o prevenir que la ictericia se desarrollara. No hubo pruebas de una diferencia entre los dos grupos en relación a la supervivencia general, la calidad de vida, o la estancia hospitalaria. La proporción de pacientes que presentaban obstrucción de la salida del estómago a largo plazo fue significativamente inferior en el grupo de gastroyeyunostomía profiláctica (2,5%) en comparación con el grupo sin gastroyeyunostomía (27,8%). La duración de la cirugía fue significativamente mayor en el grupo de gastroyeyunostomía en comparación con el grupo sin gastroyeyunostomía por aproximadamente 45 minutos. La gastroyeyunostomía profiláctica regular se indica en pacientes con carcinoma periampular no resecable sometidos a cirugía abierta de abdomen. Actualmente, no hay información disponible acerca de la necesidad de gastroyeyunostomía profiláctica en los pacientes con carcinoma periampular diagnosticado como no resecable por estudios como la tomografía. Se necesitan ensayos adicionales de bajo riesgo de sesgo (errores sistemáticos) para evaluar la función de la gastroyeyunostomía profiláctica en los pacientes con carcinoma periampular no resecable.

Conclusiones de los autores: 

La gastroyeyunostomía profiláctica regular se indica en pacientes con carcinoma periampular no resecable sometidos a laparotomía exploratoria (con o sin hepaticoyeyunostomía).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La función de la gastroyeyunostomía profiláctica en los pacientes con carcinoma periampular no resecable es polémica.

Objetivos: 

Determinar si la gastroyeyunostomía profiláctica debe realizarse sistemáticamente en los pacientes con carcinoma periampular no resecable.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Esófago-gástricas, del Intestino Delgado y Pancreáticas (Cochrane Upper Gastrointestinal and Pancreatic Diseases Group), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2010, número 3), MEDLINE, EMBASE y en Science Citation Index Expanded hasta abril 2010.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que comparaban gastroyeyunostomía profiláctica versus ninguna gastroyeyunostomía en pacientes con carcinoma periampular no resecable (independientemente del idioma o el estado de publicación).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, evaluaron los ensayos para la inclusión y extrajeron los datos. Los datos se analizaron tanto con el modelo de efectos fijos, como con el modelo de efectos aleatorios mediante el programa informático Review Manager (RevMan). Se calculó el cociente de riesgos instantáneos (CRI), el cociente de riesgos (CR), o la diferencia de medias (DM) con los intervalos de confianza (IC) del 95%, según el análisis de intención de tratar o de casos disponibles.

Resultados principales: 

Se identificaron dos ensayos (de alto riesgo de sesgo) que incluían a 152 pacientes asignados al azar a la gastroyeyunostomía (80 pacientes) y sin gastroyeyunostomía (72 pacientes). En ambos ensayos, se halló que los pacientes eran inoperables durante la laparotomía exploratoria. La mayoría de los pacientes también recibió drenaje entérico-biliar. No hubo pruebas de una diferencia en la supervivencia general (CRI 1,02; IC del 95%: 0,84 a 1,25), la morbilidad o mortalidad perioperatoria, la calidad de vida, o la estancia hospitalaria (DM 0,97 días; IC del 95%: -0,18 a 2,12) entre los dos grupos. La proporción de pacientes que presentaban obstrucción de la salida gástrica a largo plazo fue significativamente inferior en el grupo de gastroyeyunostomía profiláctica (2/80; 2,5%) en comparación con el grupo sin gastroyeyunostomía (20/72; 27,8%) (CR 0,10; IC del 95%: 0,03 a 0,37). La duración de la cirugía fue significativamente mayor en el grupo de gastroyeyunostomía en comparación con el grupo sin gastroyeyunostomía (DM 45,00 minutos; IC del 95%: 21,39 a 68,61).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save