Intervenciones con ejercicios para la calidad de vida relacionada con la salud en pacientes con cáncer durante el tratamiento activo

Los pacientes con cáncer que reciben tratamiento a menudo presentan muchos efectos adversos psicológicos y físicos como resultado del cáncer y del tratamiento para el mismo. También experimentan una peor calidad de vida a causa de la enfermedad y su tratamiento. Algunos estudios han indicado que el ejercicio puede ser útil para reducir los resultados negativos y mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer que están recibiendo tratamiento. Además, una mejor calidad de vida puede predecir una vida más prolongada. Esta revisión consideró el efecto del ejercicio sobre la calidad de vida relacionada con la salud y áreas de la vida que constituyen la calidad de vida (p.ej. cansancio, ansiedad, salud emocional) entre los pacientes con cáncer que están recibiendo tratamiento.

Esta revisión incluyó 56 ensayos con un total de 4826 participantes. Los resultados indican que el ejercicio puede mejorar la calidad de vida general justo después de completar el programa de ejercicios. El ejercicio también puede mejorar la capacidad física de la persona y la forma en que la persona puede funcionar en la sociedad. El ejercicio también redujo el cansancio en diferentes momentos durante y después del programa de ejercicios. Los efectos positivos del ejercicio fueron mayores cuando el ejercicio fue más intenso. No se encontró ningún efecto del ejercicio en cuanto a la forma en que el paciente ve su cuerpo, en la capacidad del paciente de pensar claramente, el estado de ánimo del paciente, el sentimiento de dolor y en la forma en que el paciente percibe su salud espiritual.

Sin embargo, estos resultados deben observarse con cuidado debido a que esta revisión consideró muchos tipos diferentes de programas de ejercicio, que variaron en el tipo de contexto, la duración del programa y la intensidad del ejercicio en los participantes del ensayo. Además, los investigadores usaron varias formas diferentes de medir la calidad de vida.

Se necesita más investigación para comprender cómo mantener los efectos positivos del ejercicio durante un período más prolongado después de completar un programa de ejercicios, y para determinar qué partes del programa de ejercicio son necesarias (es decir cuándo comenzar el programa, el tipo de ejercicio, la duración del programa o de la sesión de ejercicios, la intensidad del ejercicio). También es importante determinar si un tipo de ejercicio es mejor para un tipo específico de cáncer que para otro para obtener el máximo efecto sobre la calidad de vida.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sistemática indica que el ejercicio puede tener efectos beneficiosos en períodos de seguimiento variables en la CVRS y ciertos dominios de la CVRS incluido el funcionamiento físico, la función del rol, el funcionamiento social y la fatiga. Los efectos positivos de las intervenciones con ejercicios son más pronunciados con los programas de ejercicios de intensidad moderada o enérgica versus de intensidad leve. Los resultados positivos deben interpretarse con cautela debido a la heterogeneidad de los programas de ejercicios probados y las medidas usadas para evaluar la CVRS y los dominios de la CVRS, y el riesgo de sesgo en muchos ensayos. Se necesita investigación adicional para examinar cómo mantener los efectos positivos del ejercicio con el transcurso del tiempo y para determinar los atributos esenciales del ejercicio (modalidad, intensidad, frecuencia, duración, momento adecuado) por tipo de cáncer y el tratamiento del cáncer para obtener efectos óptimos en la CVRS y sus dominios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes con cáncer que reciben tratamiento activo presentan numerosos resultados adversos relacionados con la enfermedad y con el tratamiento y una calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) más deficiente. Se ha formulado la hipótesis de que las intervenciones con ejercicios alivian estos resultados adversos. La CVRS y sus dominios son medidas importantes de la supervivencia del cáncer, tanto durante como después del final del tratamiento activo para el cáncer.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad del ejercicio en cuanto a los resultados de la CVRS general y los dominios específicos de la CVRS en adultos con cáncer durante el tratamiento activo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), PubMed MEDLINE, EMBASE, CINAHL, PsycINFO, PEDRO, LILACS, SIGLE, SportDiscus, OTSeeker, Sociological Abstracts, desde el inicio hasta noviembre 2011, sin ninguna restricción de idioma o fecha. También se realizaron búsquedas de citas a través de Web of Science y Scopus, la función de artículos relacionados de PubMed y varios sitios web. Se revisaron listas de referencias de artículos incluidos y otras revisiones en el campo.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) y los ensayos clínicos controlados (ECC) cuasialeatorios que comparaban intervenciones con ejercicios con la atención habitual u otro tipo de intervención de comparación sin ejercicios para el mantenimiento o la mejoría, o ambas, de la CVRS general o al menos un dominio diferenciado de la CVRS. Los ensayos incluidos probaron intervenciones con ejercicios iniciadas cuando los adultos con cáncer estaban recibiendo tratamiento activo para el cáncer o cuando se había programado el inicio de su tratamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

De forma independiente, cinco pares de revisores extrajeron la información sobre las características de los ensayos incluidos, los datos sobre los efectos de la intervención y evaluaron el riesgo de sesgo en base a criterios predefinidos. Cuando fue posible, se realizaron los metanálisis para la CVRS y los dominios de la CVRS para la diferencia informada entre los valores iniciales y los valores al momento del seguimiento mediante el uso de las diferencias de medias estandarizadas (DME) y un modelo de efectos aleatorios por duración del seguimiento. También se informó la DME al momento del seguimiento entre los grupos de ejercicio y de control. Debido a que los investigadores usaron muchos instrumentos diferentes de la CVRS y del dominio de la CVRS y a menudo más de uno para el mismo dominio, se seleccionó el instrumento usado más comúnmente para incluirlo en los metanálisis de la DME. También se informó la diferencia de medias para cada tipo de instrumento por separado.

Resultados principales: 

Se incluyeron 56 ensayos con 4826 participantes asignados al azar a un grupo de ejercicios (n = 2286) o de comparación (n = 1985). Los diagnósticos de cáncer en los participantes del ensayo incluyeron cáncer de mama, de próstata, ginecológico, hematológico y otros. Se realizaron 36 ensayos en participantes que actualmente estaban recibiendo tratamiento activo para el cáncer, se realizaron diez ensayos en participantes tanto durante como después del tratamiento activo para el cáncer, y los diez ensayos restantes se realizaron en participantes para los que se había programado el tratamiento activo para el cáncer. La modalidad de la intervención con ejercicios difirió entre los ensayos e incluyó caminata en forma aislada o en combinación con ciclismo, entrenamiento de resistencia, o entrenamiento de fuerza; entrenamiento de resistencia; entrenamiento de fuerza; ciclismo; yoga; o Qigong. La CVRS y sus dominios se evaluaron mediante el uso de una gran variedad de medidas.

Los resultados indican que las intervenciones con ejercicios comparadas con las intervenciones de control presentan un impacto positivo sobre la CVRS general y ciertos dominios de la CVRS. Las intervenciones con ejercicios dieron lugar a mejorías en: la CVRS desde el inicio hasta las 12 semanas de seguimiento (DME 0,33; IC del 95%: 0,12 a 0,55) o al comparar la diferencia en las puntuaciones de seguimiento a las 12 semanas (DME 0,47; IC del 95%: 0,16 a 0,79); el funcionamiento físico desde el inicio hasta las 12 semanas de seguimiento (DME 0,69; IC del 95%: 0,16 a 1,22) o los seis meses (DME 0,28; IC del 95%: 0,00 a 0,55); o al comparar las diferencias en las puntuaciones del seguimiento a las 12 semanas (DME 0,28; IC del 95%: 0,11 a 0,45) o los seis meses (DME 0,29; IC del 95%: 0,07 a 0,50); la función del rol desde el inicio hasta las 12 semanas de seguimiento (DME 0,48; IC del 95%: 0,07 a 0,90) o al comparar las diferencias en las puntuaciones del seguimiento a las 12 semanas (DME 0,17; IC del 95%: 0,00 a 0,34) o los seis meses (DME 0,32; IC del 95%: 0,03 a 0,61); y en el funcionamiento social a las 12 semanas de seguimiento (DME 0,54; IC del 95%: 0,03 a 1,05) o al comparar las diferencias en las puntuaciones del seguimiento tanto a las 12 semanas (DME 0,16; IC del 95%: 0,04 a 0,27) como a los seis meses (DME 0,24; IC del 95%: 0,03 a 0,44). Además, las intervenciones con ejercicios dieron lugar a una disminución en la fatiga desde el inicio hasta las 12 semanas de seguimiento (DME -0,38; IC del 95%: -0,57 a -0,18) o al comparar la diferencia en las puntuaciones del seguimiento a las 12 semanas de seguimiento (DME -0,73; IC del 95%: -1,14 a -0,31).Debido a que hay consistencia en los hallazgos en ambos tipos de medidas (puntuaciones del cambio y diferencia en las puntuaciones del seguimiento) existe una mayor confianza en la solidez de estos resultados.

Al examinar los efectos del ejercicio por subgrupos, las intervenciones con ejercicios presentaron una reducción significativamente mayor de la ansiedad para los supervivientes con cáncer de mama que para los pacientes con otros tipos de cáncer. Además, hubo una mayor reducción en la depresión, la fatiga, y los trastornos del sueño, y una mejoría en la CVRS, el bienestar emocional (BE), el funcionamiento físico, y la función del rol para los supervivientes del cáncer diagnosticados con otros tipos de cáncer diferentes del cáncer de mama aunque no para el cáncer de mama. También hubo mejorías mayores en la CVRS y el funcionamiento físico, y una reducción en la ansiedad, la fatiga y los trastornos del sueño al prescribir un programa de ejercicios moderados o enérgicos versus leves.

Los resultados de la revisión deben ser interpretados con precaución debido al riesgo de sesgo. Todos los ensayos examinados presentaron un riesgo alto de sesgo de realización. Además, la mayoría de los ensayos presentó un riesgo alto de sesgo de detección, de desgaste y de selección.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save