Antibióticos inhalados para las exacerbaciones pulmonares de la fibrosis quística

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La fibrosis quística es un trastorno genético grave que provoca una mucosidad anormal en varias partes del cuerpo. En los pulmones, esta mucosidad anormal se asocia con una mayor probabilidad de reinfecciones. Una exacerbación pulmonar es cuando los síntomas se tornan más graves, principalmente debido a un empeoramiento de las infecciones. Los antibióticos son una parte esencial del tratamiento y pueden administrarse por diferentes vías, una consiste en inhalar el fármaco. El objetivo fue averiguar si este tipo de tratamiento mejoraba el estado de salud general y cuál era el mejor método de administración de los antibióticos. Solamente se hallaron seis ensayos con 208 pacientes que comparaban antibióticos inhalados con antibióticos intravenosos para tratar las exacerbaciones pulmonares en la fibrosis quística. Los resultados de estos ensayos no permiten responder a la pregunta. A partir de estos ensayos, no es posible determinar si los antibióticos inhalados son útiles para tratar las exacerbaciones pulmonares.

Conclusiones de los autores: 

Existen escasas pruebas de alto nivel útiles para evaluar la efectividad de los antibióticos inhalados para tratar las exacerbaciones pulmonares en pacientes con fibrosis quística. Los ensayos incluidos no tuvieron el poder suficiente para lograr sus objetivos. En consecuencia, no se pudo demostrar si un tratamiento era superior al otro o no. Se necesitan estudios de investigación adicionales para establecer si se puede administrar tobramicina inhalada como una alternativa a la tobramicina intravenosa para ciertas exacerbaciones pulmonares.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fibrosis quística es un trastorno genético en el cual la mucosidad anormal en los pulmones se asocia con predisposición a la infección persistente. Las exacerbaciones pulmonares es cuando los síntomas de infección se vuelven más graves. Los antibióticos son una parte esencial del tratamiento de las exacerbaciones y los antibióticos inhalados se pueden administrar solos o junto con antibióticos orales para las exacerbaciones más leves o con antibióticos intravenosos para las infecciones más graves. Los antibióticos inhalados no causan los mismos efectos adversos que los antibióticos intravenosos y podrían ser una alternativa para los pacientes con un acceso deficiente a las venas.

Objetivos: 

Determinar si el tratamiento de las exacerbaciones pulmonares con antibióticos inhalados en pacientes con fibrosis quística mejora la calidad de vida, reduce el ausentismo escolar o laboral y mejora la supervivencia a largo plazo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas de artículos relevantes en ClinicalTrials.gov y en Australia and New Zealand Clinical Trials Registry. Fecha de la última búsqueda: 15 marzo de 2012

También se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas (Cochrane Cystic Fibrosis Group's Cystic Fibrosis). Fecha de la última búsqueda: 1 de junio de 2012.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon el tratamiento con antibióticos inhalados en pacientes con fibrosis quística con una exacerbación pulmonar con placebo, tratamiento estándar u otros antibióticos inhalados durante una a cuatro semanas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de manera independiente, seleccionaron los ensayos elegibles, evaluaron el riesgo de sesgo en cada ensayo y extrajeron los datos. Se estableció contacto con los autores del ensayos incluidos para obtener más información.

Resultados principales: 

En la revisión se incluyeron seis ensayos con 208 participantes. Los ensayos eran heterogéneos en cuanto al diseño y las intervenciones (sin embargo, todos los ensayos incluidos compararon los regímenes de antibióticos inhalados versus intravenosos). Fue difícil evaluar el riesgo de sesgo en la mayoría de los ensayos. No se informó de forma completa sobre los resultados y hubo pocos datos disponibles para el análisis. Cuatro ensayos presentaron algunos resultados sobre el volumen espiratorio máximo en un segundo y no hallaron diferencias significativas entre el antibiótico inhalado y la intervención de comparación. En dos de estos ensayos, donde se administró 300 mg de tobramicina inhalada, el cambio en el volumen espiratorio máximo en un segundo fue similar a la tobramicina intravenosa; y en un ensayo el tiempo hasta la próxima exacerbación no difirió. No se informaron efectos adversos importantes.

Share/Save