Efectos a largo plazo de las dietas para disminuir el peso en pacientes hipertensos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

En comparación con la población en general, los pacientes con hipertensión arterial presentan un riesgo mayor de muerte y de complicaciones como ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. Sobre la base de la asociación de un mayor peso y un aumento en la presión arterial, las intervenciones dietéticas para reducir el peso corporal se recomiendan comúnmente como un primer paso terapéutico para los pacientes con sobrepeso e hipertensión arterial. Sin embargo, aún no se conoce sí la pérdida de peso tiene un efecto a largo plazo sobre la presión arterial y reduce los efectos adversos de la hipertensión arterial. Debido a que sólo los ensayos controlados con asignación aleatoria (ECAs) que comparan grupos con y sin una dieta para disminuir el peso pueden responder estas cuestiones, sólo se incluyeron ECAs en nuestra revisión sistemática. Treinta artículos que informaron sobre ocho estudios cumplieron con los criterios de inclusión. Los ocho estudios incluidos involucraron a un total de 2 100 participantes con hipertensión arterial y una media de edad de 45 a 66 años. La duración media del tratamiento fue de seis a 36 meses y hubo poca o ninguna información acerca de las muertes u otras complicaciones a largo plazo. En tres de ocho estudios, se proporcionaron los efectos sobre la presión arterial sistólica y diastólica, lo cual mostró que la presión arterial sistólica y diastólica fue reducida por las intervenciones para la pérdida de peso en 4,5 mmHg y 3,2 mmHg, respectivamente. Cinco de cada ocho estudios informaron el peso corporal, y las intervenciones para la pérdida de peso redujeron el peso en 4 kg en comparación con los controles. No se dio información de utilidad sobre los posibles efectos adversos en los ensayos incluidos.
En conclusión, no existen pruebas de los efectos de las dietas para la pérdida de peso sobre la muerte o las complicaciones a largo plazo y los eventos adversos. Además, los resultados sobre la presión arterial y el peso corporal podrían considerarse inciertos, debido a que no todos los estudios fueron incluidos en los análisis. Sin embargo estos resultados se basan principalmente en un estudio amplio con alrededor de 600 participantes que se consideró de alta calidad, y el hecho de que la mayoría de los otros estudios excluidos del análisis indirectamente (p.ej. mediante la supresión exitosa de los fármacos para reducir la presión arterial) recalque aún más estos efectos, aporta confianza en los resultados obtenidos.

Conclusiones de los autores: 

En los pacientes con hipertensión primaria, las dietas para la pérdida de peso redujeron el peso corporal y la presión arterial, sin embargo la magnitud de los efectos es incierta como resultado del número pequeño de pacientes y de estudios que pudieron incluirse en los análisis. No se sabe si la pérdida de peso reduce la mortalidad y la morbilidad. No se dio información de utilidad sobre los efectos adversos en los ensayos relevantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las guías principales para el tratamiento de la hipertensión recomiendan la pérdida de peso. Por lo tanto las intervenciones dietéticas que procuran disminuir el peso corporal quizá sean una intervención útil para reducir la presión arterial y los eventos adversos cardiovasculares asociados con la hipertensión.

Objetivos: 

Objetivos primarios

Evaluar los efectos a largo plazo de las dietas para disminuir el peso en pacientes hipertensos sobre:

- la mortalidad por todas las causas
- la morbilidad cardiovascular
- los eventos adversos ( incluidos los eventos adversos graves totales, los retiros debido a eventos adversos y los eventos adversos no graves totales)

Objetivos secundarios

Evaluar los efectos a largo plazo de las dietas para disminuir el peso en pacientes hipertensos sobre:

- el cambio desde el inicio en la presión arterial sistólica
- el cambio desde el inicio en la presión arterial diastólica
- la reducción de peso corporal

Estrategia de búsqueda (: 

Se obtuvieron estudios a partir de las búsquedas informatizadas de Ovid MEDLINE, EMBASE, CENTRAL y de las búsquedas en las listas de referencias y revisiones sistemáticas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados con asignación aleatoria (ECAs) en pacientes hipertensos adultos cuando tenían una duración de estudio de al menos 24 semanas y comparaban las intervenciones dietéticas para disminuir el peso con ninguna intervención dietética en pacientes adultos con hipertensión primaria.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Los estudios se agruparon mediante un metanálisis de efectos fijos. Cuando se encontró heterogeneidad moderada o mayor según lo medido por Higgins I2, se usó un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Ocho estudios que incluyeron un total de 2 100 participantes con hipertensión arterial y una media de edad de 45 a 66 años cumplieron con los criterios de inclusión. La duración media del tratamiento fue de seis a 36 meses. Ningún estudio incluyó la mortalidad como una medida de resultado predefinida. Un ECA evaluó los efectos de la pérdida de peso mediante la dieta sobre una variable de evaluación combinada, que constó de la necesidad de restituir el tratamiento antihipertensivo y las complicaciones cardiovasculares graves. En este ECA la dieta para disminuir el peso redujo la variable de evaluación, cociente de riesgos instantáneos 0,70 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,57 a 0,87) en comparación con ninguna dieta. Ninguno de los estudios evaluó los eventos adversos de acuerdo a lo designado en nuestro protocolo. La presión arterial se redujo en los pacientes asignados a las dietas para la pérdida de peso en comparación con los controles: presión arterial sistólica (PAS): diferencia de medias ponderada (DMP): -4,5 mmHg; IC del 95%: -7,2 a -1,8 mmHg (3 de 8 estudios incluidos en el análisis), y presión arterial diastólica (PAD): DMP -3,2 mmHg; IC del 95%: -4,8 a -1,5 mmHg (3 de 8 estudios incluidos en el análisis). El peso corporal del paciente también se redujo en los grupos de pérdida de peso mediante la dieta en comparación con los controles, DMP de -4 kg (IC del 95%: -4,8 a -3,2) (5 de 8 estudios incluidos en el análisis). Dos estudios usaron la supresión de la medicación antihipertensiva como su medida de resultado primaria. Aunque este hecho no se consideró un resultado relevante para esta revisión, los resultados de estos estudios fortalecen el hallazgo de la reducción de la presión arterial mediante las intervenciones dietéticas para la pérdida de peso.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save