Intervenciones psicosociales para la eyaculación precoz

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La eyaculación precoz es una disfunción sexual frecuente. Se caracteriza por eyaculación que siempre o casi siempre se produce antes de la penetración vaginal o aproximadamente un minuto después de ésta. También se caracteriza por la incapacidad para retrasar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones vaginales, y sus consecuencias personales son angustia, molestia, frustración o evitación de la intimidad sexual. Aunque la mayoría de los pacientes con eyaculación precoz presentan problemas psicológicos como causa o consecuencia de esta afección, las investigaciones sobre los efectos de los enfoques psicológicos para la eyaculación precoz no son claras. Los informes iniciales de éxito (97,8%) de Masters y Johnson no pudieron replicarse. Esta revisión evaluó la eficacia de las intervenciones psicosociales para la eyaculación precoz y encontró cuatro ensayos que incluyeron 253 pacientes con eyaculación precoz. En general, hay pruebas débiles e inconsistentes con respecto a la efectividad de las intervenciones psicológicas para el tratamiento de la eyaculación precoz.

Conclusiones de los autores: 

En general, hay pruebas débiles e inconsistentes con respecto a la efectividad de las intervenciones psicológicas para el tratamiento de la eyaculación precoz. Tres de los cuatro estudios controlados on asignación aleatoria incluidos de psicoterapia para la eyaculación precoz informaron la medida de resultado primaria (mejoría en el tiempo latente de eyaculación intravaginal), y la mayoría tuvo un tamaño de muestra pequeño. Los informes iniciales de éxito (97,8%) de Masters y Johnson no pudieron replicarse. Un estudio encontró una mejoría significativa a partir del inicio en la duración del coito, la satisfacción sexual y la función sexual con la terapia sexológica funcional nueva y la terapia conductual en comparación con la lista de espera. Un estudio mostró que la combinación de clorpromazina y terapia conductual fue superior a la clorpromazina sola. Aún se necesitan ensayos con asignación aleatoria con muestras de grupos más grandes para confirmar o refutar las pruebas actuales disponibles en cuanto a las intervenciones psicológicas para el tratamiento de la eyaculación precoz.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La eyaculación precoz es una disfunción sexual muy frecuente en los pacientes, y las estimaciones de la prevalencia varían del 3% al 20%. Aunque la mayoría de los pacientes con eyaculación precoz presentan problemas psicológicos como causa o consecuencia de esta afección, en general las investigaciones sobre los efectos de los enfoques psicológicos para la eyaculación precoz no han sido controladas ni con asignación aleatoria y carecen de seguimiento a largo plazo.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia de las intervenciones psicosociales para la eyaculación precoz.

Investigar cualquier diferencia en la eficacia entre los diferentes tipos de tratamientos psicosociales para la eyaculación precoz.

Comparar las intervenciones psicosociales con tratamiento farmacológico y tratamiento farmacológico asociado con tratamiento psicosocial para la eyaculación precoz.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscaron ensayos en las bases de datos electrónicas generales y especializadas, como: MEDLINE mediante PubMed (1966 hasta 2010); PsycINFO (1974 hasta 2010); EMBASE (1980 hasta 2010); LILACS (1982 hasta 2010); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (Cochrane Library, 2010); y mediante la revisión de bibliografías y contacto con fabricantes e investigadores.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria o cuasialeatoria que evaluaron las intervenciones psicosociales en comparación con intervenciones psicosociales diferentes, intervenciones farmacológicas, lista de espera o ningún tratamiento para la eyaculación precoz.

Obtención y análisis de los datos: 

Se obtuvo información sobre pacientes, intervenciones y medidas de resultado por al menos dos revisores independientes mediante un formulario estándar. La medida de resultado primaria para la comparación de los efectos de las intervenciones psicosociales con la lista de espera y los fármacos estándar fue la mejoría en el tiempo latente de eyaculación intravaginal (es decir, el tiempo desde la penetración vaginal hasta la eyaculación). La medida de resultado secundaria fue el cambio en los cuestionarios validados de eyaculación precoz.

Resultados principales: 

En un estudio (De Carufel 2006), la terapia conductual fue significativamente mejor que la lista de espera para la duración del coito (DM [diferencia de medias] 407,90 segundos; IC del 95%: 302,42 a 513,38) y la satisfacción sexual de las parejas (DM -26,10; IC: -50,48 a -1,72). La terapia conductual también fue significativamente mejor para una terapia sexológica funcional nueva (DM 412,00 segundos; IC del 95%: 305,88 a 518,12), el cambio con el transcurso del tiempo en la percepción subjetiva de la duración del coito (mujeres: DM 2,88, IC del 95%: 2,06 a 3,70; Hombres: DM 2,52, IC del 95%: 1,65 a 3,39) y la satisfacción sexual de las parejas (DM -25,10; IC: -47,95 a -2,25) versus la lista de espera.

Un estudio (Li 2006) mostró que la combinación de clorpromazina y terapia conductual fue superior que la clorpromazina sola para el tiempo latente de eyaculación intravaginal (DM 1,11; IC del 95%: 0,82 a 1,40), la Self-rating Anxiety Scale (SAS) (Escala de autoevaluación de la ansiedad) (DM -8,72; IC del 95%: -11,09 a -6,35) y para algunas preguntas del Chinese Index Premature Ejaculation (CIPE) (Índice chino de eyaculación precoz) ("ansiedad en la actividad sexual","satisfacción de la pareja sexual","satisfacción sexual del paciente", "control del reflejo eyaculatorio" y "latencia eyaculatoria") ("Análisis 1.2").

Un estudio (Yuan 2008) mostró que el citalopram mejoró de forma significativa el tiempo latente de eyaculación intravaginal (CR [cociente de riesgos] 0,52; IC del 95%: 0,34 a 0,78) y el número de parejas satisfechas con su vida sexual después del tratamiento (CR 0,60; IC del 95%: 0,39 a 0,93) versus la terapia conductual.

En el último estudio (Abdel-Hamid 2001), 31 pacientes recibieron uno de cuatro fármacos administrados según la necesidad de cada paciente 35 horas antes del coito previsto (clomipramina, sertralina, paroxetina, sildenafil), o recibieron instrucciones acerca del uso de la técnica de "pausa-compresión". El estudio consistió en cinco períodos de cuatro semanas de tratamiento, separados por períodos de lavado (washout) de dos semanas. La puntuación de ansiedad y el tiempo latente de eyaculación se midieron antes del tratamiento, después de cada tratamiento y durante los períodos de lavado. Las puntuaciones de satisfacción sexual se midieron después de cada tratamiento. Sin embargo, los datos disponibles del artículo no fueron suficientes para incluirlo y la base de datos relacionada no estuvo disponible, según el autor principal.

Share/Save