Una revisión de las formas en que los profesionales de la asistencia sanitaria pueden mejorar el uso adecuado de los fármacos en pacientes de edad avanzada

¿Cuál es el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue determinar qué tipos de enfoques pueden mejorar la administración de fármacos adecuados en los pacientes de edad avanzada. Los investigadores recopilaron y analizaron todos los estudios relevantes para responder a esta cuestión y se incluyeron 32 estudios en esta revisión.

Mensajes clave

La administración de fármacos para tratar los síntomas de una enfermedad crónica y prevenir el empeoramiento de las enfermedades es frecuente en los pacientes de edad avanzada. Sin embargo, la administración de demasiados fármacos puede tener efectos perjudiciales.

¿Qué se estudió en la revisión?

Esta revisión examina los estudios en los que los profesionales sanitarios han tomado medidas para asegurarse de que los pacientes de edad avanzada reciban la medicación más efectiva y segura para su enfermedad. Las medidas tomadas incluyeron proporcionar un servicio, conocido como atención farmacéutica, que incluye la promoción del uso correcto de los fármacos al identificar, prevenir y solucionar los problemas relacionados con la medicación. Otra estrategia en la que hubo interés fue el uso de apoyo computarizado para la toma de decisiones, que incluye un programa en la computadora del médico que le ayuda a seleccionar el/los tratamiento/s adecuado/s.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Los autores de la revisión encontraron 32 ensayos relevantes de 12 países que incorporaron 28 672 personas de edad avanzada. Estos estudios compararon intervenciones dirigidas a mejorar el uso adecuado de los fármacos con atención habitual. Debido a que la certeza de la evidencia es muy baja, no está claro si las intervenciones mejoraron la conveniencia de los fármacos (sobre la base de puntuaciones asignadas mediante la valoración profesional experta), redujeron el número de fármacos potencialmente inadecuados (fármacos en los que los efectos perjudiciales superan los efectos beneficiosos), redujeron la proporción de pacientes con uno o más fármacos potencialmente inadecuados o redujeron la proporción de pacientes con una o más posibles omisiones de una prescripción (casos en los que no se prescribió una fármaco útil). Las intervenciones pueden dar lugar a poca o ninguna diferencia en los ingresos hospitalarios o la calidad de vida; sin embargo, las intervenciones pueden disminuir levemente el número de posibles omisiones de una prescripción.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron estudios que se habían publicado hasta febrero de 2018.

Conclusiones de los autores: 

No está claro si las intervenciones para mejorar la polimedicación adecuada, como las revisiones de las prescripciones de los pacientes, dieron lugar a una mejoría clínicamente significativa; sin embargo, pueden ser levemente beneficiosas en cuanto a la reducción de las posibles omisiones de una prescripción (POP); pero esta estimación del efecto se basa en solo dos estudios con graves limitaciones en cuanto al riesgo de sesgo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El uso inadecuado de múltiples fármacos es un tema de interés particular en los pacientes de edad avanzada y se asocia con resultados de salud negativos. La elección de las intervenciones más efectivas para mejorar el uso adecuado de múltiples fármacos es una prioridad; en consecuencia, hay un interés creciente en el uso adecuado de múltiples fármacos, situación en la cual se pueden usar muchos fármacos para lograr mejores resultados clínicos para los pacientes. Ésta es la segunda actualización de esta revisión Cochrane.

Objetivos: 

Esta revisión buscó determinar qué intervenciones solas, o en combinación, son efectivas para mejorar el uso adecuado de múltiples fármacos y reducir los problemas relacionados con la medicación en los pacientes de edad avanzada.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, CINAHL y en dos registros de ensayos hasta el 7 de febrero de 2018, junto con la búsqueda manual en listas de referencias para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios, ensayos no aleatorios, estudios controlados tipo antes y después y series de tiempo interrumpido. Los estudios elegibles describieron intervenciones que afectaron la prescripción dirigida a mejorar la polimedicación adecuada en los pacientes de 65 años de edad y más, la polimedicación prescrita (cuatro o más fármacos), y que utilizaron una herramienta validada para evaluar la conveniencia de la prescripción. Estas herramientas se pueden clasificar como herramientas implícitas (basadas en la valoración/basadas en la valoración profesional experta) o herramientas explícitas (basadas en criterios, que comprenden listas de fármacos a evitar en las personas de edad avanzada).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, revisaron los estudios elegibles, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de los estudios incluidos. Se agruparon las estimaciones específicas de los estudios y se utilizó el modelo de efectos aleatorios para producir estimaciones del efecto resumidas y los intervalos de confianza (IC) del 95%. La calidad general de la evidencia se evaluó para cada resultado mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se identificaron 32 estudios, 20 de esta actualización. Los estudios incluidos fueron 18 ensayos aleatorios, diez ensayos aleatorios grupales (uno de los cuales fue un diseño por pasos), dos ensayos no aleatorios y dos estudios controlados tipo antes y después. Una intervención consistió en apoyo computarizado para la toma de decisiones (ACTD); y 31 fueron enfoques complejos basados en la atención farmacéutica multifacética (es decir, la provisión responsable de fármacos para mejorar los resultados del paciente), uno de los cuales incorporó un componente de ACTD como parte de la intervención multifacética. Las intervenciones se proporcionaron en diversos contextos. Las intervenciones fueron proporcionadas por profesionales de la asistencia sanitaria como médicos generales, farmacéuticos y geriatras, y todas se realizaron en países de ingresos altos. Las evaluaciones realizadas mediante la herramienta Cochrane "Riesgo de sesgo" encontraron que hubo un riesgo alto o incierto de sesgo en varios dominios. Según los criterios GRADE, la certeza general de la evidencia para cada resultado agrupado varió de baja a muy baja.

No está claro si la atención farmacéutica mejora la conveniencia de la medicación (medida con una herramienta implícita) (diferencia de medias [DM] -4,76; IC del 95%: -9,20 a -0,33; cinco estudios, N = 517; evidencia de certeza muy baja). No está claro si la atención farmacéutica reduce el número de fármacos potencialmente inadecuados (FPI) (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,22; IC del 95%: -0,38 a -0,05; siete estudios; N = 1832; evidencia de certeza muy baja). No está claro si la atención farmacéutica reduce la proporción de pacientes con uno o más FPI (cociente de riesgos [CR] 0,79; IC del 95%: 0,61 a 1,02; 11 estudios; N = 3079; evidencia de certeza muy baja). La atención farmacéutica puede reducir levemente el número de posibles omisiones de una prescripción (POP) (DME -0,81; IC del 95%: -0,98 a -0,64; dos estudios; N = 569; evidencia de certeza baja); sin embargo, se debe señalar que esta estimación del efecto se basa en solo dos estudios con graves limitaciones en cuanto al riesgo de sesgo. Asimismo, no está claro si la atención farmacéutica reduce la proporción de pacientes con una o más POP (CR 0,40; IC del 95%: 0,18 a 0,85; cinco estudios; N = 1310; evidencia de certeza muy baja). La atención farmacéutica puede lograr poco o ningún cambio en los ingresos hospitalarios (datos no agrupados; 12 estudios; N = 4052; evidencia de certeza baja). La atención farmacéutica puede lograr poco o ningún cambio en la calidad de vida (datos no agrupados; 12 estudios; N = 3211; evidencia de certeza baja). Los problemas relacionados con la medicación se informaron en ocho estudios (n = 10 087) con términos diferentes (p.ej., reacciones adversas medicamentosas, interacciones medicamentosas). No se observaron efectos consistentes de la intervención entre los estudios con respecto a los problemas relacionados con la medicación.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save