Intervenciones para el tratamiento de los defectos osteocondrales del astrágalo en adultos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los defectos osteocondrales son áreas limitadas de lesión sinovial articular. Estos defectos incluyen la superficie articular (condral) y también el hueso debajo de la superficie (osteo). El tobillo está compuesto por tres huesos: la tibia, el peroné (el otro hueso de la pierna) y el astrágalo (hueso del tobillo). Esta revisión estudia los defectos osteocondrales en el astrágalo, que ocurren principalmente después de traumatismos. Estos defectos son poco frecuentes, pero pueden causar una discapacidad significativa.

El tratamiento puede ser quirúrgico o no quirúrgico. Las intervenciones no quirúrgicas incluyen restricción de la actividad, fisioterapia y administración de suplementos para el líquido sinovial (el líquido que lubrica el interior de la articulación). Las intervenciones quirúrgicas (cirugía abierta o cirugía no invasiva) están orientadas a regenerar o reemplazar la superficie articular. Esta revisión incluyó sólo un ensayo aleatorio pequeño con 15 participantes, los cuales presentaban dolor crónico a causa de defectos osteocondrales en el hueso del tobillo. Este ensayo consideró el efecto de la inyección de ácido hialurónico, un lubricante, en la articulación, tres semanas después de la reparación quirúrgica. Sin embargo, hubo sólo un informe breve de este ensayo pequeño y probablemente sesgado. No hubo datos numéricos para establecer conclusiones sobre los efectos de la intervención.

En la actualidad, no existen pruebas suficientes provenientes de ensayos aleatorios para determinar las mejores intervenciones para el tratamiento de los defectos osteocondrales del astrágalo en adultos.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas suficientes provenientes de ensayos aleatorios para determinar las mejores intervenciones para el tratamiento de los defectos osteocondrales del astrágalo en adultos. Se necesitan ensayos aleatorios de alta calidad para guiar las decisiones de tratamiento no quirúrgico y quirúrgico para estas lesiones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los defectos osteocondrales del astrágalo son generalmente consecuencia de traumatismos. Pueden causar dolor crónico y discapacidad grave. Se han utilizado diversas intervenciones, no quirúrgicas y quirúrgicas, para tratar estos defectos.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es determinar los efectos beneficiosos y perjudiciales de las intervenciones usadas para tratar los defectos osteocondrales del astrágalo en adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, MEDLINE In-Process, EMBASE, Current Controlled Trials, the WHO International Clinical Trials Registry Platform y en las listas de referencias de artículos. Fecha de la última búsqueda: diciembre de 2009.

Criterios de selección: 

Se consideró la inclusión de cualquier ensayo clínico controlados aleatorio o cuasialeatorio que evaluara las intervenciones para el tratamiento de los defectos osteocondrales del astrágalo en adultos. Los resultados primarios fueron: dolor, función del tobillo, fracaso del tratamiento (síntomas que no ceden o nueva operación) y la calidad de vida relacionada con la salud. Se prefirieron las medidas de resultado validadas informadas por los pacientes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente los ensayos para su inclusión y, para el ensayo incluido, evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyó un ensayo pequeño con 15 participantes y seis meses de seguimiento. Este ensayo se publicó sólo en forma de resumen de conferencia, lo que aportó información insuficiente para evaluar los métodos del ensayo y ningún resultado numérico. El ensayo informó que una serie de tres inyecciones intraarticulares de ácido hialurónico iniciada tres semanas después de la microfractura artroscópica no mejoró el dolor, pero puede haber mejorado algún aspecto de la movilidad. No se dispuso de datos para verificar esta afirmación.

Share/Save