Comparación de la reducción del hábito de fumar antes de dejarlo con el cese abrupto.

Comparación de la reducción del hábito de fumar antes de dejarlo con el cese abrupto.

La forma estándar para dejar de fumar es fumar de manera habitual hasta un día en que el fumador deja completamente de consumir cigarrillos. La mayoría de los fumadores que tratan de dejar el hábito acaban reincidiendo, por consiguiente hay numerosas personas que en el pasado han tratado de dejar de fumar abruptamente sin éxito y están desilusionados con este enfoque. Una manera alternativa de dejarlo puede ser reducir la cantidad de cigarrillos fumados antes de pasar a dejar el hábito completamente. Hay pruebas que sugieren que la reducción del hábito de fumar antes de dejarlo pudiera ser popular en los fumadores. Lo que significa que ofrecer este enfoque para dejar el hábito puede estimular a más fumadores a que lo dejen, sin embargo antes de ofrecerle este enfoque es importante asegurar que al menos tiene tanto éxito como el dejarlo abruptamente. Porque al proporcionarle un método alternativo a los fumadores que de otro modo tendrían que dejar de fumar abruptamente, ellos pueden en cambio elegir la reducción previa del consumo de cigarrillos. Si la reducción previa no es tan efectiva, los fumadores que elijan ese método estarán en desventaja. El objetivo de esta revisión fue comparar las tasas de abandono del hábito de fumar en intervenciones con reducción antes de dejar de fumar y con cese abrupto para ver si la reducción es al menos tan exitosa como el dejarlo abruptamente. Se encontraron diez estudios que compararon la reducción del hábito antes de dejar de fumar con el cese abrupto. Los resultados combinados encontraron que ni la reducción ni el cese abrupto produjeron tasas de abandono del hábito superiores. Este resultado fue igual si se usó o no el tratamiento de reemplazo de nicotina como parte de la intervención, o si a los participantes se les ofrecieron materiales de autoayuda o apoyo conductual. Estos resultados indican que a los fumadores se les debe dar a elegir entre ambos métodos para dejar de fumar, reducir la cantidad de cigarrillos antes de dejarlo completamente o dejarlo abruptamente, sin embargo, para informar el desarrollo de nuevas intervenciones es necesario realizar más investigaciones sobre el método más efectivo para reducir el hábito de fumar.

Conclusiones de los autores: 

La reducción del hábito de fumar cigarrillos antes del día del abandono y dejarlo abruptamente sin reducción previa, produjeron tasas de abandono equivalentes, por consiguiente los pacientes pueden seleccionar dejar de fumar con cualquiera de estas modalidades. Las intervenciones de reducción pueden realizarse con materiales de autoayuda o con apoyo conductual, y pueden realizarse con la ayuda de TRN antes de dejar de fumar. Para informar la política futura y el desarrollo de intervenciones se necesita investigar más qué método de reducción antes de dejar el hábito es el más efectivo, y qué categorías de fumadores se benefician más con cada método.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La forma estándar para dejar de fumar es interrumpir abruptamente el consumo de tabaco un día designado para ello. Numerosos fumadores han tratado infructuosamente de dejar el hábito de esta manera. La reducción del hábito antes de dejarlo puede ser un enfoque alternativo al cese abrupto. Antes de que este método se adopte es importante determinar si es al menos tan exitoso como el dejarlo abruptamente.

Objetivos: 

1. Comparar el éxito de las intervenciones para reducir el hábito de fumar antes de dejarlo con el cese abrupto. 2. Comparar los eventos adversos entre los brazos en los estudios que usaron la farmacoterapia para ayudar a la reducción.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Review Group), en MEDLINE, EMBASE y PsycInfo con términos específicos del tema combinados con términos usados para identificar los ensayos de las intervenciones de adicción al tabaco. También se realizaron búsquedas en las listas de referencias de los artículos pertinentes y se contactó con los autores de ensayos en curso. Fecha de la búsqueda más reciente: Noviembre 2009.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que reclutaron adultos que querían dejar de fumar. Los estudios incluían al menos un grupo con los participantes instruidos para reducir su hábito de fumar y luego dejar el hábito y un grupo con instrucciones a los participantes para dejar de fumar abruptamente.

Obtención y análisis de los datos: 

La medida de resultado fue la abstinencia del hábito de fumar luego de al menos seis meses de seguimiento. Se combinaron los datos de los ensayos incluidos con un modelo de efectos fijos de Mantel-Haenszel. Los ensayos se dividieron para realizar dos análisis de subgrupos: farmacoterapia versus ninguna farmacoterapia, terapia de autoayuda versus apoyo conductual. Se resumieron los eventos adversos de forma narrativa. No fue posible compararlos cuantitativamente porque hubo diferencias en la naturaleza y profundidad del informe en los estudios.

Resultados principales: 

Diez estudios fueron pertinentes para la inclusión, con un total de 3760 participantes incluidos en el metanálisis. Tres de estos estudios usaron farmacoterapia como parte de las intervenciones. Cinco estudios incluyeron apoyo conductual en la intervención, cuatro terapia de autoayuda y el restante estudio tenían brazos con apoyo conductual y brazos con terapia de autoayuda. Ni la reducción ni el cese abrupto tuvieron mayores tasas de abstinencia cuando todos los estudios se combinaron en el análisis principal (RR 0,94; IC del 95%: 0,79 a 1,13), cuando se usó la farmacoterapia (RR 0,87; IC del 95%: 0,65 a 1,22), o no se usó (RR 0,97; IC del 95%: 0,78 a 1,21), ni cuando los estudios incluyeron apoyo conductual (RR 0,87; IC del 95%: 0,64 a 1,17) o terapia de autoayuda (RR 0,98; IC del 95%: 0,78 a 1,23). No se pudieron establecer conclusiones acerca de la diferencia en los eventos adversos entre las intervenciones, sin embargo los estudios recientes sugieren que el tratamiento de reemplazo de nicotina (TRN) antes de dejar de fumar aumenta los eventos adversos.

Tools
Information
Share/Save