El tratamiento con ciclosporina aumenta la presión arterial

El tratamiento con ciclosporina aumenta la presión arterial

La ciclosporina es un agente inmunosupresor descubierto en 1972. Fue usado por primera vez para prevenir el rechazo después del trasplante de órganos y, más recientemente, para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes. Los efectos secundarios comunes asociados al tratamiento con ciclosporina son la nefrotoxicidad y la hipertensión. Para observar la magnitud del aumento de la presión arterial a causa de la ciclosporina en comparación con un placebo, se realizaron búsquedas en la bibliografía científica disponible. Se identificaron 17 ensayos que cumplían con los criterios de inclusión de esta revisión y tenían datos extraíbles.

Esta revisión sistemática halló un aumento importante de la presión arterial para los pacientes tratados con ciclosporina, con una mejor estimación de la magnitud general de 7 mmHg. También se observó un efecto relacionado con la dosis, con un aumento promedio de la presión arterial media que variaba de 5 mmHg, con las dosis bajas, a 11 mmHg, con las dosis altas de ciclosporina. Este aumento es de importancia clínica e indica que los médicos que la prescriben deben tratar de encontrar la dosis eficaz más baja en todos los pacientes bajo tratamiento crónico.

Conclusiones de los autores: 

La ciclosporina aumenta estadísticamente la presión arterial de forma significativa en comparación con el placebo, de una manera relacionada con la dosis. La magnitud del aumento de la presión arterial es clínicamente significativa y aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca y otros eventos cardiovasculares adversos asociados con una PA elevada. En consecuencia, los médicos que prescriben ciclosporina deben tratar de encontrar la dosis eficaz más baja para todos los pacientes que reciben este fármaco en forma crónica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La ciclosporina es un agente inmunosupresor usado para tratar diferentes enfermedades autoinmunes. Las indicaciones oficiales de Canadá para la ciclosporina son el trasplante de órganos sólidos, el trasplante de médula ósea, la psoriasis, la artritis reumatoide y el síndrome nefrítico (e-CPS 2008)). Ya que el rango de indicaciones para el tratamiento con ciclosporina se encuentra en expansión, un mayor número de pacientes que reciben tratamiento crónico tendrán efectos secundarios posibles, la hipertensión es uno de los más comunes. Por lo tanto, es esencial conocer la magnitud del aumento de la presión arterial (PA) asociado con la ciclosporina para tratar apropiadamente a los pacientes que reciben el fármaco.

Objetivos: 

El objetivo primario de esta revisión sistemática es evaluar el efecto de la ciclosporina sobre la presión arterial, comparada con un placebo en ensayos aleatorios.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) y en bases de datos bibliográficas, incluyendo MEDLINE (2000-2008) y EMBASE (1980-2008).

Criterios de selección: 

Se realizó la selección con los criterios de ensayos controlados aleatorios, a doble ciego que compararon la ciclosporina con un placebo. Se incluyó a todos los pacientes tratados con ciclosporina sin restricciones por tipo de enfermedad o por edad y sexo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se aceptaban las mediciones de la presión arterial en cualquier contexto y por cualquier medio, incluido el método auscultatorio u oscilométrico, con una preferencia por la posición sentada. Los resultados de la presión arterial media se ingresaron como media del cambio del placebo y error estándar de la media (EEM). Si se proporcionaban los datos de la presión arterial en diferentes puntos temporales después del inicio del tratamiento con ciclosporina, se utilizaba la media del cambio de la PA ponderada en comparación con el placebo de todas las mediciones.

Resultados principales: 

La búsqueda identificó 1340 citas, de las cuales 17 cumplían los criterios de inclusión. Se crearon rangos de dosis de acuerdo a la administración de dosis habitualmente recomendada por el fabricante y se asignaron los 17 ensayos incluidos al rango de dosis correspondiente. Los resultados demuestran un gran aumento estadísticamente significativo de la presión arterial asociado con la ciclosporina. Parece haber un efecto relacionado con la dosis, con dosis inferiores (1-4 mg/kg/día) que aumenta la PA media en un promedio de 5 mmHg, y con dosis mayores (>10 mg/kg/día) que aumenta la PA media en un promedio de 11 mmHg. Además, en tres ensayos, el efecto parece ser similar después de una dosis única o el tratamiento crónico.

Tools
Information
Share/Save