Intervenciones para la psoriasis de las uñas

La psoriasis es una enfermedad crónica común de la piel con una prevalencia de un 2% a un 3% de la población, según los estudios europeos. Las uñas se ven afectadas en alrededor del 50% de los casos. La psoriasis de las uñas es difícil de tratar, aunque puede responder a algunos tratamientos. Se procuró examinar la eficacia y la seguridad de los tratamientos utilizados para la psoriasis de las uñas.

Se incluyeron 18 ensayos clínicos controlados aleatorios (ECA), que incluyeron a 1266 participantes y se basaron principalmente en un único estudio por tratamiento. Diez estudios evaluaron los tratamientos tópicos, es decir aplicados en la superficie de la piel (clobetasol, ciclosporina en aceite de maíz, ácido hialurónico con sulfatos de condroitina, 5-fluorouracilo, una combinación de ditranol con ácido salicílico y UVB, tazaroteno y calcipotriol); cinco estudios evaluaron tratamientos sistémicos, es decir administrados por vía oral (golimumab, infliximab, ustekinumab, ciclosporina y metotrexato); y tres estudios evaluaron la radioterapia (haz de electrones, rayos grenz y radioterapia superficial). Por lo que respecta a otros tratamientos que se usan para la psoriasis de las uñas, no se había realizado ningún ECA.

No fue posible combinar y comparar los resultados, ya que los estudios eran todos muy diferentes.

En cinco estudios, se encontró una mejoría significativa de la psoriasis de las uñas en comparación con placebo: con infliximab (5 mg/kg), golimumab (50 mg y 100 mg), radioterapia superficial, haz de electrones y rayos grenz.

Aunque los tratamientos sistémicos potentes son beneficiosos, pueden tener efectos adversos graves. Por lo tanto, no son una opción realista para las personas con problemas de psoriasis de las uñas, a menos que el paciente sea candidato para recibir estos tratamientos sistémicos debido a la psoriasis cutánea o la artritis psoriásica. Debido a su diseño y su duración, los ECA en general no captan efectos secundarios graves. Esta revisión informó sólo efectos adversos leves, registrados principalmente en relación con los tratamientos sistémicos.

La radioterapia para la psoriasis no se utiliza en la práctica habitual. Las pruebas del uso de los tratamientos tópicos no son concluyentes y son de mala calidad; sin embargo, esto no implica que no funcionen. Las opciones de tratamiento tópico podrían ser beneficiosas y necesitarían investigarse más a fondo.

Los ensayos clínicos sobre la psoriasis de las uñas deben ser rigurosos en cuanto al diseño, con un redacción clara para permitir que los lectores interpreten mejor los resultados. Los ensayos deben describir con exactitud las características de los participantes y del diagnóstico de la psoriasis de las uñas; deben usar puntuaciones validadas estándar de las uñas y resultados informados por los pacientes; deben ser lo suficientemente largos para informar sobre la eficacia y la seguridad; e incluir más detalles de los efectos sobre las características de las uñas.

Conclusiones de los autores: 

El infliximab, el golimumab, la RTS, los rayos grenz y el haz de electrones causaron una mejoría significativa en las uñas en comparación con el tratamiento comparativo. Aunque la calidad de los ensayos fue en general deficiente, esta revisión puede tener algunas implicaciones para la práctica clínica.

Aunque los tratamientos sistémicos potentes son beneficiosos, pueden tener efectos adversos graves. Por lo tanto, no son una opción realista para las personas con problemas de psoriasis de las uñas, a menos que al paciente se le prescriban estos tratamientos sistémicos debido a la psoriasis cutánea o la artritis psoriásica o que la psoriasis de las uñas sea grave, que no responda a otros tratamientos, o que tenga un impacto importante sobre la calidad de vida de la persona. Debido a su diseño y a su duración, los ECA en general no captan efectos secundarios graves. Esta revisión informó sólo efectos adversos leves, registrados principalmente en relación con los tratamientos sistémicos. La radioterapia para la psoriasis no se utiliza en la práctica habitual. Las pruebas del uso de los tratamientos tópicos no son concluyentes y son de mala calidad; sin embargo, esto no implica que no funcionen.

Los ensayos futuros deben ser rigurosos en el diseño, con informes adecuados. Los ensayos deben describir correctamente las características de los participantes y del diagnóstico, deben utilizar puntuaciones validadas estándar de las uñas y resultados informados por los participantes, deben ser lo suficientemente largos para informar sobre la eficacia y la seguridad e incluir detalles de los efectos sobre las características de las uñas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La psoriasis es una enfermedad común de la piel que también puede involucrar las uñas. Todas las partes de la uña y las estructuras circundantes pueden estar afectadas. La incidencia del compromiso de la uña aumenta con la duración de la psoriasis. Aunque es difícil tratar las uñas psoriásicas, la afección puede responder al tratamiento.

Objetivos: 

Evaluar las pruebas sobre la eficacia y la seguridad de los tratamientos para la psoriasis de las uñas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos hasta marzo de 2012: el registro especializado del Grupo Cochrane de Piel (Cochrane Skin Group), CENTRAL en The Cochrane Library, MEDLINE (desde 1946), EMBASE (desde 1974), y LILACS (desde 1982). También se realizaron búsquedas en las bases de datos de ensayos y se examinaron las listas de referencias de los estudios recuperados para obtener referencias adicionales a los ensayos controlados aleatorios relevantes (ECA).

Criterios de selección: 

Todos los ECA de cualquier diseño que consideraran las intervenciones para la psoriasis de las uñas.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de los ensayos y extrajeron los datos. Se recogieron los efectos adversos de los estudios incluidos.  

Resultados principales: 

Se incluyeron 18 estudios con 1266 participantes. No fue posible realizar el agrupamiento de los datos debido a la heterogeneidad de muchos de los estudios.

Los resultados primarios fueron la “Mejoría global de la psoriasis de las uñas calificada por un médico”, la “Mejoría de las puntuaciones de la psoriasis de las uñas (NAS, NAPSI)”, la “Mejoría de la psoriasis de las uñas en opinión del participante”. Los resultados secundarios fueron los “Efectos adversos (y efectos adversos graves)”; los "Efectos sobre la calidad de vida"; y la “Mejoría en las características de las uñas, la puntuación del dolor, el espesor de las uñas, el espesor de la hiperqueratosis subungueal, el número de uñas afectadas y el crecimiento de las uñas”. Cuando fue posible, los tratamientos a corto plazo (3 a 6 meses), a medio plazo (6 a 12 meses) y a largo plazo (> 12 meses) se evaluaron por separado.

Dos estudios biológicos sistémicos y tres estudios de radioterapia presentaron resultados significativos para los dos primeros resultados primarios. El infliximab 5 mg/kg mostró una mejoría en las puntuaciones de las uñas del 57,2% versus -4,1% para el placebo (p < 0,001); el golimumab 50 mg y 100 mg mostró una mejoría del 33% y 54%, respectivamente, versus 0% para el placebo (p < 0,001), ambos después del tratamiento a medio plazo. El infliximab y el golimumab también mostraron resultados significativos después del tratamiento a corto plazo. De los tres estudios de radioterapia, sólo el estudio de la radioterapia superficial (RTS) mostró una mejoría del 20% versus 0% en las puntuaciones de las uñas (p = 0,03) después del tratamiento a corto plazo.

Los estudios con ciclosporina, metotrexato y ustekinumab no fueron significativamente mejores que sus comparadores respectivos: etretinato, ciclosporina y placebo. Los estudios con intervenciones tópicas (5-fluorouracilo 1% en loción Belanyx®, tazaroteno 0,1% en crema, calcipotriol 50 ug/g, calcipotriol 0,005%) tampoco fueron mejores que sus comparadores respectivos: loción Belanyx®, propionato de clobetasol, dipropionato de betametasona con ácido salicílico o dipropionato de betametasona.

En cuanto a los resultados secundarios, no todos los estudios incluidos informaron los eventos adversos; los que lo hicieron sólo informaron los efectos adversos leves, y hubo más en los estudios con intervenciones sistémicas. Sólo un estudio informó el efecto sobre la calidad de vida, y dos estudios informaron la mejoría de las uñas sólo por característica.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save