Tratamiento quirúrgico primario óptimo para el cáncer epitelial de ovario avanzado

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El cáncer de ovario es un crecimiento canceroso que surge de diferentes partes del ovario. Es el sexto cáncer más frecuente en las mujeres. En su mayoría los cánceres de ovario se clasifican como epiteliales. El cáncer epitelial de ovario es una enfermedad en la cual se forman células malignas (cáncer) en el tejido que cubre el ovario y en la mayoría de los casos son epiteliales. La cirugía primaria se realiza para lograr la citorreducción óptima (esfuerzos quirúrgicos dirigidos a eliminar la mayor parte del tumor) ya que la cantidad de tumor que permanece después de la cirugía (enfermedad residual) es uno de los factores más importantes que se consideran al determinar un pronóstico (factor pronóstico) para la supervivencia en el cáncer epitelial de ovario. La cirugía citorreductora óptima aún es motivo de controversia para muchos ginecobstetras en ejercicio que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de las mujeres con cáncer de los órganos reproductivos (ginecólogos oncólogos). El Gynaecologic Oncology Group (GOG) define actualmente "óptima" como la presencia de un grupo pequeño de células cancerosas remanentes después de la cirugía (nódulos tumorales residuales), donde cada uno mide 1 cm o menos de diámetro máximo, y la citorreducción completa (enfermedad microscópica) es el resultado quirúrgico ideal. Aunque se ha mostrado que el tamaño de las masas tumorales residuales después de la cirugía es un factor pronóstico importante para el cáncer ovárico avanzado, hay pruebas limitadas para apoyar la conclusión de que el procedimiento quirúrgico es directamente responsable del resultado superior asociado con menos enfermedad residual. Esta revisión evaluó la supervivencia global y libre de progresión de la cirugía citorreductora primaria óptima para las mujeres con cáncer epitelial de ovario avanzado (estadios III y IV). Se encontraron 11 estudios retrospectivos que incluyeron más de 100 mujeres y utilizaron un análisis multivariado (utilizaron el ajuste estadístico por factores pronósticos importantes) y cumplieron los criterios de inclusión. Los análisis mostraron la importancia pronóstica de la citorreducción completa, donde la enfermedad residual es microscópica y no hay enfermedad visible, ya que la supervivencia general (SG) y la supervivencia libre de progresión (SLP) se prolongaron significativamente en estos grupos de mujeres. La SLP no se informó en todos los estudios pero se documentó de forma suficiente para permitir establecer conclusiones definitivas. Cuando se comparó la citorreducción subóptima (> 1 cm) versus la citorreducción óptima ( 2 cm y

Conclusiones de los autores: 

Durante la cirugía primaria del cáncer epitelial de ovario en estadio avanzado se deben hacer todos los intentos para lograr la citorreducción completa. Cuando no es posible lograr lo anterior el objetivo quirúrgico debe ser la enfermedad residual óptima ( 1 cm deben estimular a la comunidad quirúrgica a mantener esta categoría y a considerar la posibilidad de redefinirla como citorreducción "casi óptima" y reservar el término citorreducción "subóptima" para los casos donde la enfermedad residual es > 1 cm (óptima / casi óptima / subóptima en lugar de completa / óptima / subóptima).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer de ovario es el sexto cáncer más frecuente en las mujeres Además de para el diagnóstico y la estadificación, la cirugía primaria se realiza para lograr la citorreducción óptima (el esfuerzo quirúrgico tiene como objetivo extraer la mayor parte del tumor) debido a que la cantidad de tumor residual es uno de los factores pronósticos más importantes para la supervivencia de las mujeres con cáncer epitelial de ovario. Aún es motivo de controversia el resultado óptimo de la cirugía citorreductora para muchos ginecólogos oncólogos en ejercicio. Actualmente el Gynaecologic Oncology Group (GOG) define "óptimo" como la presencia de nódulos tumorales residuales que midan cada uno 1 cm o menos en su diámetro máximo, y la citorreducción completa (enfermedad microscópica) es el resultado quirúrgico ideal. Aunque el tamaño de las masas tumorales residuales después de la cirugía ha mostrado ser un factor pronóstico importante para el cáncer ovárico avanzado, no está claro si el procedimiento quirúrgico es el responsable directo del resultado superior que se asocia con menos enfermedad residual.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la cirugía citorreductora primaria óptima para las mujeres con cáncer epitelial de ovario avanzado con estadificación quirúrgica (estadios III y IV).

Evaluar la repercusión de diversos tamaños tumorales residuales, en un rango de cero a 2 cm, sobre la supervivencia global.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (Cochrane Library 2010, número 3) y en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo de Revisión Cochrane de Cáncer Ginecológico (Cochrane Gynaecological Cancer Review Group), MEDLINE y EMBASE (hasta agosto 2010). También se buscó en los registros de ensayos clínicos, los resúmenes de reuniones científicas, las listas de referencias de los estudios incluidos y se estableció contacto con expertos en el campo.

Criterios de selección: 

Datos retrospectivos sobre la enfermedad residual de ensayos controlados con asignación aleatoria (ECAs) o estudios observacionales prospectivos y retrospectivos que incluyeron un análisis multivariado de 100 o más mujeres adultas con cáncer epitelial de ovario avanzado con estadificación quirúrgica y a las que se les realizó cirugía citorreductora primaria seguida de quimioterapia adyuvante con platino. Sólo se incluyeron los estudios que definieron la citorreducción óptima como la cirugía que dio lugar a tumores residuales con un diámetro máximo de cualquier umbral hasta 2 cm.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de forma independiente. Cuando fue posible, los datos se resumieron en un metanálisis.

Resultados principales: 

No se identificaron ECAs ni ensayos controlados sin asignación aleatoria prospectivos diseñados para evaluar la efectividad de la cirugía cuando se realizó como procedimiento primario en el cáncer de ovario en estadio avanzado.

Se encontraron 11 estudios retrospectivos que incluyeron un análisis multivariado que cumplió los criterios de inclusión. Los análisis mostraron la importancia pronóstica de la citorreducción completa donde cuando la enfermedad residual fue microscópica, es decir, no había enfermedad visible, ya que la supervivencia general (SG) y la supervivencia libre de progresión (SLP) se prolongaron significativamente en estos grupos de mujeres. La SLP no se informó en todos los estudios pero se documentó de forma suficiente para permitir establecer conclusiones definitivas.

Cuando se comparó la citorreducción subóptima (> 1 cm) versus óptima ( 2 cm y

Hubo un alto riesgo de sesgo debido a la naturaleza retrospectiva de estos estudios donde, a pesar del ajuste estadístico por factores pronósticos importantes, el sesgo de selección todavía es probable que sea una inquietud particular.

Los eventos adversos, la calidad de vida (CdV) y la relación coste-efectividad no se informaron por brazo de tratamiento ni a un nivel satisfactorio en cualquiera de los estudios.

Share/Save