Promoción de la salud antes del embarazo para mejorar los resultados de las madres y los recién nacidos

El tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la nutrición deficiente y otros factores del estilo de vida pueden dar lugar a resultados deficientes para las madres y los recién nacidos. La provisión de promoción sistemática de la salud (incluido asesoramiento y educación y, en ocasiones, pruebas de detección) antes de la concepción puede promover cambios para mejorar la salud y puede ser una oportunidad para identificar factores de riesgo como la infección, que se puede tratar antes de que comience el embarazo. La revisión analiza los ensayos controlados aleatorizados que examinan la promoción sistemática de la salud antes del embarazo para determinar si la misma cambia la conducta y da lugar a una mejoría en la salud de las madres y los recién nacidos. Cuatro ensayos con 2300 mujeres proporcionaron información para la revisión. La promoción de la salud ofrecida a las mujeres en estos estudios varió del asesoramiento muy breve sobre un tema específico hasta el asesoramiento y la educación más general en la salud y el estilo de vida durante varias sesiones. En sólo un estudio las mujeres fueron seguidas durante todo el embarazo y hubo poca evidencia de cualquier diferencia entre los grupos, aunque los recién nacidos de las mujeres que habían recibido la intervención de promoción de la salud tuvieron un peso algo inferior al nacer. Hubo cierta evidencia de que las intervenciones de promoción de la salud estimulan a las mujeres a que tengan estilos de vida más sanos, como menores tasas de beber de forma compulsiva. En general hubo poca evidencia de los efectos de la promoción de la salud pregestacional sobre la salud de las madres y los recién nacidos, y se necesitan más evidencia antes de poder recomendar su implementación.

Conclusiones de los autores: 

Hay poca evidencia de los efectos de la promoción de la salud pregestacional y se necesita mucha más investigación en esta área. Actualmente no hay evidencia suficiente para recomendar la implementación generalizada de la promoción sistemática de la salud pregestacional para las mujeres en edad fértil, en la población general o entre los embarazos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se conoce que existen varios factores de riesgo potencialmente modificables que se asocian con resultados deficientes del embarazo. Estos incluyen el hábito de fumar, el consumo excesivo de alcohol y la nutrición deficiente. Se ha propuesto la promoción sistemática de la salud (que incluye educación, asesoramiento y evaluación general de la salud) en el período pregestacional para mejorar los resultados del embarazo al estimular el cambio conductual o permitir la identificación temprana de los factores de riesgo. Aunque los resultados de los estudios observacionales han sido alentadores, esta revisión examina la evidencia de los ensayos controlados aleatorizados de promoción de la salud pregestacional.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la promoción sistemática de la salud pregestacional para mejorar los resultados del embarazo comparada con ninguna atención o la atención pregestacional habitual.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (febrero 2009).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados y cuasialeatorizados que examinan las intervenciones de promoción de la salud que intentan identificar y modificar los factores de riesgo antes del embarazo. La revisión se centra en todas las mujeres en edad fértil en lugar de en grupos de alto riesgo. Se excluyeron los ensayos donde las intervenciones se dirigen específicamente a las mujeres con riesgos médicos, obstétricos o genéticos establecidos o que ya reciben tratamiento como parte de programas para grupos de alto riesgo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente evaluaron la elegibilidad y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se han incluido cuatro ensayos (2 300 mujeres). Las intervenciones variaron desde asesoramiento breve hasta educación sobre la salud y el estilo de vida durante varias sesiones. Para la mayoría de los resultados sólo hubo datos disponibles de estudios individuales. Sólo un estudio tuvo un seguimiento durante todo el embarazo y no hubo pruebas sólidas de diferencias entre los grupos para el parto prematuro, las malformaciones congénitas ni para el peso para la edad gestacional; solo un hallazgo (el peso medio al nacer) alcanzó significación estadística (diferencia de medias -97,00, intervalo de confianza (IC) del 95%: -168,05 a -25,95). Este resultado debe ser interpretar con cuidado porque los datos de resultado del embarazo sólo estaban disponibles para la mitad de las mujeres asignadas al azar. Hubo cierta evidencia de que las intervenciones de promoción de la salud se asociaron con un cambio conductual materno positivo, incluidas las tasas más bajas de bebida de forma compulsiva (riesgo relativo 1,24; IC del 95%: 1,06 a 1,44). En general hubo pocas investigaciones en esta área y hay una falta de evidencia de los efectos de la promoción de la salud pregestacional sobre los resultados del embarazo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save