Opiáceos por vía parenteral para el alivio del dolor materno durante el trabajo de parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El dolor durante el trabajo de parto es normal y su tratamiento está influenciado por la interacción entre el estado mental y emocional de la mujer y los cambios fisiológicos que se producen durante el trabajo de parto. Actualmente el uso de fármacos que alivian el dolor durante el trabajo de parto es parte de la atención estándar en muchos países en todo el mundo. En años recientes, muchas mujeres en los países occidentales han decidido recibir analgesia epidural para aliviar el dolor. Sin embargo, algunas mujeres prefieren no recibir analgesia epidural o en algunos ámbitos no está disponible. En muchas unidades de maternidad se utilizan ampliamente las inyecciones intramusculares de fármacos opiáceos para el alivio del dolor durante el trabajo de parto y las opciones de infusiones intravenosas también pueden estar disponibles. Los fármacos opiáceos utilizados incluyen petidina (también conocido como meperidina o demerol), diamorfina, nalbufina, butorfanol, meptazinol, pentazocina, fentanilo y tramadol y son relativamente de bajo costo. No está claro cuán efectivos son estos fármacos, cuál opiáceo es mejor y cuán desagradables son los efectos secundarios (como vómitos o somnolencia) o cómo se puede evitar el daño a las mujeres o sus recién nacidos.

Se incluyeron 54 ensayos controlados aleatorios que reclutaron más de 7000 mujeres y que compararon un opiáceo con placebo u otro opiáceo. En general, los resultados indicaron que los opiáceos proporcionaron algún alivio del dolor durante el trabajo de parto, aunque proporciones significativas de mujeres todavía informan dolor moderado o intenso. Los fármacos opiáceos se asociaron con náuseas, vómitos y somnolencia y tipos de opiáceos diferentes se asociaron con efectos secundarios diferentes. No hubo pruebas claras de los efectos adversos de los opiáceos en los recién nacidos. El informe de la satisfacción materna con la analgesia con opiáceos ha sido limitado, pero pareció moderada. No hubo pruebas suficientes para evaluar con qué fármaco opiáceo las mujeres estuvieron más satisfechas o cuál proporcionó mejor alivio del dolor con menos efectos secundarios para las madres y los recién nacidos.

En esta revisión los 54 estudios informaron 27 comparaciones diferentes y para muchos resultados sólo un estudio contribuyó con datos. No se examinó la efectividad ni la seguridad de los opiáceos intramusculares o intravenosos (parenterales) comparados con otros métodos de alivio del dolor durante el trabajo de parto (como la analgesia epidural) y esta revisión se debe examinar junto con otras revisiones Cochrane relacionadas. Debido al amplio uso de los fármacos opiáceos por vía parenteral, es importante que se realicen más estudios para que las mujeres puedan tomar decisiones informadas acerca de estas formas de alivio del dolor.

Conclusiones de los autores: 

Los opiáceos por vía parenteral proporcionan algún alivio del dolor durante el trabajo de parto pero se asocian con efectos adversos. El informe de la satisfacción materna con la analgesia con opiáceos ha sido limitado, pero pareció moderada en el mejor de los casos. No se examinó la efectividad ni la seguridad de los opiáceos por vía parenteral en comparación con otros métodos de alivio del dolor durante el trabajo de parto y esta revisión se debe examinar junto con otras revisiones Cochrane relacionadas. Se necesitan más investigaciones para determinar qué intervención analgésica es más efectiva y proporciona mayor satisfacción a las mujeres, con eventos adversos aceptables para las madres y sus recién nacidos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los opiáceos por vía parenteral se utilizan para el alivio del dolor durante el trabajo de parto en muchos países en todo el mundo.

Objetivos: 

Evaluar la aceptabilidad, efectividad y seguridad de diferentes tipos, dosis y formas de administración de los opiáceos por vía parenteral proporcionados a las mujeres durante el trabajo de parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (enero 2010) y en listas de referencias de estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios que examinan el uso de los opiáceos intramusculares o intravenosos (incluida la analgesia controlada por la paciente) para las mujeres en trabajo de parto. Se analizaron los estudios que compararon un opiáceo con placebo u otro opiáceo.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos revisores evaluaron de forma independiente la elegibilidad del estudio, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Se incluyeron 54 estudios que reclutaron más de 7000 mujeres y que compararon un opiáceo con placebo u otro opiáceo administrado por vía intramuscular o intravenosa. Los 54 estudios informaron 27 comparaciones diferentes y para muchos resultados sólo un estudio contribuyó con datos. En general las pruebas fueron de calidad deficiente con respecto al efecto analgésico de los opiáceos, la satisfacción con la analgesia, los efectos adversos y el daño a las mujeres y los recién nacidos. Hubo pocos resultados estadísticamente significativos. Muchos de los estudios tuvieron tamaños de muestra pequeños y escaso poder estadístico. En general, los hallazgos indicaron que los opiáceos por vía parenteral proporcionaron algún alivio del dolor y una satisfacción moderada con la analgesia durante el trabajo de parto, aunque hasta dos tercios de las mujeres que recibieron opiáceos informaron dolor moderado o intenso o alivio del dolor leve o moderado una o dos horas después de la administración. Los fármacos opiáceos se asociaron con náuseas, vómitos y somnolencia maternos, aunque fármacos opiáceos diferentes se asociaron con efectos adversos diferentes. No hubo pruebas claras de los efectos adversos de los opiáceos en los recién nacidos. No hubo pruebas suficientes para evaluar qué fármaco opiáceo proporcionó el mejor alivio del dolor con menos efectos adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save