Antibióticos profilácticos para el traumatismo abdominal penetrante

Durante más de medio siglo, se han administrado antibióticos a los pacientes que presentan una lesión penetrante en la cavidad peritoneal abdominal, en un intento por reducir la incidencia de la infección de la herida posoperatoria, la infección intraabdominal y la mortalidad. Esta revisión se diseñó para evaluar si esta práctica está apoyada o no por pruebas médicas.

No se pudo encontrar ningún ensayo controlado aleatorio que cumpliera con los criterios de inclusión para esta revisión. Por lo tanto, no existen pruebas para apoyar o refutar de forma fiable esta práctica. Las guías actuales se basan en la opinión de expertos, en lugar de en hechos.

Se recomienda que se diseñe un ensayo controlado aleatorio para evaluar qué pacientes se beneficiarían con la profilaxis con antibióticos y qué pacientes no. Se espera que lo anterior dé lugar a una disminución del uso innecesario de antibióticos y por lo tanto, a menos resistencia a los antibióticos.

Conclusiones de los autores: 

En la actualidad, no se cuenta con información derivada de ensayos controlados aleatorios que apoyen el uso de antibióticos para pacientes con traumatismos abdominales penetrantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El traumatismo abdominal penetrante se produce cuando se traspasa la cavidad peritoneal. La laparotomía habitual para las lesiones abdominales penetrantes comenzó en el siglo XIX y los antibióticos se utilizaron por primera vez en la Segunda Guerra Mundial para combatir las complicaciones sépticas asociadas con estas lesiones. Esta práctica se caracterizó por una reducción de la mortalidad y la morbilidad relacionadas con la sepsis. Sin embargo, aún es polémico si la profilaxis con antibióticos es necesaria para la prevención de las complicaciones infecciosas después de un traumatismo abdominal penetrante, ya que hasta la fecha no se han publicado ensayos aleatorios controlados con placebo. También se ha debatido acerca del momento adecuado para la profilaxis con antibióticos. En 1972, Fullen observó una tasa de infección posquirúrgica del 7% al 11% con el uso de antibióticos preoperatorios, una tasa de infección del 33% al 57% con la administración de antibióticos intraoperatorios y una tasa de infección del 30% al 70% con la administración de antibióticos posoperatorios solamente. Las guías actuales señalan que hay suficientes pruebas de clase I para apoyar el uso de una dosis única de antibióticos de amplio espectro en el preoperatorio que cubra los microorganismos aerobios y anaerobios, y que se continúe (hasta 24 horas) sólo en caso de que se encuentre una perforación de vísceras huecas en la laparotomía exploradora.

Objetivos: 

Evaluar los beneficios y los daños de los antibióticos profilácticos administrados para las lesiones abdominales penetrantes para la reducción de la incidencia de complicaciones sépticas como la sepsis, los abscesos intraabdominales y las infecciones de la herida.

Estrategia de búsqueda (: 

No hubo restricciones de fecha, idioma o estado de publicación en las búsquedas. Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group), CENTRAL (The Cochrane Library 2013, número 12 de 12), MEDLINE (OvidSP), Embase (OvidSP), ISI Web of Science: Science Citation Index Expanded (SCI-EXPANDED), ISI Web of Science: Conference Proceedings Citation Index- Science (CPCI-S) y PubMed. Las búsquedas se realizaron por última vez en enero 2013.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios de profilaxis antibiótica en pacientes con traumatismo abdominal penetrante versus ningún antibiótico o placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente revisaron los resultados de la búsqueda en la literatura.

Resultados principales: 

No se identificaron ensayos que cumplieran los criterios de inclusión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save