Tratamiento farmacológico y terapia psicológica combinados para el trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El TEPT es un trastorno de ansiedad potencialmente invalidante desencadenado por la exposición a una experiencia traumática como un evento interpersonal semejante al abuso físico o sexual, la exposición a catástrofes o accidentes, guerras o ser testigo de un evento traumático. Existen tres grupos principales de síntomas: en primer lugar, los relacionados con la reviviscencia del evento; en segundo lugar, los relacionados con la evasión y la excitación; y en tercer lugar, el sufrimiento y deterioro causados por los dos primeros grupos de síntomas.

Tanto la terapia psicológica como el tratamiento farmacológico se han usado para tratar el TEPT y las guías indican que una combinación de ambos puede significar que los pacientes se recuperen del TEPT más eficazmente. En esta revisión, se incluyeron cuatro ensayos con 124 participantes. Uno de estos ensayos (n =24) se realizó en niños y adolescentes. Todos los ensayos usaron ISRS y exposición prolongada o una intervención cognitivo-conductual. Sólo dos ensayos informaron sobre los síntomas totales del TEPT aunque los datos no pudieron combinarse.

En esta revisión, hay muy pocos estudios para poder establecer conclusiones acerca de si una combinación de terapia psicológica y tratamiento farmacológico da lugar a mejores resultados para los pacientes que cualquiera de estos tratamientos por separado.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas disponibles suficientes para apoyar o refutar la efectividad de la terapia psicológica y el tratamiento farmacológico combinados en comparación con cualquiera de estas intervenciones por separado. Se necesitan urgentemente amplios ensayos controlados con asignación aleatoria adicionales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El TEPT es un trastorno de ansiedad relacionado con la exposición a un trauma psicológico severo. Los síntomas incluyen reviviscencia del evento, evasión y excitación así como sufrimiento y deterioro como resultado de estos síntomas.

Las guías indican que la combinación de terapia psicológica y tratamiento farmacológico puede mejorar la respuesta al tratamiento, especialmente en los pacientes con TEPT más severo o en los que no han respondido a ninguna de las intervenciones por separado.

Objetivos: 

Evaluar si la combinación de terapia psicológica y tratamiento farmacológico proporciona un tratamiento más eficaz para el TEPT que cualquiera de estas intervenciones administradas por separado.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en los Registros Especializados de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane CCDAN (CCDANCTR-Studies y CCDANCTR-References) hasta junio de 2010. También se examinó la sección de referencias de los estudios incluidos y varios resúmenes de congresos.

Criterios de selección: 

Se incluyó a pacientes de cualquier edad o sexo, con TEPT crónico o de aparición reciente como resultado de cualquier tipo de evento relevante a los criterios de diagnóstico. Se incluyó una combinación de cualquier terapia psicológica y tratamiento farmacológico y se la comparó con lista de espera, placebo, tratamiento estándar o cualquier intervención sola. La medida de resultado primaria fue el cambio en la gravedad total de los síntomas del TEPT. Otras medidas de resultado incluyeron cambios en el funcionamiento, depresión y síntomas de ansiedad, intentos de suicidio, uso de sustancias, abandonos y costes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos o tres revisores seleccionaron los ensayos, evaluaron su "riesgo de sesgo" y extrajeron los datos del ensayo y los datos de resultado de forma independiente. Para el metanálisis se utilizó un modelo de efectos fijos. El riesgo relativo se utilizó para resumir los resultados dicotómicos y la diferencia de medias y la diferencia de medias estandarizada se utilizaron para resumir las medidas continuas.

Resultados principales: 

Cuatro ensayos fueron elegibles para su inclusión, uno de ellos (n =24) se realizó en niños y adolescentes. Todos usaron un ISRS y exposición prolongada o una intervención cognitivo-conductual. Dos ensayos compararon el tratamiento combinado con el tratamiento farmacológico y dos compararon el tratamiento combinado con el tratamiento psicológico. Sólo dos ensayos informaron una puntuación total de los síntomas del TEPT y dichos datos no pudieron ser combinados. No hubo pruebas sólidas para mostrar si hubo diferencias entre el grupo que recibió intervenciones combinadas en comparación con el grupo que recibió terapia psicológica (diferencia de medias 2,44; IC del 95%: -2,87; 7,35 un estudio, n = 65) o tratamiento farmacológico (diferencia de medias -4,70, IC del 95%: -10,84 a 1,44; un estudio, n = 25). Los revisores no informaron ninguna diferencia significativa entre los grupos de intervención combinada o simple en los otros dos estudios. Hubo muy pocos datos informados en cuanto a otras medidas de resultado, y en ningún caso se informaron diferencias significativas.

Share/Save