Azitromicina versus penicilina G benzatínica para la sífilis temprana

La sífilis es una enfermedad compleja que puede comprometer prácticamente cualquier órgano del cuerpo. La Organización Mundial de la Salud calcula que al menos 12 millones de personas están infectadas con sífilis en todo el mundo. Algunos de los primeros estudios de investigación indicaron que la azitromicina fue superior a la penicilina G benzatínica en el tratamiento de la sífilis temprana y que la azitromicina puede superar las desventajas de la penicilina G benzatínica. Esta revisión de tres ensayos no logró identificar una diferencia en las probabilidades de la tasa de curación entre la azitromicina y la penicilina G benzatínica para la sífilis temprana y los resultados fueron muy imprecisos para descartar con seguridad la superioridad de cualquier opción de tratamiento. Aunque los efectos adversos gastrointestinales fueron más frecuentes en los participantes que recibieron azitromicina en comparación con penicilina G benzatínica, la diferencia no alcanzó significación estadística. Se necesitan más estudios de investigación en esta área.

Conclusiones de los autores: 

Cuando la azitromicina se comparó con la penicilina benzatínica para el tratamiento de la sífilis temprana las diferencias en las probabilidades de curación no alcanzaron significación estadística. No se pueden establecer conclusiones definitivas con respecto a la seguridad relativa de la penicilina G benzatínica y la azitromicina para la sífilis temprana. Se justifica la realización de estudios adicionales sobre la utilidad de la penicilina G benzatínica para la sífilis temprana.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La sífilis es una enfermedad sistémica compleja causada por una espiroqueta, el Treponema pallidum. La Organización Mundial de la Salud calcula que al menos 12 millones de personas en el mundo están infectadas con sífilis. En esta revisión se compararon dos normas actuales del tratamiento para la sífilis temprana, bencilpenicilina benzatínica (penicilina G) y azitromicina.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la azitromicina versus penicilina benzatínica (penicilina G) para la sífilis temprana.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos mediante los términos de búsqueda que se detallan en el Anexo 1: el Registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades de Transmisión Sexual (Cochrane Sexually Transmitted Diseases Group) (julio de 2011), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) publicado en The Cochrane Library (2011, número 7), MEDLINE (desde 1948 hasta julio de 2011), EMBASE (desde 1980 hasta julio de 2011), PsycINFO (desde 1806 hasta julio de 2011) y la Chinese Biological Medicine Literature Database (CBM) (desde 1978 hasta 2011). No hubo restricciones de idioma en la búsqueda.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan azitromicina con penicilina G benzatínica a cualquier dosis para el tratamiento de la sífilis temprana.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente aplicaron los criterios de inclusión a los estudios potenciales y los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Los mismos revisores evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio. Los datos se agruparon mediante el odds ratio (OR).

Resultados principales: 

Se incluyeron tres estudios (que generaron cuatro comparaciones de estudio elegibles). Hay un estudio en curso. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre azitromicina y penicilina benzatínica en las probabilidades de curación (OR 1,04; IC del 95%: 0,69 a 1,56); ni hay diferencias a los tres meses (OR 0,97; IC del 95%: 0,62 a 1,50), seis meses (OR 1,09; IC del 95%: 0,76 a 1,54) o nueve meses (OR 1,45; IC del 95%: 0,46 a 6,42). El análisis de subgrupos por sífilis primaria y latente y por dosis de azitromicina (2 g y 4 g) no explicó la variación entre los resultados de los estudios. El informe de los eventos adversos leves a tolerables registrados en los dos ensayos incluidos no mostró diferencias estadísticamente significativas entre azitromicina y penicilina benzatínica (OR 1,43; IC del 95%: 0,42 a 4,95), aunque con un alto nivel de heterogeneidad (p = 0,05; I2 = 74%).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save