Intervenciones de "debriefing" para la prevención del traumatismo psicológico en pacientes después del parto

¿Por qué es importante esta revisión?

Tener un hijo es un evento vital complejo. Aunque muchas pacientes visualizan sus experiencias del parto como muy positivas, a veces el parto se puede experimentar como un evento traumático. Si un parto se experimenta como traumático, podría tener una repercusión negativa sobre el bienestar emocional a largo plazo de la paciente. Las relaciones entre la madre y el niño se pueden afectar, al igual que las relaciones de las pacientes con otros miembros de la familia. Una intervención que se utiliza habitualmente con la intención de reducir el traumatismo psicológico (que incluye ansiedad, traumatismo o síntomas depresivos) y prevenir el desarrollo del trastorno de estrés postraumático después del parto es la intervención de "debriefing". La intervención de "debriefing" incluye diversos debates posteriores al parto que proporcionan a las pacientes la oportunidad de hablar de su experiencia del parto. En esta revisión se examinaron las pruebas de la intervención de "debriefing" como una intervención preventiva para el traumatismo psicológico después del parto.

¿Quién puede estar interesado en esta revisión?

- las pacientes con un parto reciente, sus familias y amigos.

- las comadronas, el personal de enfermería de la seguridad social y otros profesionales médicos que tienen estrecho contacto con pacientes que están embarazadas o acaban de tener un parto.

¿Qué preguntas pretende contestar esta revisión?

La intervención de "debriefing" es más o menos efectiva que la atención posnatal estándar para prevenir el traumatismo psicológico entre las pacientes con un parto reciente.

¿Qué estudios se incluyeron en la revisión?

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos para encontrar todos los estudios (específicamente ensayos controlados aleatorios) publicados antes del 4 de marzo de 2015 que investigaran la intervención de "debriefing" para la prevención del traumatismo psicológico en pacientes después del parto. Se incluyeron siete estudios con un total de 3596 mujeres. Los estudios se publicaron entre 1998 y 2005 y todos se realizaron en países de altos ingresos (Reino Unido, Australia y Suecia).

¿Qué dicen las pruebas de la revisión?

No hubo pruebas de una diferencia entre la intervención de "debriefing" y la atención posnatal estándar para prevenir el traumatismo psicológico hasta los tres meses posteriores al parto o a los tres a seis meses después del parto. No se encontró información con respecto a si la intervención de "debriefing" hizo que las pacientes abandonaran los estudios más temprano. La calidad de las pruebas presentadas en los estudios incluidos generalmente fue baja. Hubo algunas limitaciones en la manera en la que se diseñaron (por ejemplo, algunos tuvieron tamaños de la muestra pequeños) e informaron (por ejemplo, se presentaron datos incompletos) los estudios. Se necesitan estudios bien diseñados adicionales para comprender más claramente si la intervención de "debriefing" puede disminuir la repercusión psicológica de una experiencia traumática del parto y asegurar que no tiene efectos perjudiciales.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron pruebas de alta calidad para informar la práctica y se encontró una heterogeneidad significativa entre los estudios realizados hasta la fecha. Hay pocas pruebas o ninguna prueba para apoyar un efecto positivo o adverso de la intervención psicológica de "debriefing" para la prevención del traumatismo psicológico en pacientes después del parto. No existen pruebas para apoyar la intervención habitual de "debriefing" en las pacientes que perciben haber tenido un parto psicológicamente traumático.

Los estudios de investigación futuros deben aportar mayores detalles de las medidas de resultado utilizadas, con escalas para medir el traumatismo psicológico validadas contra las entrevistas de diagnóstico clínico. Las altas tasas de intervención obstétrica en algunos contextos de partos pueden hacer que las pacientes requieran una mejor atención emocional de los profesionales sanitarios para reducir el riesgo de que el parto se experimente como traumático. Como todos los ensayos incluidos excluyeron a las pacientes incapaces de comunicarse en la lengua materna del contexto de los estudios, no hay información sobre la respuesta de estas pacientes a la intervención psicológica de "debriefing". Ningún estudio incluido se realizó en países de ingresos bajos o medios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El parto es un evento vital complejo que se puede asociar con respuestas psicológicas positivas y negativas. Cuando el parto se experimenta como particularmente traumático puede tener una repercusión negativa sobre el bienestar emocional posnatal de la paciente. Ha habido un mayor énfasis en los síntomas del traumatismo psicológico de las pacientes después del parto, que incluye el fenómeno relativamente raro de trastorno de estrés postraumático (TEPT) y el efecto beneficioso de las intervenciones de "debriefing" para prevenirlo. En esta revisión se examinaron las pruebas de la intervención de "debriefing" como una intervención preventiva para el traumatismo psicológico después del parto.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones de "debriefing" en comparación con la atención posnatal estándar para la prevención del traumatismo psicológico en pacientes después del parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en los registros de ensayos del Grupo de Revisión Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis (Cochrane Depression, Anxiety and Neurosis Group) (CCDANCTR-References y CCDANCTR-Studies) y en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) hasta el 4 marzo 2015. Estos registros incluyen ensayos controlados aleatorios relevantes de las siguientes bases de datos bibliográficas: The Cochrane Library (todos los años hasta la actualidad), MEDLINE (1950 hasta la actualidad), EMBASE (1974 hasta la actualidad) y en PsycINFO (1967 hasta la actualidad). Se hicieron búsquedas adicionales en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, y en Maternity and Infant Care. Se examinaron las listas de referencias de todos los estudios incluidos en busca de más informes publicados y citas de investigaciones no publicadas. Se estableció contacto con expertos en el tema.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA) y los ensayos cuasialeatorios que compararon las intervenciones posnatales de "debriefing" con la atención posnatal estándar para la prevención del traumatismo psicológico en pacientes después del parto. La intervención consistió en al menos una sesión de intervención de "debriefing", que tuvo como objetivo permitirles a las pacientes describir su experiencia y normalizar su reacción emocional ante esa experiencia.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. El metanálisis se realizó cuando hubo más de dos ensayos que examinaron los mismos resultados.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos (ocho artículos) de tres países (Reino Unido, Australia y Suecia) que cumplieron los criterios de inclusión. El número de pacientes que contribuyeron con datos a cada resultado varió de 102 a 1745. La calidad metodológica fue variable y la mayoría de los estudios eran de baja calidad. La calidad de las pruebas para la prevalencia del traumatismo psicológico (resultado primario) y la prevalencia de los síntomas de depresión se calificó baja o muy baja porque hubo pocos estudios (con una variación de un único estudio a tres estudios) con alto riesgo de sesgo en dominios principales como el sesgo de realización, la generación de la secuencia aleatoria, la ocultación de la asignación y los datos de resultado incompletos. No se evaluó la calidad de las pruebas para los resultados restantes (es decir, la prevalencia de ansiedad, la prevalencia de temor al parto, la prevalencia de morbilidad psicológica general, la utilización de los servicios de salud y el desgaste del tratamiento) ya que no hubo datos disponibles.

Entre las pacientes que tuvieron un nivel alto de intervención obstétrica durante el trabajo de parto y el parto, no se encontraron diferencias entre la atención posnatal estándar con intervención de "debriefing" y la atención posnatal estándar sin intervención de "debriefing" sobre los síntomas de traumatismo psicológico en el transcurso de los tres meses posteriores al parto (CR 0,61; IC del 95%: 0,28 a 1,31; n = 425) o a los tres a seis meses posteriores al parto (CR 0,62; IC del 95%: 0,27 a 1,42; n = 246). Los resultados se basaron en dos ensayos, respectivamente. Entre las pacientes que experimentaron un parto angustiante o traumático, no hubo pruebas de un efecto de la intervención psicológica de "debriefing" en la prevención del TEPT (medido por el MINI-PTSD) a las cuatro a seis semanas posteriores al parto (CR 1,15; IC del 95%: 0,66 a 2,01; n = 102) o a los seis meses (CR 0,35; IC del 95%: 0,10 a 1,23; n = 103). Los resultados se basaron en un ensayo pequeño. Un ensayo que incluyó a pacientes con bajo riesgo que tuvieron un parto de lactantes sanos a término o cerca del término no informó diferencias significativas entre el grupo de intervención y el grupo control en la proporción de pacientes que cumplieron con los criterios diagnósticos para el traumatismo psicológico durante el año posterior al parto (CR 1,06; IC del 95%: 0,88 a 1,28; n = 1745). No se encontró información acerca de las tasas de desgaste.

Tools
Information
Share/Save