¿Pueden las intervenciones basadas en Internet ayudar a las personas a abandonar el hábito de fumar?

Antecedentes

Se calcula que 7 000 000 de personas en todo el mundo mueren por el consumo de tabaco al año. La nicotina es altamente adictiva, pero las encuestas indican que casi el 70% de los fumadores de EE.UU. y del Reino Unido desean dejar de fumar. Aunque muchos fumadores intentan dejar de fumar por su cuenta, el consejo de un profesional de la salud aumenta las probabilidades de dejar de fumar. En 2016 había 3500 millones de usuarios de Internet en todo el mundo. Internet es una plataforma atractiva para ayudar a las personas a dejar de fumar debido a los bajos costes por usuario, y tiene potencial para llegar a los fumadores que podrían no tener acceso al apoyo debido a la limitada disponibilidad de atención sanitaria o a la estigmatización. Las intervenciones basadas en Internet también podrían utilizarse para dirigirse a los jóvenes que fuman, o a otros que no buscan métodos tradicionales de tratamiento del tabaquismo.

Características de los estudios

Hasta agosto de 2016, esta revisión encontró 67 ensayos, que incluían datos de más de 110 000 participantes. Hubo datos disponibles de abandono del hábito de fumar después de seis meses de 35 969 participantes. Se examinó una variedad de intervenciones en Internet, desde una intervención de baja intensidad, por ejemplo, que proporciona a los participantes una lista de sitios web para el abandono del hábito de fumar, hasta intervenciones intensivas que consisten en componentes suministrados por Internet, correo electrónico y teléfono móvil. Las intervenciones se clasificaron como personalizadas, interactivas, o ambas. Las intervenciones personalizadas de Internet difirieron en el grado de adaptación, desde los componentes multimedia hasta las fuentes de mensajes personalizados. Algunas intervenciones también incluyeron asesoramiento por Internet o apoyo de enfermeras, mentores o especialistas en el tratamiento del tabaco. Los ensayos recientes incorporaron redes sociales en línea, como Facebook, Twitter y otros foros en línea.

Resultados clave

En los resultados combinados, los programas de Internet que fueron interactivos y adaptados a las respuestas individuales produjeron tasas de abandono mayores que la atención habitual o la autoayuda escrita a los seis meses o más.

Calidad de la evidencia

No hubo muchos ensayos realizados en personas jóvenes. Se necesitan más ensayos para determinar el efecto de los métodos basados en Internet para ayudar a dejar de fumar en jóvenes y adultos jóvenes. Los resultados se deben interpretar con cuidado ya algunos de los estudios incluidos se calificaron en alto riesgo de sesgo y para la mayoría de resultados la calidad de la evidencia fue moderada o baja.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas de los ensayos en adultos indican que las intervenciones interactivas y personalizadas en Internet con o sin apoyo conductual adicional son moderadamente más efectivas que los controles no activos a los seis meses o más, pero no hubo pruebas de que estas intervenciones fueran mejores que otros tratamientos activos para el tabaquismo. No obstante, algunos de los estudios tuvieron un alto riesgo de sesgo y hubo pruebas de heterogeneidad estadística considerable. Se desconoce la efectividad del tratamiento en personas más jóvenes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se calcula que 7 000 000 de personas en todo el mundo mueren por el consumo de tabaco al año. La nicotina es altamente adictiva, pero las encuestas indican que casi el 70% de los fumadores de EE.UU. y del Reino Unido desean dejar de fumar. Aunque muchos fumadores intentan dejar de fumar por su cuenta, el consejo de un profesional de la salud aumenta las probabilidades de dejar de fumar. En 2016 había 3500 millones de usuarios de Internet en todo el mundo, lo que convierte a internet en una plataforma potencial para ayudar a las personas a dejar de fumar.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de las intervenciones a través de Internet para abandonar el hábito de fumar, si la efectividad de la intervención se ve alterada por la personalización o por características interactivas y si hay una diferencia en la efectividad entre los adolescentes, los adultos jóvenes y los adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group), que incluyó búsquedas de MEDLINE, EMBASE y PsycINFO (a través de OVID). No hubo restricciones basadas en el idioma, el estado o la fecha de publicación. La búsqueda más reciente se realizó en agosto de 2016.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA). Los participantes eran personas que fumaban, sin exclusiones basadas en la edad, el sexo, el grupo étnico, el idioma o el estado de salud. Se seleccionó cualquier tipo de intervención realizada a través de Internet. La comparación podía ser un control sin intervención, una intervención en un sitio de Internet diferente o una intervención sin internet. Para estar incluidos los estudios debían haber medido el abandono del hábito de fumar a las cuatro semanas o más.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron y extrajeron los datos. Se extrajeron y, cuando fue apropiado, se combinaron los resultados de abandono del hábito de fumar de seis meses de seguimiento o más, informando los resultados a corto plazo de forma narrativa cuando no estaban disponibles los resultados a más largo plazo. Se informaron los efectos delos estudios como el cociente de riesgos (CR) con el intervalo de confianza (IC) del 95%.

Se agruparon los estudios según si (1) comparaban una intervención en Internet con un grupo de control no activo (p.ej. guías de autoayuda impresas), (2) comparaban una intervención en Internet con un grupo de control activo (p.ej. asesoramiento presencial), (3) evaluaban el agregado de apoyo conductual a un programa de Internet o (4) comparaban una intervención en Internet con otra. Cuando fue apropiado se agruparon los estudios por edad.

Resultados principales: 

Se identificaron 67 ECA con datos de casi 110 000 participantes. Se agruparon los datos de 35 969 participantes.

Hubo solo cuatro ECA realizados en adolescentes y adultos jóvenes que fueron elegibles para la inclusión en el metanálisis.

Resultados de los ensayos en adultos: Ocho ensayos compararon una intervención interactiva y personalizada en internet con un control no activo. Los resultados agrupados demostraron un efecto a favor de la intervención (CR 1,15; IC del 95%: 1,01 a 1,30; n = 6786). Sin embargo, la heterogeneidad estadística fue alta (I2 = 58%) e inexplicable, y la calidad general de la evidencia fue baja según GRADE. Cinco ensayos compararon una intervención con internet con un control activo. La estimación del efecto combinado favoreció al grupo control, pero cruzó el valor nulo (CR 0,92; IC del 95%: 0,78 a 1,09; n = 3806; I2 = 0%); la calificación de calidad de GRADE fue moderada. Cinco estudios evaluaron un programa en internet junto con apoyo conductual comparado con un grupo control no activo (n = 2334). Agrupados, estos estudios indicaron un efecto positivo de la intervención (CR 1,69; IC del 95%: 1,30 a 2,18). Aunque la heterogeneidad estadística fue significativa (I2 = 60%) y no explicada, la calificación GRADE fue moderada. Cuatro estudios evaluaron un programa en internet junto con apoyo conductual comparado con un grupo control activo. Ninguno de los estudios detectó diferencias entre los brazos del ensayo (CR 1,00; IC del 95%: 0,84 a 1,18; n = 2769; I2 = 0%); la calificación GRADE fue moderada. Siete estudios compararon una intervención por internet personalizada o interactiva, o ambas, con una intervención por internet que no fuera personalizada/interactiva. Los resultados agrupados favorecieron al programa interactivo o personalizado, pero la estimación cruzó el valor nulo (CR 1,10; IC del 95%: 0,99 a 1,22; n = 14 623; I2 = 0%); la calificación GRADE fue moderada. Tres estudios compararon mensajes en internet personalizados y no personalizados. Los mensajes personalizados produjeron tasas de abandono más altas en comparación con el control, pero la estimación no fue precisa (CR 1,17; IC del 95%: 0,97 a 1,41; n = 4040) y hubo pruebas de heterogeneidad estadística considerable e inexplicable (I2 = 57%); la calificación GRADE fue baja.

Los resultados deben interpretarse con cautela, ya que se considera que los estudios incluidos tuvieron un riesgo de sesgo alto.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save