Corticosteroides inhalados versus agonistas beta2 de acción prolongada para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Los inhaladores que contienen corticosteroides, agonistas beta2 de acción prolongada o ambos pueden usarse para tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) grave. Sin embargo, no se conocen los efectos beneficiosos y perjudiciales de los dos tratamientos individuales cuando se compara un tratamiento con el otro.

Se consideraron los ensayos clínicos que compararon las dos clases de inhaladores para encontrar los efectos de cada uno sobre la salud y el bienestar en los pacientes con EPOC. Se encontraron siete estudios (que incluían a 5997 participantes) que comparaban los beneficios y los efectos secundarios a largo plazo de los corticosteroides inhalados y los agonistas beta2 de acción prolongada para el tratamiento de la EPOC. En términos generales, no se encontró ninguna diferencia significativa entre los dos fármacos en el número de pacientes que presentó una exacerbación (empeoramiento de los síntomas de la EPOC). Más pacientes que recibían corticosteroides inhalados sufrieron episodios de neumonía en comparación con los pacientes que utilizaron agonistas beta2 de acción prolongada, aunque la neumonía fue extremadamente poco frecuente en ambos grupos. Los corticosteroides inhalados no mejoran la función pulmonar tanto como los agonistas beta2 de acción prolongada aunque mejoran más la calidad de vida de los pacientes que los agonistas beta2 de acción prolongada. Las diferencias en la función pulmonar y la calidad de vida fueron bastante pequeñas.

Conclusiones de los autores: 

Los ensayos controlados con placebo han establecido los beneficios tanto del agonista beta de acción prolongada como de los corticosteroides inhalados para los pacientes con EPOC como tratamientos individuales. Esta revisión, que incluyó ensayos que permiten comparaciones entre los ABAP y los CSI, ha mostrado que los dos tratamientos otorgan beneficios similares a través de la mayoría de los resultados, incluida la frecuencia de las exacerbaciones y la mortalidad. El uso de agonistas beta de acción prolongada parece otorgar un beneficio adicional pequeño en cuanto a las mejorías en la función pulmonar en comparación con los corticosteroides inhalados. Por otro lado, el tratamiento con corticosteroides inhalados muestra una ventaja pequeña sobre el tratamiento con agonistas beta de acción prolongada en cuanto a la calidad de vida relacionada con la salud, aunque los corticosteroides inhalados también aumentan el riesgo de neumonía. Esta revisión apoya las guías actuales que recomiendan los agonistas beta de acción prolongada como tratamiento de primera línea para la EPOC, con el tratamiento regular con corticosteroides inhalados como un complemento en los pacientes que experimentan exacerbaciones frecuentes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los agonistas beta2 de acción prolongada y los corticosteroides inhalados pueden ser utilizados como tratamiento de mantenimiento por los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica moderada a grave. Estas intervenciones a menudo se administran juntas en un inhalador de combinación. Sin embargo, no se conoce el valor agregado relativo de los dos componentes individuales.

Objetivos: 

Determinar los efectos relativos de los corticosteroides inhalados (CSI) en comparación con los agonistas beta2 de acción prolongada (ABAP) sobre los resultados clínicos en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica estable.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group), (última búsqueda agosto 2011) y en las listas de referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que compararan los corticosteroides inhalados con los agonistas beta2 de acción prolongada en el tratamiento de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica estable.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y luego extrajeron los datos sobre la calidad de los ensayos, los resultados de estudio y los eventos adversos. También se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Se identificaron siete ensayos aleatorios (5997 participantes) de buena calidad con una duración de seis meses a tres años. Todos los ensayos compararon inhaladores de combinación de CSI/ABAP con ABAP y CSI como componentes individuales. Cuatro de estos ensayos incluyeron los monocomponentes fluticasona y salmeterol y los tres restantes incluyeron los monocomponentes budesonida y formoterol. No hubo diferencias estadísticamente significativas en nuestro resultado primario, el número de pacientes que presentaron exacerbaciones (odds ratio [OR] 1,22; IC del 95%: 0,89 a 1,67), o en la tasa de exacerbaciones por pacientes años (cociente de tasas [CT] 0,96; IC del 95%: 0,89 a 1,02) entre los corticosteroides inhalados y los agonistas beta2 de acción prolongada. La incidencia de la neumonía, nuestro resultado coprimario, fue significativamente mayor entre los pacientes que recibieron corticosteroides inhalados que en los que recibieron agonistas beta2 de acción prolongada ya sea clasificada como un evento adverso (OR 1,38; IC del 95%: 1,10 a 1,73) o un evento adverso grave (OR de Peto 1,48; IC del 95%: 1,13 a 1,93). Los hallazgos del análisis de resultados secundarios fueron los siguientes: La mortalidad fue mayor en los pacientes que recibieron corticosteroides inhalados en comparación con los pacientes que recibieron agonistas beta2 de acción prolongada (OR de Peto 1,17; IC del 95%: 0,97 a 1,42) aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa. Los pacientes tratados con agonistas beta2 mostraron mayores mejorías en el VEF1 antes del broncodilatador en comparación con los tratados con corticosteroides inhalados (diferencia de medias [DM] 18,99 mL; IC del 95%: 0,52 a 37,46), aunque se observaron mayores mejorías en la calidad de vida relacionada con la salud en los pacientes que recibieron corticosteroides inhalados en comparación con los que recibieron agonistas beta2 de acción prolongada (St George's Respiratory Questionnaire [SGRQ] DM -0,74; IC del 95%: -1,42 a 0,06). En ambos casos las diferencias fueron estadísticamente significativas aunque más bien pequeñas en magnitud. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los CSI y los ABAP en el número de hospitalizaciones debido a las exacerbaciones, el número de exacerbaciones leves, el flujo espiratorio máximo, la disnea, las puntuaciones de los síntomas, el uso de medicación de rescate, los eventos adversos, las hospitalizaciones por todas las causas, o los retiros de los estudios.

Share/Save