Irrigación salina nasal para síntomas de infección aguda de las vías respiratorias superiores

Pregunta de la revisión
¿La adición de un aerosol o lavado salino nasal a los cuidados habituales o un placebo reduce la gravedad de los síntomas o acelera la recuperación de adultos y niños con síntomas de resfriado y gripe que han estado presentes durante menos de cuatro semanas?

Antecedentes
Las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores (IAVRS) incluyen resfriados, gripe e infecciones de la garganta, la nariz o los senos paranasales. Suelen ser infecciones virales autolimitantes, aunque a veces los síntomas pueden persistir durante muchas semanas después de la eliminación de la infección inicial, con o sin el establecimiento de infecciones bacterianas secundarias. El objetivo del tratamiento es predominantemente el alivio de los síntomas, aunque algunos tratamientos pueden contribuir a reducir la duración de los síntomas postvirales, como la tos. El aerosol nasal salino y los lavados nasales de mayor volumen se han hecho más populares como una de las muchas opciones de tratamiento para las infecciones urinarias, y se ha demostrado que tienen cierta efectividad para la sinusitis crónica y después de la cirugía nasal. Sin embargo, se sabe poco acerca de su efectividad en el tratamiento de las infecciones agudas de las vías respiratorias o de los síntomas para los que pueden ser eficaces.

Características de los estudios

Se identificaron cinco estudios, con un total de 749 participantes inscritos y 565 participantes que proporcionaron datos, que abordaron la cuestión de la investigación y cumplieron los criterios de inclusión. Todos compararon la irrigación salina con los cuidados habituales u otros aerosoles nasales. Estos estudios abarcaron una amplia gama de edades, países, tamaños de muestra, métodos de dosificación y frecuencia, y el tiempo transcurrido desde el inicio de los síntomas de las IAVRS. También fueron muy variables en su diseño y en los síntomas que se midieron. Esto no es sorprendente debido a la falta de medidas consistentes de los síntomas y signos de las IAVRS. Esto dio lugar a muy pocas medidas de resultados comunes que pudieran combinarse en estos cinco estudios. La evidencia está actualizada hasta agosto de 2014.

Resultados clave
Los dos estudios adicionales incluidos desde la revisión sistemática original no han aportado datos de tamaño o calidad suficientes para modificar materialmente las conclusiones originales. Sólo el estudio más grande, que estudió a 401 niños de 6 a 10 años de edad, encontró reducciones significativas en una serie de síntomas, incluyendo secreciones nasales, dolor de garganta, puntuación de respiración nasal y obstrucción nasal, así como una reducción en el uso de medicamentos descongestionantes nasales adicionales. También informó de una mejora significativa en la puntuación del estado de salud. Hubo una reducción en el resultado del tiempo de resolución de los síntomas, que se informó en dos ensayos con participantes adultos, pero la diferencia no fue clínicamente significativa. La solución salina nasal es inocua pero puede causar efectos adversos menores, como irritación o sensación de ardor, en particular con productos que utilizan flujos o concentraciones más elevadas.

Calidad de la evidencia
La mayoría de los estudios eran pequeños y presentaban deficiencias importantes en el diseño o la ejecución de la investigación. Se necesitan más estudios, preferiblemente de mayor tamaño y que utilicen medidas de resultado comunes, para establecer el potencial del papel de la irrigación salina nasal en la reducción de la gravedad y la duración de los síntomas agudos de las IAVRS, las infecciones secundarias y posiblemente el uso de antibióticos.

Conclusiones de los autores: 

La irrigación salina nasal posiblemente tenga beneficios para aliviar los síntomas de las IVRS agudas. Sin embargo, los ensayos incluidos eran en general demasiado pequeños y tenían un alto riesgo de sesgo, lo que reducía la confianza en la evidencia que la respaldaba. Los ensayos futuros deberían incluir un mayor número de participantes e informar sobre medidas de resultado estandarizadas y clínicamente significativas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las infecciones agudas de las vías respiratorias superiores (IAVRS), incluidos el resfriado común y la rinosinusitis, son trastornos frecuentes que originan molestia y debilitamiento, y contribuyen significativamente al ausentismo laboral. El tratamiento suele consistir en medicamentos antipiréticos y descongestionantes y, a veces, en antibióticos, aunque la mayoría de las infecciones son virales. La irrigación nasal con solución salina suele emplearse como tratamiento complementario de los síntomas de las IAVRS, a pesar de la relativa falta de evidencia de su beneficio en este entorno clínico. Esta revisión es una actualización de la revisión Cochrane realizada por Kassel y cols., que encontró que la solución salina probablemente fue efectiva para reducir la gravedad de algunos síntomas asociados con las IAVRS.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la irrigación nasal con solución salina para el tratamiento de los síntomas de las IAVRS.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (2014, número 7), MEDLINE (1966 hasta julio, semana 5, 2014), EMBASE (1974 hasta agosto 2014), CINAHL (1982 hasta agosto 2014), AMED (1985 hasta agosto 2014) y LILACS (1982 hasta agosto 2014).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que comparan el tratamiento nasal tópico con solución salina con otras intervenciones en adultos y niños con IAVRS diagnosticadas clínicamente.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores (DK, BM) evaluaron de forma independiente la calidad de los ensayos con la herramienta Cochrane "Riesgo de sesgo" y extrajeron los datos. Se analizaron todos los datos utilizando el software Cochrane Review Manager. Debido a la gran variabilidad de las medidas de resultado, sólo se pudo agrupar un pequeño número de resultados para el análisis estadístico.

Resultados principales: 

Se identificaron cinco ECA que asignaron al azar a 544 niños (tres estudios) y 205 adultos (exclusivamente de dos estudios). Todos compararon la irrigación salina con el cuidado habitual u otros aerosoles nasales, en lugar de un placebo. Se incluyeron dos nuevos ensayos en esta actualización, que no aportaron datos de tamaño o calidad suficientes para cambiar materialmente los hallazgos originales. La mayoría de los ensayos fueron pequeños y se consideraron de baja calidad, lo que contribuye a un riesgo de sesgo incierto. La mayoría de las medidas de resultado difieren enormemente entre los estudios incluidos y, por lo tanto, no se pueden agrupar. La mayoría de los resultados no exhibieron diferencias entre el tratamiento nasal con solución salina y el control. Sin embargo, un ensayo más grande, realizado con niños, mostró una reducción significativa en la puntuación de secreción nasal (diferencia de medias (DM) -0,31; intervalo de confianza (IC) del 95%: -0,48 a -0,14) y en la puntuación de respiración nasal (obstrucción) (DM -0,33; IC del 95%: -0,47 a -0,19) en el grupo de solución salina. Sin embargo, una DM de -0,33 en una escala de síntomas de cuatro puntos puede tener una significancia clínica mínima. El ensayo también mostró una reducción significativa en el uso de medicamentos descongestionantes por parte del grupo de la solución salina. Una minoría de los participantes informó de una pequeña molestia y/o irritación nasal como único efecto secundario.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save