Tratamiento antitrombótico para mejorar los resultados de salud materna o del lactante en pacientes que se consideran en riesgo de disfunción placentaria

Se considera que las complicaciones del embarazo como la preeclampsia y la eclampsia, la restricción del crecimiento intrauterino y el desprendimiento placentario están relacionadas con anomalías en el desarrollo y la función de la placenta. El tratamiento con heparina para evitar el desarrollo de coágulos sanguíneos dentro de la placenta parece alentador para prevenir estas complicaciones. La cantidad de embarazadas con preeclampsia, partos prematuros, muerte perinatal y bajo peso al nacer (lactante con un peso menor del 10mo percentilo para la edad gestacional) se redujo con este tratamiento. Diez ensayos aleatorios con 1139 mujeres cumplieron los criterios de inclusión de la revisión. Nueve estudios compararon heparina (sola o en combinación con dipiridamol) con ningún tratamiento; y uno comparó triazolopirimidina con placebo. En las mujeres, el efecto secundario reconocido con más frecuencia y relacionado con este tratamiento fue la equimosis leve. Hasta la fecha, no se dispone de información importante acerca de resultados adversos graves en el lactante ni a largo plazo en la niñez con el uso de fármacos anticoagulantes. Se necesitan más estudios de investigación.

Conclusiones de los autores: 

Aunque el tratamiento con heparina en pacientes consideradas con riesgo particularmente alto de complicaciones adversas del embarazo secundarias a la insuficiencia placentaria se asoció con una reducción estadísticamente significativa del riesgo de mortalidad perinatal, el parto prematuro antes de las 34 y 37 semanas de gestación y el peso al nacer por debajo del 10mo percentilo para la edad gestacional en comparación con ningún tratamiento en pacientes consideradas con mayor riesgo de disfunción placentaria, hasta la fecha no está disponible información importante acerca de resultados adversos graves del lactante y a largo plazo en la niñez.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se considera que las complicaciones del embarazo como la preeclampsia y la eclampsia, la restricción del crecimiento intrauterino y el desprendimiento placentario tienen un origen común relacionado con anomalías en el desarrollo y la función de la placenta.

Objetivos: 

Comparar mediante las mejores pruebas disponibles los efectos beneficiosos y perjudiciales del tratamiento antitrombótico prenatal para mejorar los resultados de salud materna o del lactante en mujeres que se consideran en riesgo de disfunción placentaria, comparado con otros tratamientos, placebo o ningún tratamiento.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (17 de julio de 2012).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan el tratamiento antitrombótico prenatal (solo o en combinación con otros agentes) con placebo o ningún tratamiento, o cualquier otro tratamiento en el período prenatal para mejorar los resultados de salud materna o del lactante en mujeres que se consideran en riesgo de disfunción placentaria.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron lo apropiado de la inclusión y la calidad metodológica de los ensayos bajo consideración, independientemente de sus resultados y según los criterios de elegibilidad preestablecidos. Se utilizó un metanálisis de efectos fijos para la combinación de los datos de los estudios si los ensayos se consideraron lo suficientemente similares. La heterogeneidad se investigó mediante el cálculo de la estadística I² y si la misma indicaba un nivel alto de heterogeneidad entre los ensayos incluidos, se utilizó un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

La estrategia de búsqueda identificó 18 informes de 14 estudios para su consideración. La revisión original incluyó cinco estudios (484 mujeres) que cumplían los criterios de inclusión, con otros cinco estudios incluidos en la revisión actualizada, que incorporaron a 655 mujeres adicionales. La calidad general de los ensayos incluidos se consideró de regular a buena.

Nueve estudios compararon heparina (sola o en combinación con dipiridamol o aspirina de dosis baja) con ningún tratamiento; y uno comparó trapidil (triazolopirimidina).

Aunque esta revisión identificó que el uso de heparina se asocia con una reducción estadísticamente significativa del riesgo de mortalidad perinatal (seis estudios; 653 mujeres; cociente de riesgos [CR] 0,40; intervalos de confianza [IC] del 95%: 0,20 a 0,78), parto prematuro antes de las 34 (tres estudios; 494 mujeres; CR 0,46; IC del 95%: 0,29 a 0,73) y 37 (cinco estudios; 621 mujeres; CR 0,72; IC del 95%: 0,58 a 0,90) semanas de gestación, y peso al nacer por debajo del 10mo percentilo para la edad gestacional (siete estudios; 710 lactantes; CR 0,41; IC del 95%: 0,27 a 0,61), hay una falta de información confiable relacionada con resultados adversos graves y clínicamente relevantes sobre la salud del lactante, que no se han informado hasta la fecha.

Tools
Information
Share/Save