Angioplastía versus angioplastía más stent para lesiones de la arteria femoral superficial

La claudicación intermitente es el dolor en la pierna que se produce al caminar y que es aliviada por el descanso. El dolor es un resultado de flujo sanguíneo insuficiente a los músculos de la pierna debido al estrechamiento de las arterias por aterosclerosis. Los pacientes que tienen un estrechamiento de la arteria principal en el muslo, la arteria femoral superficial, y claudicación intermitente que restringe gravemente su calidad de vida o provoca cambios tisulares peligrosos en la pierna pueden experimentar un procedimiento conocido como angioplastia para ensanchar este estrechamiento. Este procedimiento incluye pasar un globo por el segmento estrechado e inflar el globo para hacer que la arteria se abra. Además, se puede insertar un dispositivo cilíndrico de malla metálica llamado stent en el sitio donde se forzó la apertura de la arteria con el objetivo de mantener abierto el estrechamiento en el futuro. Si bien los stents funcionan bien en las arterias del corazón y otras arterias, no está claro si agregar stents después de la angioplastia a los estrechamientos de la arteria femoral superficial tiene beneficios para el paciente.

Se identificaron 11 ensayos controlados aleatorizados con un total de 1387 participantes. Su edad media era de 69 años y todos los ensayos incluían hombres y mujeres. Los participantes fueron asignados al azar a recibir angioplastia de globo sola o angioplastia de balón con colocación de stent. A los dos años, la sangre que fluía por el estrechamiento de las arterias no era mayor en los participantes con un stent implantado que en los que no lo tenían. Hubo una pequeña mejoría en la distancia que podían caminar los pacientes con stent hasta un año más tarde. Sin embargo, cuando se les preguntaba acerca de su calidad de vida, decían que no había mejorías, independientemente de si se había colocado un stent, hasta un año más tarde. Hubo diferencias en los ensayos incluidos; en algunos ensayos se incluyeron pacientes con estrechamientos en otras arterias de la pierna. También hubo diferencias en los fármacos anticoagulantes administrados después de la colocación de stent entre los ensayos, que pueden cambiar los resultados ya que estos agentes son importantes para mantener el funcionamiento de los stents en otras partes del cuerpo. Estos factores dieron lugar a la conclusión de que hay un pequeño beneficio al añadir un stent cuando se realiza una angioplastia de balón para los pacientes en los que la angioplastia de balón falla. Sin embargo, no hay evidencia suficiente que apoye este enfoque como práctica habitual para todos y los futuros ensayos deberían examinar si subgrupos de pacientes pueden beneficiarse de la colocación de stents.

Conclusiones de los autores: 

Aunque hubo un aumento a corto plazo de la permeabilidad primaria, no hubo un beneficio sostenido de la colocación de stents primarios en las lesiones de la arteria femoral superficial, además de la angioplastia. Los ensayos futuros deberían centrarse en la calidad de vida en el caso de la claudicación y en la recuperación de extremidades en el caso de la isquemia crítica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La arteriopatía periférica (AP) de miembros inferiores es una manifestación frecuente e importante de la aterosclerosis sistémica. Las estenosis u oclusiones en la arteria femoral superficial pueden provocar claudicación intermitente o incluso isquemia crítica, que puede tratarse mediante angioplastia con balón con o sin stent. Ésta es la primera actualización de una revisión publicada en 2009.

Objetivos: 

El objetivo principal era determinar el efecto de la angioplastia transluminal percutánea (ATP) en comparación con la ATP con stent de metal desnudo para las estenosis de la arteria femoral superficial (AFS) sobre la permeabilidad de los vasos en personas con enfermedad vascular periférica de los miembros inferiores sintomática (categorías de Rutherford1 a 6; etapas II a IV de Fontaine).

Además, se evaluó la eficacia de la ATP y la colocación de stent para mejorar la calidad de vida, el Índice tobillo-brazo y la distancia de caminata en cinta deslizante.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización el coordinador de búsquedas de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó búsquedas en el registro especializado (última búsqueda agosto de 2013) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (2013, número 6).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados de angioplastia sola versus angioplastia con stent de metal desnudo para el tratamiento de las estenosis de la arteria femoral superficial.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión (MC, CT) seleccionaron de forma independiente los ensayos adecuados, evaluaron la calidad de los mismos y extrajeron los datos. Además, estos dos revisores realizaron evaluaciones de la calidad metodológica y escribieron el manuscrito final. El tercer autor de la revisión (ADM) verificó todas las etapas del proceso de revisión.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres nuevos estudios en esta actualización, lo que hace un total de 11 ensayos incluidos con 1387 participantes. La edad promedio fue de 69 años y todos los ensayos incluyeron hombres y mujeres. El seguimiento de los participantes tuvo una duración de hasta dos años. Hubo una mejoría en la permeabilidad dúplex primaria a los seis y 12 meses en los participantes tratados con ATP más stent sobre las lesiones tratadas con ATP sola (seis meses: odds ratio (OR) 2,90, intervalo de confianza (IC) del 95%: 1,17 a 7,18, p = 0,02, seis estudios, 578 participantes; 12 meses: OR 1,78, IC del 95%: 1,02 a 3,10, P = 0,04, nueve estudios, 858 participantes). Esto se perdió por 24 meses (P = 0,06). Hubo un beneficio significativo de permeabilidad angiográfica a los seis meses (OR 2,49; IC del 95%: 1,49 a 4,17; p = 0,0005, cuatro estudios, 329 participantes) que se perdió a los 12 meses (OR 1,30; IC del 95%: 0,84 a 2,00; p = 0,24, cinco estudios, 384 participantes). El índice tobillo-brazo (ITB) y la distancia de caminata en la cinta rodante no mostraron ninguna mejoría a los 12 meses (P = 0,49 y P = 0,57 respectivamente) entre los participantes tratados con ATP solamente o ATP con inserción de stent. Tres ensayos (660 participantes) informaron sobre la calidad de vida, que no mostró diferencias significativas entre los participantes tratados con ATP solamente o con ATP con inserción de stent en cualquier intervalo de tiempo. Los protocolos de tratamiento antiplaquetario y los criterios de inclusión relativos a las arterias afectadas entre los ensayos mostraron una marcada heterogeneidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save