El uso habitual de preparaciones de vitamina A o similares en niños y adultos con fibrosis quística

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia con respecto al efecto de la administración habitual de suplementos con vitamina A o similares a la vitamina A (carotenos u otros retinoides) en los niños y adultos con fibrosis quística.

Antecedentes

En los pacientes con fibrosis quística, el cuerpo solo puede absorber una proporción pequeña de algunas vitaminas, como la vitamina A, lo que puede provocar problemas causados por la deficiencia de vitaminas. La falta de vitamina A (deficiencia de vitamina A) puede causar trastornos oculares y de la piel y se asocia con una salud general y respiratoria más deficientes. Por tanto, los pacientes con fibrosis quística por lo general reciben preparaciones de vitamina D de forma habitual desde una edad muy temprana. Sin embargo, demasiada vitamina A puede causar problemas óseos y hepáticos. Se sabe que los niveles excesivos de caroteno causan carotenemia, una colaboración amarilla inocua y reversible de la piel, mientras que no se sabe si la falta de caroteno provoca manifestaciones adversas en los individuos con niveles normales de vitamina A.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta: 1 de junio de 2018.

Características de los estudios

No se incluyeron estudios que compararan la administración de suplementos con vitamina A u otros retinoides con placebo (un fármaco simulado que no contiene vitamina A), pero se encontró un estudio que comparó la administración de suplementos con beta-caroteno (un precursor de la vitamina A) con placebo. Un total de 24 pacientes con fibrosis quística (con edades de 6,7 a 27,7 años) se asignaron al azar a los grupos y recibieron tratamiento con cápsulas de β-caroteno (a dosis alta durante tres meses, seguida de una dosis baja durante otros tres meses) o con placebo (durante seis meses).

Resultados clave

En esta revisión no se incluyeron estudios sobre la administración de suplementos con vitamina A.

El único estudio incluido mostró que la administración de suplementos con beta-caroteno a dosis alta durante tres meses dio lugar a menos días de necesidad de antibióticos en los pacientes con FQ en comparación con placebo, pero éste no fue el caso en la siguiente sección de tres meses del estudio, en la que la administración de beta-caroteno a dosis baja se comparó con placebo. Otras medidas de resultado clínicas (crecimiento, estado nutricional y función pulmonar) no mostraron diferencias estadísticas significativas entre los grupos de tratamiento y placebo. No se observaron efectos secundarios. En esta revisión no se informaron otros resultados como los síntomas de deficiencia de vitamina A, la mortalidad, la toxicidad y la calidad de vida.

Calidad de la evidencia

En esta revisión solo se pudo incluir un estudio que tenía varias limitaciones. Lo anterior se refleja en que la evidencia se consideró de baja calidad cuando se evaluó mediante el sistema específico de clasificación de la evidencia (GRADE). Por lo tanto, se considera que la fuerza de la evidencia es baja. No todas las medidas de resultado se informaron después de cada dosis de administración de los suplementos y los resultados se deben analizar con cierta precaución porque es probable que algún beta-caroteno del período con dosis alta todavía estuviera presente en la sangre durante el período de administración de suplementos a dosis baja.

Conclusiones

Debido a que en la revisión no se incluyeron estudios sobre la administración de suplementos con vitamina A, no es posible establecer conclusiones con respecto a la administración habitual de dichos suplementos. Debido a las limitaciones del estudio incluido de administración de suplementos con beta-caroteno, tampoco es posible establecer conclusiones definitivas con respecto a su administración. Hasta que haya evidencia adicional disponible, se deben seguir las guías locales con respecto a la administración de suplementos.

Conclusiones de los autores: 

Debido a que no se identificaron estudios controlados aleatorios ni cuasialeatorios sobre la administración de suplementos con retinoides, no es posible establecer conclusiones sobre la administración de suplementos con vitamina A en los pacientes con FQ. Además, debido a las limitaciones metodológicas en el estudio incluido, que también se reflejan en que la evidencia se consideró de baja calidad al evaluarla con el sistema específico de clasificación de la evidencia (GRADE), no es posible establecer conclusiones claras sobre la administración de suplementos con β-caroteno. Hasta que haya datos adicionales disponibles, se deben seguir las guías específicas del país o la región con respecto a estas prácticas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes con fibrosis quística (FQ) e insuficiencia pancreática tienen riesgo de presentar una deficiencia de vitaminas liposolubles, incluida la vitamina A. La deficiencia de vitamina A principalmente provoca problemas oculares y en la piel, aunque los niveles excesivos de vitamina A pueden dañar los sistemas respiratorios y esqueléticos en los niños e interferir con el metabolismo de otras vitaminas liposolubles. La mayoría de los centros de FQ administran vitamina A como suplemento para reducir la frecuencia de deficiencia de vitamina A en los pacientes con FQ y mejorar los resultados clínicos como el crecimiento, aunque la dosis recomendada varía entre las diferentes guías. Por lo tanto, una revisión sistemática sobre la administración de suplementos con vitamina A y similares a la vitamina A (carotenos u otros retinoides) en los pacientes con FQ ayudaría a guiar la práctica clínica. Ésta es una actualización de una revisión Cochrane anterior.

Objetivos: 

Determinar si la administración de suplementos con vitamina A, carotenos u otros retinoides en los niños y adultos con FQ reduce la frecuencia de trastornos por deficiencia de vitamina A, mejora la salud general y respiratoria y afecta la frecuencia de toxicidad de la vitamina A.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group Cystic Fibrosis Trials Register), que se compila a partir de búsquedas en bases de datos electrónicas y búsquedas manuales en revistas y libros de resúmenes de congresos. Además, se hicieron búsquedas en varios registros de ensayos en curso, incluyendo ClinicalTrials.gov, la WHO International Clinical Trials Registry Platform y en el International Standard Randomised Controlled Trial Number Registry.

Búsquedas más recientes en las bases de datos: 1 de junio de 2018.

Criterios de selección: 

Todos los estudios controlados aleatorios o cuasialeatorios que compararon todas las preparaciones orales de vitamina A, carotenos o retinoides (o en combinación), administradas como suplementos en comparación con placebo a cualquier dosis, durante al menos tres meses, en pacientes con FQ (diagnosticados mediante pruebas de sudor o pruebas genéticas), con y sin insuficiencia pancreática.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de manera individual, evaluaron la calidad de los estudios y extrajeron los datos sobre las medidas de resultado. Los autores de la revisión evaluaron la calidad de la evidencia mediante el sistema GRADE. Se contactó con los investigadores para recuperar los datos cuantitativos faltantes.

Resultados principales: 

Ningún estudio de administración de suplementos con vitamina A u otro retinoide fue elegible para inclusión. Sin embargo, se incluyó un estudio aleatorio de la administración de suplementos con beta (β) caroteno que incluyó a 24 pacientes con FQ que recibían tratamiento de sustitución de enzimas pancreáticas. El estudio comparó períodos sucesivos de administración de suplementos con β-caroteno (dosis alta seguida de dosis baja) con placebo. Los resultados durante el período de administración de los suplementos a dosis baja se deben interpretar con cuidado debido a la falta de un período de lavado después de la administración de suplementos a dosis alta.

El estudio incluido no informó dos de los resultados primarios de la revisión (trastornos por deficiencia de vitamina A y mortalidad); los resultados del tercer resultado primario de crecimiento y estado nutricional (informado como puntuación z para la talla) no mostraron diferencias entre la administración de suplementos y placebo; diferencia de medias (DM) -0,23 (intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,89 a 0,43) (evidencia de baja calidad). Con respecto a los resultados secundarios, la administración de suplementos con β-caroteno a dosis alta durante tres meses dio lugar a significativamente menos días de antibióticos sistémicos necesarios para tratar las exacerbaciones pulmonares, en comparación con los controles, DM -15 días (IC del 95%: -27,60 a -2,40); sin embargo, este efecto no se mantuvo en la segunda sección de tres meses del estudio, en la que se redujo el nivel de administración de suplementos con β-caroteno, DM -8 días (IC del 95% -18,80 a 2,80) (evidencia de baja calidad). No hubo un efecto estadísticamente significativo entre los grupos en cuanto a la función pulmonar (evidencia de baja calidad) y no se observaron eventos adversos (evidencia de baja calidad). La administración de suplementos afectó los niveles de β-caroteno en plasma, pero no los niveles de vitamina A. El estudio no informó sobre la calidad de vida ni la toxicidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save