Los efectos de los incentivos económicos para los prescriptores

Esta revisión es la primera actualización de la revisión Cochrane de los efectos de las diferentes políticas económicas que tratan de influir en el comportamiento de los prescriptores. Los investigadores de la Colaboración Cochrane buscaron todos los estudios que pudieran responder a esta pregunta y encontraron 18 estudios. Sus hallazgos se resumen a continuación.

¿Cuáles son los incentivos económicos para los prescriptores?

Se gastan grandes cantidades de fondos para el cuidado de la salud en fármacos, y estas cantidades van en aumento. El aumento del gasto en medicinas podría significar menos dinero para otros servicios sanitarios o no sanitarios. Por consiguiente, las aseguradoras de salud y los responsables de la formulación de políticas están buscando formas de asegurar un mejor uso de los medicamentos y de controlar los costes de los mismos, sin dejar de garantizar que los pacientes obtengan los medicamentos que necesitan.

Una forma de tratar de controlar el gasto en medicamentos es influir en las personas que los prescriben, por ejemplo, mediante incentivos económicos. Una forma de hacerlo es introducir un tope presupuestario o un objetivo presupuestario. Aquí, los médicos y las organizaciones de salud tienen un presupuesto y la responsabilidad de mantenerse dentro de ese presupuesto. Otro enfoque consiste en aplicar una política de pago por rendimiento, por la cual los médicos o sus organizaciones son recompensados o castigados económicamente por su conducta de prescripción. Un tercer enfoque es aplicar una política de tasas de reembolso. En este caso, se reduce la cantidad de dinero que se reembolsa a los médicos por las recetas de medicamentos, lo que hace que la prescripción de medicamentos sea menos atractiva desde el punto de vista económico para los médicos.

Estas políticas pueden llevar a los médicos a recetar menos medicamentos o más baratos. Esto puede reducir el uso de medicamentos innecesarios, pero también puede conducir a resultados de salud más deficientes.

¿Qué sucede cuando se introducen incentivos económicos para los prescriptores?

Límites u objetivos del presupuesto farmacéutico:

- Esta política puede dar lugar a una modesta reducción del consumo general de fármacos por paciente (evidencia de baja certeza).

- No existe seguridad de los efectos de esta política en los costes de los medicamentos o en la utilización de la asistencia sanitaria, ya que la certeza de la evidencia se ha evaluado como muy baja.

- No se han medido los efectos de esta política en los resultados en salud.

Pagar por las políticas de desempeño:

- No existe seguridad de los efectos de esas políticas en el consumo de fármacos o en los resultados para la salud, ya que la certeza de la evidencia se ha evaluado como muy baja.

- No se han medido los efectos de esta política en los costes de los medicamentos o en la utilización de la atención médica.

Políticas de tasas de reembolso:

- No hay seguridad de los efectos de las políticas de tasas de reembolso porque la calidad de la evidencia se ha evaluado como muy baja.

¿Cuán actualizada está esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron estudios que se habían publicado hasta enero de 2015.

Conclusiones de los autores: 

Aunque los incentivos económicos se consideran un elemento importante de las estrategias para cambiar las pautas de prescripción, se puede encontrar evidencia limitada de sus efectos. Los efectos de las políticas, incluidas las políticas de pago por rendimiento, en la mejora de la calidad de la atención y los resultados sanitarios siguen siendo inciertos. Dado que las políticas farmacéuticas tienen efectos inciertos y que pueden causar tanto daños como beneficios, es necesario evaluarlas adecuadamente. Los estudios futuros deberían considerar el impacto de estas políticas en los resultados sanitarios, el consumo de fármacos y los gastos generales de atención de la salud, así como en los gastos en medicamentos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La proporción de los gastos totales de atención de la salud que se gasta en fármacos ha seguido aumentando en los países de todas las categorías de ingresos. Los encargados de la formulación de políticas están bajo presión para controlar los gastos farmacéuticos sin afectar negativamente a la calidad de la atención. Los incentivos económicos que tratan de influir en el comportamiento de los prescriptores incluyen disposiciones presupuestarias en los ámbitos de la atención primaria y los hospitales (topes u objetivos presupuestarios farmacéuticos), recompensas económicas por comportamientos o resultados específicos (pago de intervenciones de rendimiento) y un margen de beneficios reducido para los prescriptores en función de la venta y la prescripción de medicamentos (políticas de reducción de la tasa de reembolso farmacéutico). Esta es la primera actualización de la versión original de esta revisión.

Objetivos: 

Determinar los efectos de las políticas farmacéuticas que utilizan incentivos económicos para influir en las prácticas de los prescriptores sobre el uso de los fármacos, la utilización de la asistencia sanitaria, los resultados de la salud y los costes (gastos).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (búsqueda 29/01/2015); MEDLINE, Ovid SP (búsqueda 29/01/2015); EMBASE, Ovid SP (búsqueda 29/01/2015); International Network for Rational Use of Drugs (INRUD) Bibliography (búsqueda 29/01/2015); National Health Service (NHS) Economic Evaluation Database (búsqueda 29/01/2015); EconLit - ProQuest (búsqueda 02/02/2015); y Science Citation Index and Social Sciences Citation Index, Institute for Scientific Information (ISI) Web of Knowledge (búsqueda de citas de los estudios incluidos, búsqueda 10/02/2015). Se revisaron las listas de referencias de los informes relevantes y se estableció contacto con los autores de los estudios y las organizaciones para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron políticas que pretenden afectar la prescripción mediante incentivos económicos para los prescriptores. Se incluyen en esta categoría los topes u objetivos del presupuesto farmacéutico, las reducciones de las tasas de reembolso de los pagos por rendimiento y de los medicamentos y otras políticas económicas, si se dirigen específicamente a la prescripción o la utilización de medicamentos. Las políticas en esta revisión se definieron como las leyes, normas, reglamentos y órdenes financieras y administrativas hechas o implementadas por los pagadores como los gobiernos nacionales o locales, organizaciones no gubernamentales, aseguradores privados o sociales y organizaciones similares a los seguros. Había que informar de uno de los siguientes resultados: consumo de fármacos, utilización de la asistencia sanitaria, resultados o costes sanitarios. El estudio debía ser un ensayo aleatorizado o no aleatorizado, un análisis de series de tiempo interrumpido (STI), un estudio de medidas repetidas o un estudio controlado del antes y el después (CAD).

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la elegibilidad para la inclusión de los estudios y los riesgos de sesgo mediante los criterios de Práctica y Organización de la Atención Eficaz de Cochrane (EPOC) y extrajeron los datos de los estudios incluidos. En los estudios de ADC, se informaron los efectos relativos (p.ej., el cambio relativo ajustado). El equipo de revisión volvió a analizar todos los resultados del STI. Cuando fue posible, el equipo de la revisión también volvió a analizar los datos de CAD como datos de STI.

Resultados principales: 

Dieciocho evaluaciones (seis estudios nuevos) de políticas farmacéuticas de seis países de altos ingresos cumplieron los criterios de inclusión. Catorce estudios evaluaron las políticas de presupuesto farmacéutico en el Reino Unido (nueve estudios), dos en Alemania e Irlanda y uno en Suecia y otro en Taiwán. Tres estudios evaluaron las políticas de pago por desempeño en el Reino Unido (dos) y los Países Bajos (uno). Un estudio de Taiwán evaluó una política de reducción de la tasa de reembolso. Los análisis de STI tenían algunas limitaciones. Todos los estudios de CAD tenían serias limitaciones. Ningún estudio de países de ingresos bajos o medios cumplió los criterios de inclusión.

Los presupuestos farmacéuticos pueden dar lugar a una modesta reducción del consumo de fármacos (cambio relativo medio -2,8%; evidencia de certeza baja). No existe seguridad de los efectos de esta política en los costes de los medicamentos o en la utilización de la asistencia sanitaria, ya que la certeza de la evidencia se ha evaluado como muy baja. No se informó de los efectos de esta política en los resultados sanitarios. Los efectos de las políticas de pago por rendimiento en el consumo de fármacos y los resultados sanitarios son inciertos, ya que la certeza de esa evidencia se ha evaluado como muy baja. No se han medido los efectos de esta política en los costes de los medicamentos y la utilización de la atención médica. Los efectos de la política de reducción de la tasa de reembolso sobre el consumo y el coste de los fármacos son inciertos, ya que la certeza de esa evidencia se ha evaluado como muy baja. Ningún estudio incluido evaluó los efectos de esta política sobre la utilización de la asistencia sanitaria o los resultados de salud. En ninguno de los estudios incluidos se informó sobre los costes de administración de las pólizas.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save