Tratamiento de enfriamiento para la neuroprotección durante la neurocirugía

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El cerebro está en riesgo de disminución del flujo sanguíneo durante una variedad de procedimientos neuroquirúrgicos, lo que puede provocar resultados devastadores. La hipotermia inducida es la disminución controlada de la temperatura corporal central para evitar los problemas asociados con la disminución del flujo sanguíneo. La neurocirugía puede provocar complicaciones graves debido a diversos factores como el traumatismo debido a la retracción cerebral, la obstrucción de los vasos y la hemorragia intraoperatoria. Muchos anestesistas consideran que la hipotermia inducida está indicada para proteger al sistema nervioso central durante la cirugía. En esta revisión, se encontraron cuatro estudios que incluyeron a 1219 participantes. No se encontraron pruebas de diferencias importantes en el resultado de hipotermia para la neuroprotección y la normotermia durante la neurocirugía.

Conclusiones de los autores: 

Aunque hay algunas pruebas de que la hipotermia leve es segura, no está clara su efectividad en comparación con la normotermia. Se necesitan más ensayos clínicos para establecer el beneficio, si existe, de la hipotermia para la neuroprotección durante la neurocirugía antes de hacer recomendaciones firmes para el uso sistemático de esta intervención.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cerebro está en riesgo de isquemia durante una variedad de procedimientos neuroquirúrgicos, lo que puede provocar resultados devastadores. La hipotermia inducida es la disminución controlada de la temperatura corporal central con fines terapéuticos. La hipotermia inducida es la práctica actual durante la neurocirugía para la prevención o la reducción al mínimo de la lesión cerebral isquémica. La neurocirugía puede provocar complicaciones graves debido a diversos factores como la necesidad de retracción cerebral, la obstrucción de los vasos y la hemorragia intraoperatoria. Muchos anestesiólogos consideran que la hipotermia inducida está indicada para proteger al sistema nervioso central durante la cirugía. Aunque la hipotermia se utiliza con frecuencia durante la neurocirugía, todavía no se ha establecido su eficacia clínica.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de la hipotermia inducida versus la normotermia para la neuroprotección en pacientes a los que se les realizó neurocirugía.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library 2010, número 10), MEDLINE, LILACS, EMBASE y en Current Controlled Trials (desde su inicio hasta noviembre 2010), en las listas de referencias de los ensayos identificados y en bibliografías de revisiones publicadas. También se estableció contacto con investigadores de este tema. No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios y ensayos controlados cuasialeatorios de hipotermia inducida versus normotermia para la neuroprotección en pacientes a los que se les realizó neurocirugía.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ensayos sobre el enfriamiento para la neuroprotección durante la neurocirugía que incluyeron a 1219 pacientes. No se encontraron pruebas de que la hipotermia fuera efectiva o poco segura en comparación con la normotermia para la neuroprotección en los pacientes a los que se les realizó neurocirugía.

Share/Save