Opiáceos para el tratamiento a largo plazo del dolor no relacionado con el cáncer

Los hallazgos de esta revisión sistemática indican que el tratamiento adecuado con un tipo de analgésico potente (opiáceos) en pacientes bien seleccionados sin antecedentes de adicción ni abuso de sustancias puede dar lugar al alivio del dolor a largo plazo de algunos pacientes, con un riesgo muy pequeño (aunque no cero) de desarrollar adicción, abuso u otros efectos secundarios graves. Sin embargo, la evidencia que apoya estas conclusiones es débil y se necesitan estudios a más largo plazo para identificar a los pacientes que es más probable que se beneficien del tratamiento.

Conclusiones de los autores: 

Muchos pacientes interrumpen el tratamiento con opiáceos a largo plazo (especialmente los opiáceos orales) debido a eventos adversos o a un alivio insuficiente del dolor; sin embargo, hay evidencia poco convincente que indica que los pacientes que pueden continuar con los opiáceos a largo plazo presentan un alivio del dolor clínicamente significativo. No es posible determinar si mejora la calidad de vida o el funcionamiento. Hubo muchos eventos adversos leves (como náuseas y cefalea), pero los eventos adversos graves fueron poco frecuentes, incluida la adicción iatrogénica a los opiáceos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento con opiáceos para el dolor crónico no relacionado con el cáncer (DCNRC) es polémico debido a las inquietudes con respecto a la efectividad y la seguridad a largo plazo, en particular el riesgo de tolerancia, dependencia o abuso.

Objetivos: 

Evaluar la seguridad, la eficacia y la efectividad de los opiáceos administrados a largo plazo para el DCNRC.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en diez bases de datos bibliográficas hasta mayo de 2009.

Criterios de selección: 

Se buscaron estudios que: obtuvieran datos de eficacia sobre los participantes después de al menos seis meses de tratamiento; fueran artículos de texto completo; no incluyeran datos innecesarios; fueran prospectivos; reclutaran al menos diez participantes; informaran sobre datos de participantes que presentaran DCNRC. Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y estudios de series de casos anteriores y posteriores.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos sobre la seguridad y la efectividad y resolvieron las discrepancias mediante consenso. Se utilizó el "metanálisis de efectos aleatorios" para resumir los datos cuando fue apropiado, se utilizó la estadística I2 para cuantificar la heterogeneidad y, cuando fue apropiado, se exploró la heterogeneidad con el uso de la metarregresión. Se realizaron varios análisis de sensibilidad para probar la solidez de los resultados.

Resultados principales: 

Se revisaron 26 estudios con 27 grupos de tratamiento que reclutaron 4893 participantes. Veinticinco de los estudios fueron series de casos o continuaciones de ensayos no controlados a largo plazo, el otro fue un ECA que comparó dos opiáceos. Los opiáceos se administraron por vía oral (número de grupos de tratamientos de estudio [abreviado como "k"] = 12; n = 3040), transdérmica (k = 5; n = 1628), o intratecal (k = 10; n = 231). Muchos participantes interrumpieron el tratamiento debido a efectos adversos (oral: 22,9 [intervalo de confianza (IC) del 95%: 15,3% a 32,8%]; transdérmica: 12,1% [IC del 95%: 4,9% a 27,0%]; intratecal: 8,9% [IC del 95%: 4,0% a 26,1%]); o al alivio insuficiente del dolor (oral: 10,3% [IC del 95%: 7,6% a 13,9%]; intratecal: 7,6% [IC del 95%: 3,7% a 14,8%]; transdérmica: 5,8% [IC del 95%: 4,2% a 7,9%]). Los signos de adicción a los opiáceos se informaron en el 0,27% de los participantes de los estudios que informaron dicho resultado. Las tres formas de administración se asociaron con una reducción clínicamente significativa del dolor, pero la cantidad de alivio del dolor varió entre los estudios. Los hallazgos con respecto a la calidad de vida y el estado funcional no fueron concluyentes debido a la cantidad insuficiente de evidencia de los estudios de administración oral y a los hallazgos estadísticos no concluyentes de los estudios de administración transdérmica e intratecal.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save