Anticoagulantes para prevenir los coágulos sanguíneos en pacientes con cáncer y catéteres venosos centrales

Antecedentes
Un catéter venoso central (CVC) es un tubo que se inserta en una vena grande para administrar líquidos o fármacos. La colocación de un CVC aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos en los pacientes con cáncer. Esta revisión evaluó la efectividad y la seguridad de los agentes anticoagulantes en pacientes con cáncer y un CVC.

Características de los estudios
Se realizaron búsquedas en la literatura científica de estudios de anticoagulantes en pacientes con cáncer y un CVC. La evidencia está actualizada hasta el 14 de mayo de 2018.

Resultados clave
Se incluyeron 13 ensayos que reclutaron a 3420 pacientes con cáncer y un CVC. La mayoría de los ensayos incluyeron a pacientes con varios tipos y etapas del cáncer. Siete estudios compararon anticoagulantes inyectables con ningún anticoagulante, seis estudios compararon pastillas anticoagulantes con ningún anticoagulante y tres estudios compararon anticoagulantes inyectables con pastillas anticoagulantes. Al considerar a los pacientes con cáncer y un CVC, los anticoagulantes inyectables probablemente redujeron el riesgo de coágulos sanguíneos relacionados con el CVC en comparación con ninguna anticoagulación y probablemente aumentaron el riesgo de trombocitopenia (niveles bajos de plaquetas en la sangre, lo que causa hemorragias en los tejidos) en comparación con las pastillas anticoagulantes.

Certeza de la evidencia
Al comparar los anticoagulantes inyectables con ninguna anticoagulación, se consideró que la certeza de la evidencia fue moderada en el caso de los coágulos sanguíneos en el sitio del catéter, baja en el caso de la mortalidad, la infección en el sitio del catéter y las hemorragias leves, y muy baja en el caso de las hemorragias graves.

Al comparar las pastillas anticoagulantes con ninguna anticoagulación, se consideró que la certeza de la evidencia fue baja para la mortalidad por hemorragias graves y leves, la retirada prematura del catéter y la infección relacionada con el catéter fue baja, y muy baja para los coágulos sanguíneos en el lugar del catéter.

Al comparar los anticoagulantes inyectables con las pastillas anticoagulantes, se consideró que la certeza de la evidencia fue baja para la mortalidad y los coágulos sanguíneos en las extremidades y muy baja para los coágulos sanguíneos en el lugar del catéter y las hemorragias graves y leves.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia no fue concluyente en cuanto al efecto de la HBPM en la mortalidad, el efecto del AVK en la mortalidad y el TEV relacionado con el catéter, y el efecto de la HBPM en comparación con el AVK en la mortalidad y el TEV relacionado con el catéter. Se encontró evidencia de certeza moderada de que la HBPM reduce el TEV relacionado con el catéter en comparación con ninguna HBPM. Los pacientes con cáncer con CVC en los que se considere la anticoagulación se debe equilibrar el posible efecto beneficioso de la reducción de las complicaciones tromboembólicas con los posibles efectos perjudiciales y la carga de los anticoagulantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La colocación de un catéter venoso central (CVC) aumenta el riesgo de trombosis en los pacientes con cáncer. A menudo la trombosis requiere la extracción del CVC, lo que provoca retrasos en el tratamiento y morbilidad y mortalidad relacionadas con la trombosis. Ésta es una actualización de la revisión Cochrane publicada en 2014.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la anticoagulación para la tromboprofilaxis en los pacientes con cáncer con un CVC.

Estrategia de búsqueda (: 

En mayo de 2018 se realizó una búsqueda exhaustiva de la bibliografía que incluyó una búsqueda electrónica importante en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE (Ovid) y Embase (Ovid); una búsqueda manual en las actas de congresos; la verificación de las referencias de los estudios incluidos; la búsqueda de los estudios en curso; y el uso de la función de "citas relacionadas" en PubMed. Esta actualización de la revisión sistemática se basó en los resultados de una búsqueda bibliográfica realizada el 14 de mayo de 2018.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron los efectos beneficiosos y perjudiciales de la heparina no fraccionada (HNF), la heparina de bajo peso molecular (HBPM), los antagonistas de la vitamina K (AVK) o el fondaparinux, o que compararon los efectos de dos de estos anticoagulantes en pacientes con cáncer y un CVC.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos y se evaluó el riesgo de sesgo mediante un formulario estandarizado. Los resultados incluyeron mortalidad por todas las causas, tromboembolismo venoso (TEV) sintomático relacionado con el catéter, embolia pulmonar (EP), hemorragia grave, hemorragia leve, infección relacionada con el catéter, trombocitopenia y calidad de vida relacionada con la salud (CVRS). La certeza de la evidencia para cada resultado se evaluó mediante los criterios GRADE (Balshem 2011).

Resultados principales: 

Trece ECA (23 documentos) cumplieron los criterios de inclusión. Estos ensayos reclutaron 3420 participantes. Siete ECA compararon HBPM con ninguna HBPM (seis en adultos y uno en niños), seis ECA compararon AVK con ningún AVK (cinco en adultos y uno en niños) y tres ECA compararon HBPM con AVK en pacientes adultos.

HBPM versus ninguna HBPM
Seis ECA (1537 participantes) compararon HBPM con ninguna HBPM en pacientes adultos. Los metanálisis mostraron que la HBPM probablemente disminuyó la incidencia de TEV sintomático relacionado con el catéter hasta los tres meses de seguimiento en comparación con ninguna HBPM (riesgo relativo [RR] 0,43; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,22 a 0,81; diferencia de riesgos [DR] 38 menos por 1000; IC del 95%: 13 menos a 52 menos; evidencia de certeza moderada). Sin embargo, el análisis no confirmó ni excluyó un efecto beneficioso o perjudicial de la HBPM sobre la mortalidad a los tres meses de seguimiento (RR 0,82; IC del 95%: 0,53 a 1,26; DR 14 menos por 1000; IC del 95%: 36 menos a 20 más; evidencia de certeza baja), hemorragia grave (RR 1,49; IC del 95%: 0,06 a 36,28; DR 0 más por 1000; IC del 95%: 1 menos a 35 más; evidencia de certeza muy baja), hemorragia leve (RR 1,35; IC del 95%: 0,62 a 2,92; DR 14 más por 1000; IC del 95%: 16 menos a 79 más; evidencia de certeza baja), y trombocitopenia (RR 1,03; IC del 95%: 0,80 a 1,33; DR 5 más por 1000; IC del 95%: 35 menos a 58 más; evidencia de certeza baja).

AVK versus ningún AVK
Cinco ECA (1599 participantes) compararon dosis bajas de AVK con ningún AVK en pacientes adultos. Los metanálisis no confirmaron ni excluyeron un efecto beneficioso o perjudicial de dosis bajas de AVK en comparación con ningún AVK sobre la mortalidad (RR 0,99; IC del 95%: 0,64 a 1,55; DR 1 menos por 1000; IC del 95%: 34 menos a 52 más; evidencia de certeza baja), TEV sintomático relacionado con el catéter (RR 0,61; IC del 95%: 0,23 a 1,64; DR 31 menos por 1000; IC del 95%: 62 menos a 51 más; evidencia de certeza baja), hemorragia grave (RR 7,14; IC del 95%: 0,88 a 57,78; DR 12 más por 1000; IC del 95%: 0 menos a 110 más; evidencia de certeza baja), hemorragia leve (RR 0,69; IC del 95%: 0,38 a 1,26; DR 15 menos por 1000; IC del 95%: 30 menos a 13 más; evidencia de certeza baja), retiro prematuro del catéter (RR 0,82; IC del 95%: 0,30 a 2,24; DR 29 menos por 1000; IC del 95%: 114 menos a 202 más; evidencia de certeza baja), e infección relacionada con el catéter (RR 1,17; IC del 95%: 0,74 a 1,85; DR 71 más por 1000; IC del 95%: 109 menos a 356; evidencia de certeza baja).

HBPM versus AVK
Tres ECA (641 participantes) compararon HBPM con AVK en pacientes adultos. La evidencia disponible no confirmó ni excluyó un efecto beneficioso o perjudicial de la HBPM en relación con el AVK sobre la mortalidad (RR 0,94; IC del 95%: 0,56 a 1,59; DR 6 menos por 1000; IC del 95%: 41 menos a 56 más; evidencia de certeza baja), la TEV sintomático relacionado con el catéter (RR 1,83; IC del 95%: 0,44 a 7,61; DR 15 más por 1000; IC del 95%: 10 menos a 122 más; evidencia de certeza muy baja), la EP (RR 1,70; IC del 95%: 0,74 a 3,92; DR 35 más por 1000; IC del 95%: 13 menos a 144 más; evidencia de certeza baja), hemorragia grave (RR 3,11; IC del 95%: 0,13 a 73,11; DR 2 más por 1000; IC del 95%: 1 menos a 72 más; evidencia de certeza muy baja) o hemorragia leve (RR 0,95, IC del 95%: 0,20 a 4,61; DR 1 menos por 1000; IC del 95%: 21 menos a 95 más; evidencia de certeza muy baja). Los metanálisis mostraron que la HBPM probablemente aumentaba el riesgo de trombocitopenia en comparación con el AVK a los tres meses de seguimiento (RR 1,69; IC del 95%: 1,20 a 2,39; DR 149 más por 1000; IC del 95%: 43 menos a 300 más; evidencia de certeza moderada).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save