Servicios asistenciales en lugar del ingreso al hospital para los jóvenes o los niños con problemas mentales

Muchos países hacen hincapié en la prestación de los servicios de salud mental en un ámbito con restricción mínima, aunque reconocen que algunos niños necesitan ser ingresados al hospital. Como resultado hay diversos servicios de salud mental para tratar a los jóvenes con problemas mentales graves, en ámbitos comunitarios o ambulatorios, que están en riesgo de ser ingresados al hospital.

Esta revisión encontró siete estudios que evaluaron si estos servicios ayudaron a los niños y jóvenes con problemas mentales. Esta revisión no encontró estudios acerca del tratamiento intensivo diurno (en los que los niños asisten a programas de tratamiento durante el día durante un período corto), el tratamiento intensivo de los casos (servicios y apoyo para los niños coordinados por profesionales de la asistencia sanitaria), atención terapéutica familiar (los niños viven con padres adoptivos especialmente adiestrados) o la atención residencial con atención hospitalaria (los niños viven en una residencia, que no es un hospital, que proporciona servicios asistenciales de salud mental).

Los estudios evaluaron cuatro tipos diferentes de servicios. En el tratamiento multisistémico (TMS) en el domicilio, los terapeutas proporcionaron el tratamiento al niño y la familia juntos, en su hogar. Algunos comportamientos de los niños mejoraron con el TMS. También pasaron menos días fuera de la escuela y en el hospital. El tratamiento intensivo domiciliario proporciona a los niños el tratamiento en su hogar, para resolver los problemas de la forma de interactuar con otras personas en el hogar y para mejorar sus síntomas psicológicos. Los niños que recibieron este tipo de servicio no mejoraron más que los niños que no lo recibieron. La intervención intensiva domiciliaria durante las crisis (modelo de Homebuilders para intervención en las crisis) se orienta a que el niño y la familia aprendan aptitudes relacionadas con la construcción de relaciones, el cambio del marco de referencia de los problemas, el tratamiento de la ira, la comunicación y el tratamiento cognitivo conductual. Los niños con este servicio tuvieron mejorías pequeñas. Los servicios especializados de pacientes ambulatorios se proporcionan por diversos profesionales de la asistencia sanitaria en los consultorios. Los niños que recibieron este servicio no mejoraron más que los niños que no los recibieron.

La calidad de algunos de los estudios no fue alta y la mayoría no tenían suficientes personas para evaluar el efecto real de los servicios. La evidencia obtenida proporciona muy poca orientación para el desarrollo de este tipo de servicios.

Conclusiones de los autores: 

La calidad de la base de evidencia actualmente proporciona muy poca orientación para el desarrollo de los servicios. Si no es factible realizar ensayos controlados aleatorizados deben considerarse diseños alternativos de los estudios, como los sistemas prospectivos de auditoría en varios centros, que tienen la posibilidad de mejorar el nivel actual de la evidencia. Estos estudios deben incluir una medición inicial al ingreso junto con los datos demográficos y las medidas de resultado evaluadas con unos pocos instrumentos robustos estandarizados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La política actual en el Reino Unido y en otros lugares hace hincapié en la prestación de servicios de salud mental en ámbitos menos restrictivos, aunque también reconoce que algunos niños requerirán atención hospitalizada. Como resultado, hay diversos tipos de servicios de salud mental para tratar a los jóvenes con problemas mentales graves, en riesgo de ingresar en una unidad hospitalaria de la comunidad o de permanecer en ámbitos ambulatorios.

Objetivos: 

1. Evaluar la efectividad, la aceptabilidad y el coste de los servicios de salud mental que proporcionan una alternativa a la atención hospitalaria para niños y jóvenes.
2. Identificar el rango y la prevalencia de diferentes modelos de servicios que procuran evitar la atención hospitalaria en los niños y los jóvenes.

Métodos de búsqueda: 

La búsqueda incluyó el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group) (2007), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL)(The Cochrane Library 2006, número 4), MEDLINE (1966 hasta 2007), EMBASE (1982 hasta 2006), el British Nursing Index (1994 hasta 2006), RCN database (1985 hasta 1996), CINAHL (1982 hasta 2006) y PsycInfo (1972 hasta 2007).

Criterios de selección: 

Los ensayos controlados aleatorizados de servicios de salud mental que prestan atención especializada, con un alcance superior al de los servicios genéricos para pacientes ambulatorios, como una alternativa a la asistencia hospitalizada, para los niños o adolescentes de cinco a 18 años de edad que tienen un trastorno mental grave, que requieren servicios especializados superiores a los servicios genéricos para pacientes ambulatorios. El grupo de control recibió servicios de salud mental en un hospital o ámbito equivalente.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los estudios. Se agruparon los estudios según el tipo de intervención, pero no se agruparon los datos debido a la diversidad de las intervenciones y de las medidas de resultado. Cuando los datos estaban disponibles se calcularon los intervalos de confianza (IC) de las diferencias entre los grupos durante el seguimiento. También se calcularon las diferencias de medias estandarizadas (DME) y los IC del 95% en cada resultado como la media del cambio con relación al inicio durante el seguimiento con el uso de las DE del seguimiento. Se calcularon las DME (se tuvo en cuenta la dirección del cambio y la puntuación obtenida con cada instrumento), por lo que las DME negativas indican resultados que favorecen el tratamiento y las DME positivas favorecen el grupo control.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ensayos controlados aleatorizados (con un total de 799 participantes reclutados) que evaluaron cuatro modelos distintos de atención: tratamiento multisistémico (TMS) en el domicilio, servicio ambulatorio especializado, tratamiento intensivo domiciliario y la intervención intensiva basada en el domicilio durante las crisis (modelo “Homebuilders” para la intervención en las crisis). Los jóvenes que recibieron el TMS en la casa experimentaron alguna mejoría del funcionamiento, en términos de exteriorizar los síntomas y pasaron menos días fuera de la escuela y sitios fuera del hogar. Durante el seguimiento a corto plazo el grupo de control tuvo una mejoría mayor de la adaptabilidad y la cohesión; que no se mantuvo a los cuatro meses de seguimiento. En ambos grupos se informaron mejorías pequeñas, significativas, de los pacientes en el ensayo que evaluaba la intervención domiciliaria intensiva de las crisis con el uso del modelo “Homebuilders”. No se informaron diferencias durante el seguimiento en los dos ensayos que evaluaron el tratamiento intensivo en el domicilio, o en los ensayos que evaluaron los servicios especializados de pacientes ambulatorios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save