Tracción mecánica para el dolor de cuello con o sin radiculopatía

Del 26% al 71% de la población adulta puede recordar haber presentado un episodio de dolor o rigidez de cuello a lo largo de su vida El dolor de cuello es más frecuente en mujeres que en hombres, con tasas informadas de hasta el 77,8%. La historia natural es incierta. El dolor de cuello tiene una repercusión costosa sobre la sociedad debido a las visitas a los prestadores de atención sanitaria, bajas laborales por enfermedad, incapacidad y pérdida de la productividad. Existen varios tratamientos disponibles para el dolor de cuello, uno de los cuales es la tracción mecánica.

La tracción mecánica "estira" el cuello. Con el paciente acostado boca arriba, se coloca un cabestro en la parte posterior de la cabeza y posiblemente la mandíbula, y se fija a una máquina. Luego la máquina se fija durante cierto período de tiempo y con un peso específico para que ocurra la tracción. La tracción puede ser sostenida durante el tiempo especificado (denominada continua o estática) o intermitente (ciclo encendido/apagado) durante la sesión de tratamiento. Los expertos consideran que la tracción amplía el espacio entre las vértebras, aumenta el movimiento de las articulaciones y extiende los músculos y los ligamentos que se encuentran alrededor de las vértebras. En general los efectos secundarios son escasos, pero pueden incluir cefalea, náuseas, desmayos y lesiones tisulares.

Se incluyeron siete ensayos controlados con asignación al azar (ECAs) con 958 participantes que consideraron los efectos de la tracción mecánica continua o intermitente para los individuos con dolor de cuello crónico (de más de tres meses de duración). Algunos presentaban síntomas que se irradiaban a los brazos y la cabeza (síntomas radiculares), otros no.

Sólo un ECA (100 participantes) tuvo bajo riesgo de sesgo, lo que significa que se podía confiar en los resultados. Este ensayo encontró que como promedio no hubo diferencias estadísticamente significativas entre la tracción continua y la tracción placebo en cuanto a la reducción del dolor o la mejoría de la función para los individuos con trastornos del cuello crónicos con síntomas radiculares.

En resumen, la revisión no encontró pruebas de los ECAs con bajo potencial de sesgo que apoyen o rechacen claramente el uso de la tracción continua o intermitente para los individuos con trastornos del cuello crónicos.

Conclusiones de los autores: 

La bibliografía actual no apoya ni rechaza la eficacia o la efectividad de la tracción continua o intermitente para la reducción del dolor, la mejoría de la función o el efecto general percibido comparada con la tracción placebo, los comprimidos, el calor u otros tratamientos conservadores en pacientes con trastornos crónicos del cuello. Se necesitan ECAs grandes bien realizados para determinar primero la eficacia de la tracción y luego su efectividad en individuos con trastornos del cuello con síntomas radiculares.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor de cuello es una queja frecuente del sistema musculoesquelético que puede ser invalidante y costoso para la sociedad. La tracción mecánica es utilizada con frecuencia como tratamiento adjunto en la rehabilitación de pacientes ambulatorios.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la tracción mecánica para los trastornos del cuello.

Estrategia de búsqueda (: 

Un bibliotecario investigador revisó las bases de datos bibliográficas electrónicas sin limitaciones de idioma hasta marzo de 2008, en busca de ensayos controlados con asignación al azar (ECAs) en la bibliografía médica, quiropráctica y paramédica.

Criterios de selección: 

Los ECAs seleccionados examinaron adultos con trastornos del cuello que recibieron tracción mecánica sola o en combinación con otros tratamientos, comparada con placebo u otro tratamiento. Las medidas de resultado de interés fueron dolor, función, discapacidad, efecto general percibido, satisfacción del paciente y medidas de calidad de vida.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores con diferentes antecedentes en medicina, fisioterapia, tratamiento con masajes y quiropraxis realizaron de forma independiente la selección de los estudios, la evaluación del riesgo de sesgo y la extracción de los datos mediante formularios a los que previamente se les aplicó una prueba piloto. Se resolvió cualquier desacuerdo mediante consenso.

Resultados principales

De los siete ECAs seleccionados (958 participantes), sólo uno (n = 100) tuvo un bajo riesgo de sesgo. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas (DME -0,16; IC del 95%: -0,59 a 0,27) entre la tracción continua y la tracción placebo para el alivio del dolor o la mejoría de la función para los trastornos crónicos del cuello con síntomas radiculares. La revisión no encontró pruebas a partir de ECAs con un bajo potencial para el sesgo que claramente apoyen o rechacen el uso de la tracción continua o intermitente para los trastornos del cuello.

Conclusiones de los autores

La bibliografía actual no apoya ni rechaza la eficacia o la efectividad de la tracción continua o intermitente para la reducción del dolor, la mejoría de la función o el efecto general percibido comparada con la tracción placebo, los comprimidos, el calor u otros tratamientos conservadores en pacientes con trastornos crónicos del cuello. Se necesitan ECAs grandes bien realizados para determinar primero la eficacia de la tracción y luego su efectividad en individuos con trastornos del cuello con síntomas radiculares.

Esta revisión debería citarse como:Graham Nadine, Gross Anita, Goldsmith Charles H, Klaber Moffett Jennifer, Haines Ted, Burnie Stephen J, Peloso Paul Michael JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

De los siete ECAs seleccionados (958 participantes), sólo uno (n = 100) tuvo un bajo riesgo de sesgo. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas (DME -0,16; IC del 95%: -0,59 a 0,27) entre la tracción continua y la tracción placebo para el alivio del dolor o la mejoría de la función para los trastornos crónicos del cuello con síntomas radiculares. La revisión no encontró pruebas a partir de ECAs con un bajo potencial para el sesgo que claramente apoyen o rechacen el uso de la tracción continua o intermitente para los trastornos del cuello.

Tools
Information
Share/Save