Profilaxis con betamiméticos orales para la prevención del trabajo de parto prematuro en embarazos únicos

No hay datos suficientes sobre el uso de los fármacos betamiméticos administrados por vía oral para reducir el parto prematuro en las mujeres con alto riesgo de trabajo de parto prematuro y con embarazos únicos.

Las mujeres a veces entran en trabajo de parto temprano y tienen partos prematuros (antes de 37 semanas). Estos recién nacidos están en mayor riesgo de presentar problemas de salud y cuanto más pronto se produce el nacimiento, mayor es el riesgo. Los niños nacidos antes de las 32 semanas tienen problemas considerables, sin embargo, los nacido antes de las 28 semanas tienen mayor riesgo. Estos recién nacidos pueden sufrir problemas respiratorios, hemorragia intestinal. Además, tienen mayor riesgo de parálisis cerebral o incapacidad a largo plazo e incluso algunos recién nacidos no sobreviven a las primeras semanas. Los recién nacidos necesitan atención especial, a veces cuidados intensivos y esto puede ser muy traumático para los padres. Alrededor del 6% al 10% de los nacimientos son prematuros. Muchas intervenciones se evaluaron para tratar de mejorar los resultados para estos recién nacidos; Esta revisión considera un grupo de fármacos llamados betamiméticos administrados por vía oral en las mujeres con alto riesgo y embarazo único. Estos fármacos procuran reducir e inhibir las contracciones del trabajo de parto. Sin embargo, tienen efectos secundarios como náuseas, vómitos, temblores, cefaleas y disnea. La revisión de los estudios encontró sólo un ensayo que incluyó a 64 mujeres. Por lo tanto, no se hallaron pruebas suficientes que apoyen el uso de estos fármacos para la reducción del trabajo de parto y el nacimiento prematuro

Conclusiones de los autores: 

No hay suficientes pruebas para favorecer o refutar el uso de profilaxis con betamiméticos orales para la prevención del parto prematuro en mujeres con embarazo único.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Del 6% al 10% de todos los nacimientos son prematuros. Los mismos se consideran la complicación más grave del embarazo asociada con mortalidad y morbilidad perinatal. El parto prematuro es una importante variable predictiva del trabajo de parto prematuro. Cuanto más pronto es el nacimiento, mayor es la probabilidad de que la gestación se repita de la misma forma. En el contexto agudo, los betamiméticos pueden reducir la frecuencia de las contracciones o retrasar el parto prematuro de 24 a 48 horas.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la profilaxis con betamiméticos orales para la prevención del trabajo de parto y el nacimiento prematuro en mujeres con embarazo único en alto riesgo de parto prematuro.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (octubre 2007), CENTRAL (The Cochrane Library 2006, número 3), MEDLINE (enero 1966 hasta diciembre 2006), EMBASE (enero 1985 hasta diciembre 2006) y en listas de referencias.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios en los embarazos únicos con alto riesgo de trabajo de parto prematuro que comparan la profilaxis con betamiméticos orales con placebo o cualquier intervención con el objetivo específico de prevenir el nacimiento prematuro.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales

Se incluyó un ensayo (64 mujeres con embarazo único). El ensayo comparó la isoxuprina, un agente betamimético oral, con el placebo. No se observaron diferencias en la tasa de mortalidad perinatal (riesgo relativo [RR] 4,74; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,50 a 45,00). No se encontraron pruebas del efecto de los agentes betamiméticos orales en la reducción de la aparición espontánea del trabajo de parto (RR 1,07; IC del 95%: 0,14 a 8,09) o del nacimiento prematuro con menos de 37 semanas de gestación. No se halló una relación significativa entre el uso de betamiméticos orales y los efectos secundarios suficientes para interrumpir el tratamiento (RR 2,51; IC del 95%: 0,59 a 10,76). No se encontraron diferencias para los resultados en lactantes; el peso al nacer inferior a 2500 g (RR 1,74; IC del 95%: 0,44 a 6,87) o en la muerte neonatal (RR 4,74; IC del 95%: 0,50 a 45,00). La calidad metodológica de este ensayo fue adecuada; sin embargo, el tamaño de la muestra fue inapropiado para determinar cualquier importancia en las diferencias del resultado neonatal entre los grupos de tratamiento.

Conclusiones de los autores

No hay suficientes pruebas para favorecer o refutar el uso de profilaxis con betamiméticos orales para la prevención del parto prematuro en mujeres con embarazo único.

Esta revisión debería citarse como:Whitworth M, Quenby SLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyó un ensayo (64 mujeres con embarazo único). El ensayo comparó la isoxuprina, un agente betamimético oral, con el placebo. No se observaron diferencias en la tasa de mortalidad perinatal (riesgo relativo [RR] 4,74; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,50 a 45,00). No se encontraron pruebas del efecto de los agentes betamiméticos orales en la reducción de la aparición espontánea del trabajo de parto (RR 1,07; IC del 95%: 0,14 a 8,09) o del nacimiento prematuro con menos de 37 semanas de gestación. No se halló una relación significativa entre el uso de betamiméticos orales y los efectos secundarios suficientes para interrumpir el tratamiento (RR 2,51; IC del 95%: 0,59 a 10,76). No se encontraron diferencias para los resultados en lactantes; el peso al nacer inferior a 2500 g (RR 1,74; IC del 95%: 0,44 a 6,87) o en la muerte neonatal (RR 4,74; IC del 95%: 0,50 a 45,00). La calidad metodológica de este ensayo fue adecuada; sin embargo, el tamaño de la muestra fue inapropiado para determinar cualquier importancia en las diferencias del resultado neonatal entre los grupos de tratamiento.

Tools
Information
Share/Save