Bloqueantes betaadrenérgicos para la reducción del riesgo cardíaco perioperatorio en pacientes sometidos a cirugía vascular

Antecedentes

A medida que la población envejece, más pacientes son sometidos a cirugía vascular mayor, la cual conlleva un riesgo mayor de complicaciones cardíacas. El mayor riesgo de complicaciones cardíacas a menudo es resultado de la cardiopatía asintomática. El tratamiento de los síntomas graves, como la isquemia crítica del miembro (arterias con estenosis grave en los miembros inferiores que dan lugar a dolor en reposo, úlceras, o gangrena), en pacientes con arteriopatía periférica es una razón común de la realización de cirugía vascular, la cual conlleva un mayor riesgo de ataque cardíaco (infarto de miocardio) que varía de un 5% a un 24% durante y poco después de la cirugía. Hay pruebas claras sobre la administración de betabloqueantes (una clase de fármacos utilizados para tratar determinadas enfermedades cardíacas así como la presión arterial elevada y otras enfermedades) para reducir el riesgo cardíaco en pacientes con cardiopatía comprobada, y se ha sugerido que los betabloqueantes pueden reducir las enfermedades cardíacas a corto plazo (morbilidad) y la muerte (mortalidad) en los pacientes sometidos a cirugía vascular mayor no cardíaca.

Características de los estudios

Se identificaron dos estudios que evaluaban la administración de betabloqueantes durante la cirugía (de forma perioperatoria) en pacientes sometidos a cirugía vascular mayor no cardíaca, con datos de seguimiento sobre los resultados cardiovasculares. Se asignó al azar a un total de 599 participantes para recibir betabloqueantes (301 participantes) o placebo (298 participantes). Ambos estudios fueron ensayos controlados aleatorios doble ciego (ni los participantes ni los cirujanos fueron conscientes del tratamiento), que evaluaban el betabloqueante metoprolol.

Resultados clave

Los resultados del análisis no ofrecieron pruebas claras de que los betabloqueantes perioperatorios redujeran la muerte por cualquier causa (mortalidad por todas las causas), la muerte cardiovascular, el ataque cardíaco no mortal, el latido irregular (arritmia), la insuficiencia cardíaca, el accidente cerebrovascular, los eventos cardiovasculares combinados o la nueva hospitalización a los 30 días. Hubo pruebas para apoyar que los betabloqueantes aumentaron el riesgo de frecuencia cardíaca baja (bradicardia) y presión arterial baja (hipotensión) intraoperatorias. Estas complicaciones deben compararse con los beneficios al considerar la administración de betabloqueantes en esta población.

Calidad de la evidencia

La calidad de los estudios fue buena para ambos ensayos. Un ensayo no describió adecuadamente las técnicas de asignación al azar y el otro no informó si los evaluadores de resultado fueron cegados al grupo de tratamiento, y posiblemente tuvo poco poder estadístico. Debido a que hubo sólo dos estudios incluidos, varios de los resultados sólo tuvieron datos de un único estudio, y ninguno de los estudios informó sobre el bloqueo o la obstrucción de los vasos sanguíneos (permeabilidad vascular / oclusión del injerto), lo cual redujo la calidad de las pruebas a moderada.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente este metanálisis no ofrece pruebas claras de que el bloqueo betaadrenérgico perioperatorio reduzca la morbilidad y la mortalidad cardíaca posoperatorias en pacientes sometidos a cirugía vascular mayor no cardíaca. Hay pruebas de que la bradicardia y la hipotensión intraoperatorias son más probables en los pacientes que reciben bloqueantes betaadrenérgicos perioperatorios, lo cual debe compararse con cualquier beneficio.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes sometidos a cirugía vascular mayor presentan un mayor riesgo de complicaciones cardíacas posoperatorias. Los bloqueantes betaadrenérgicos representan una intervención farmacológica importante y establecida en la prevención de las complicaciones cardíacas en pacientes con coronariopatía. Se ha propuesto que esta clase de fármacos puede reducir el riesgo de complicaciones cardíacas perioperatorias en los pacientes sometidos a cirugía vascular mayor no cardíaca.

Objetivos: 

Examinar la eficacia y la seguridad del bloqueo betaadrenérgico perioperatorio en cuanto a la reducción de la mortalidad cardíaca o por todas las causas, el infarto de miocardio y otros resultados de seguridad cardiovascular en pacientes sometidos a cirugía vascular mayor no cardíaca.

Estrategia de búsqueda (: 

El Coordinador de Búsquedas de Ensayos (CBE) del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) buscó en el registro especializado (enero 2014) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2013, número 12). Se hicieron búsquedas en las bases de datos de ensayos y se verificaron las listas de referencias de artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios prospectivos del bloqueo betaadrenérgico perioperatorio en pacientes mayores de 18 años de edad sometidos a cirugía vascular no cardíaca.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente realizaron la selección de estudios y la extracción de datos. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión. Se realizó el metanálisis mediante un modelo de efectos fijos con odds ratios (OR) e intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos estudios en esta revisión; los dos eran ensayos controlados aleatorios doble ciego que comparaban el bloqueo betaadrenérgico perioperatorio (metoprolol) con placebo con respecto a los resultados cardiovasculares en pacientes sometidos a cirugía vascular mayor no cardíaca. Se incluyó a 599 participantes que recibieron bloqueantes betaadrenérgicos (301 participantes) o placebo (298 participantes). La calidad global de los ensayos era buena. Sin embargo, un estudio no informó la generación de la secuencia aleatoria ni las técnicas de ocultación de la asignación, lo cual indica la posibilidad de sesgo de selección, y el otro estudio no informó el cegamiento del evaluador de resultado y posiblemente no tuvo el poder estadístico suficiente. Debe señalarse que varios de los resultados sólo se informaron en un único estudio y ninguno de los estudios informó sobre la permeabilidad vascular / oclusión del injerto, lo cual reduce la calidad de las pruebas a moderada. No hubo pruebas de que el bloqueo betaadrenérgico perioperatorio redujera la mortalidad por todas las causas (OR 0,62; IC del 95%: 0,03 a 15,02), la mortalidad cardiovascular (OR 0,34; IC del 95%: 0,01 a 8,32), el infarto de miocardio no mortal (OR 0,83; IC del 95%: 0,46 a 1,49; valor de p = 0,53), la arritmia (OR 0,70; IC del 95%: 0,26 a 1,88), la insuficiencia cardíaca (OR 1,71; IC del 95%: 0,40 a 7,23), el accidente cerebrovascular (OR 2,67; IC del 95%: 0,11 a 67,08), los eventos cardiovasculares compuestos (OR 0,87; IC del 95%: 0,55 a 1,39; valor de p = 0,57) o la nueva hospitalización a los 30 días (OR 0,86; IC del 95%: 0,48 a 1,52). Sin embargo, hubo pruebas sólidas de que los bloqueantes betaadrenérgicos aumentaron las probabilidades de bradicardia intraoperatoria (OR 4,97; IC del 95%: 3,22 a 7,65; valor de p < 0,00001) y la hipotensión intraoperatoria (OR 1,84; IC del 95%: 1,31 a 2,59; valor de P = 0,0005).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save