Uso del lactato sanguíneo del cuero cabelludo fetal para la evaluación del bienestar fetal durante el trabajo de parto

Uso del lactato sanguíneo del cuero cabelludo fetal para la evaluación del bienestar fetal durante el trabajo de parto

Una frecuencia cardíaca fetal anormal o inestable durante el trabajo de parto puede ser causada por la incapacidad del recién nacido de adaptarse a la disminución del suministro de oxígeno durante el nacimiento. El suministro de oxígeno inadecuado puede provocar la aparición de acidosis (niveles bajos del pH) y un aumento del lactato en la sangre. Después de la rotura de las membranas amnióticas y de la dilatación del cuello hasta alrededor de 3 cm, es posible medir los niveles del lactato (o del pH) en una muestra de sangre tomada del cuero cabelludo del feto. Para la prueba del lactato se necesita una cantidad mucho más pequeña de sangre que para medir el pH. Esta revisión identificó dos estudios con 3348 pares madre-recién nacido que compararon la prueba del lactato y del pH durante el trabajo de parto. La prueba del lactato tuvo una mayor probabilidad ser exitosa que la prueba del pH, pero no hubo diferencias en los resultados del recién nacido, incluido el número de recién nacidos con puntuaciones de Apgar bajas, pH bajo de la sangre del cordón o ingresos en la unidad de cuidados intensivos neonatales. No hubo diferencias en el número de mujeres a las que se les realizó cesárea o tuvieron un parto con fórceps o ventosa entre los dos grupos. Se concluye que la prueba del lactato durante el trabajo de parto puede tener una mayor probabilidad de ser lograda con éxito que la prueba del pH.

Conclusiones de los autores: 

Cuando se indica una prueba adicional para evaluar el bienestar fetal durante el trabajo de parto, es más probable que la estimación del lactato sanguíneo del cuero cabelludo fetal se realice con éxito, comparada con la estimación del pH. Los valores de corte de acción para el lactato deben considerar el medidor del lactato utilizado. Los estudios adicionales pueden considerar un análisis de subgrupos por edad gestacional, estadio del trabajo de parto y muestreo durante el período expulsivo del trabajo de parto. Además, los estudios futuros pueden abordar resultados neonatales a más largo plazo, satisfacción materna con la monitorización fetal intraparto y un análisis económico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se puede considerar realizar el muestreo sanguíneo fetal para la estimación del lactato después de la identificación de un patrón de frecuencia cardíaca fetal anormal o inestable. El volumen más pequeño de sangre requerido para esta prueba, en comparación con la estimación más tradicional del pH, puede mejorar las tasas de muestreo. Para el uso apropiado de esta práctica es necesario realizar una revisión sistemática de su seguridad y efectividad clínicas antes de la introducción generalizada.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y los riesgos del muestreo del lactato del cuero cabelludo fetal en la evaluación del bienestar fetal durante el trabajo de parto comparado con ninguna prueba o una prueba alternativa.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Chilbirth Group) (noviembre de 2009).

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorios y cuasialeatorios publicados y no publicados que compararon la prueba del lactato del cuero cabelludo fetal con ninguna prueba o una prueba alternativa para evaluar el estado fetal en presencia de una cardiotocografía inestable durante el trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron los estudios de forma independiente.

Resultados principales: 

Los dos ensayos aleatorios identificados consideraron los resultados de 3348 pares madre-recién nacido asignados a muestras de sangre fetal para la estimación del lactato o del pH en el trabajo de parto. No hubo diferencias estadísticamente significativas para cualquier resultado fetal, neonatal o infantil, incluida la puntuación de Apgar baja a los cinco minutos, el ingreso a unidades de cuidados intensivos neonatales o la encefalopatía neonatal, o para el pH arterial umbilical bajo, el déficit de bases o la acidemia metabólica. Hubo una tasa de éxito estadísticamente mayor para el lactato en comparación con la estimación del pH (cociente de riesgos 1,10; intervalo de confianza del 95%: 1,08 a 1,12; n = 2992). No hubo diferencias significativas entre los grupos en la forma del parto o el parto quirúrgico para el estado fetal inestable. Ningún estudio informó resultados de satisfacción materna con la monitorización fetal, ansiedad, duración de la estancia hospitalaria ni análisis económico.

Tools
Information
Share/Save