Intervenciones para la diabetes autoinmune latente (DALA) en adultos

La DALA es una enfermedad que en el diagnóstico se parece a la diabetes de tipo 2 (que no requiere insulina) pero en realidad es una diabetes de tipo 1, en la que el paciente se convertirá en dependiente de insulina. En el Reino Unido, aproximadamente el 3,6% de las personas que parecen tener diabetes de tipo 2 tienen en realidad diabetes de tipo 1, mientras que otros estudios sugieren que la prevalencia es mayor y que el tratamiento para estos pacientes puede ser diferente del utilizado en la diabetes de tipo 2.
Se identificaron 15 publicaciones (10 estudios) que analizaron 1019 pacientes que fueron seguidos entre tres meses y 10 años. Se descubrió que muchas de las publicaciones tenían una mala calidad de presentación de informes y contaban con un escaso número de participantes. Sin embargo, parece haber evidencia de esta revisión de que el fármaco sulfonilurea (como la glibenclamida o la gliburida, gliclazida) podría hacer que los pacientes fueran insulinodependientes más pronto y no controla el azúcar en sangre tanto como la insulina. Por lo tanto, esto sugiere que este fármaco no debería ser un tratamiento de primera línea para los pacientes con DALA. Además, la insulina combinada con la vitamina D, o las hierbas chinas pueden mantener la producción natural de insulina mejor que la insulina sola. Del mismo modo, la descarboxilasa del ácido glutámico (GAD65) puede mantener la producción natural de insulina. Sin embargo, no hubo evidencia concluyente de que ninguno de los otros métodos de tratamiento restantes fuera mejor que el otro. Los estudios sobre los agentes orales o la insulina no informaron de ningún evento adverso en cuanto a ataques hipoglucémicos graves.

Esta revisión representa los primeros días de una comprensión de la mejor manera de tratar la DALA. Está limitada por la escasa calidad de la información de los estudios, el pequeño tamaño de las muestras, la falta de una definición única y clara de la DALA y el hecho de que muchos de los estudios se realizan en diferentes grupos étnicos (China, Japón, Cuba, Reino Unido, Suecia) con diferentes sistemas de atención clínica.
Ninguna de las publicaciones informaba sobre las complicaciones de la diabetes, la calidad de vida relacionada con la salud, los costes o la utilización de los servicios de salud. Todas las publicaciones menos una informaron que no hubo muertes.
En resumen, esta revisión demuestra que el tratamiento con insulina puede ser preferible en comparación con el tratamiento con sulfonilurea, pero hay poca evidencia con respecto a otras formas de tratamiento. Se necesitan estudios futuros, que deben tener una definición clara de DALA, investigar los resultados importantes para el paciente y utilizar un método común de medición del péptido C estimulado (un marcador de la producción natural de insulina que refleja la mejora de la función de las células beta del páncreas).

Conclusiones de los autores: 

Dos estudios muestran que la SU conduce a una dependencia de la insulina más temprana y un meta-análisis de cuatro estudios con considerable heterogeneidad mostró un control metabólico más pobre si la SU se prescribe a pacientes con DALA en comparación con la insulina. Un estudio demostró que la vitamina D con insulina puede proteger las células beta pancreáticas en la DALA. Se han sugerido nuevos tratamientos como el GAD65 en ciertas dosis (20 μg) para mantener los niveles de péptido C en ayunas y estimulados. Sin embargo, no hay evidencia significativa a favor o en contra de otras líneas de tratamiento de la DALA.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La diabetes autoinmune latente en adultos (DALA) es una diabetes de tipo 1 de desarrollo lento.

Objetivos: 

Comparar las intervenciones utilizadas para la DALA.

Estrategia de búsqueda (: 

Los estudios se obtuvieron a partir de búsquedas en bases de datos electrónicas, complementadas con búsquedas manuales, resúmenes de congresos y consultas con expertos. La fecha de la última búsqueda fue diciembre de 2010.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y ensayos clínicos controlados (ECC) que evaluaban las intervenciones para la DALA o la diabetes de tipo 2 con anticuerpos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Los estudios se resumieron mediante metanálisis o métodos descriptivos.

Resultados principales: 

Las búsquedas identificaron 13,306 citas. Se incluyeron 15 publicaciones (diez estudios), con 1019 participantes a los que se les hizo un seguimiento de entre tres meses y 10 años (1060 aleatorizados). Todos los estudios presentaron un alto riesgo de sesgo. La sulfonilurea (SU) con insulina no mejoró el control metabólico significativamente más que la insulina sola a los tres meses (un estudio, n = 15) y a los 12 meses (un estudio, n = 14) de tratamiento y seguimiento. La SU (con o sin metformina) dio un control metabólico más pobre comparado con la insulina sola (diferencia de medias en la hemoglobina glicosilada A1c (HbA1c) desde el inicio hasta el final del estudio, para la insulina comparada con la terapia oral: -1,3% (intervalo de confianza (IC) del 95%: -2,4 a -0,1; P = 0,03, 160 participantes, cuatro estudios, seguimiento/duración de la terapia: 12, 30, 36 y 60 meses; sin embargo, la heterogeneidad era considerable). Además, había evidencia de que la SU causaba una dependencia de la insulina más temprana (la proporción que requería insulina a los dos años era del 30% en el grupo de SU en comparación con el 5% en el grupo de atención convencional (P < 0,001); los pacientes clasificados como insulinodependientes eran el 64% (grupo de SU) y el 12,5% (grupo de insulina, P = 0,007). Ninguna intervención influyó en el péptido C en ayunas, pero la insulina mantuvo el péptido C estimulado mejor que la SU (un estudio, diferencia de medias 7,7 ng/ml (IC del 95%: 2,9 a 12,5)). En un seguimiento de cinco años de la GAD65 (ácido glutámico descarboxilasa formulada con hidróxido de aluminio), se mantuvieron las mejoras en los niveles de péptido C en ayunas y estimulados (20 μg group) después de cinco años. El seguimiento a corto plazo (tres meses) en un estudio (n = 74) que utilizó remedios chinos no demostró una diferencia significativa en la mejora de los niveles de péptido C en ayunas en comparación con la insulina sola (0,07 µg/L (IC del 95%: -0,05 a 0,19). Un estudio en el que se utilizó la vitamina D con insulina mostró niveles constantes de péptidos C en ayunas en el grupo de la vitamina D, pero niveles decrecientes de péptidos C en ayunas (368 a 179 pmol/L, P = 0,006) en el grupo de la insulina sola a los 12 meses de seguimiento. La comparación de los estudios fue difícil, ya que había una gran heterogeneidad en los estudios y en sus criterios de selección. No hubo información sobre la calidad de vida relacionada con la salud, las complicaciones de la diabetes, el coste o la utilización de los servicios de salud, la mortalidad y la evidencia limitada sobre los eventos adversos (los estudios sobre los agentes orales o la insulina no informaron de ningún evento adverso en cuanto a los episodios hipoglucémicos graves).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save