Cirugía versus medicación para el tratamiento del reflujo ácido en niños con daño cerebral a los que se les implanta una sonda de alimentación

Los niños con parálisis cerebral suelen tener problemas motores orales y necesitan ayuda para comer y beber. A menudo esto implica una cirugía para colocar una sonda de alimentación (gastrostomía) directamente en su estómago. También se puede encontrar que tienen reflujo gastroesofágico (donde el ácido del estómago fluye de regreso al esófago), que puede empeorar con la cirugía de gastrostomía. El reflujo puede tratarse con cirugía adicional al mismo tiempo que la gastrostomía (una fundoplicatura) o con medicamentos antirreflujo. Se llevó a cabo esta revisión para determinar cuál era la forma más segura y eficaz de tratamiento. No se encontraron ensayos controlados aleatorizados que proporcionaran evidencia científica en la que basar una conclusión, lo que pone de relieve la necesidad de un ensayo que compare las dos intervenciones.

Conclusiones de los autores: 

Sigue habiendo una incertidumbre considerable en cuanto al tratamiento óptimo cuando se enfrenta la decisión de la cirugía de fundoplicatura frente a los medicamentos antirreflujo para los niños con RGE y deterioro neurológico que se someten a un implante de gastrostomía. Es necesario contar con evidencia científica sólida a fin de proporcionar datos sobre los riesgos o beneficios comparables de las dos intervenciones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los niños con deterioro neurológico suelen tener dificultades para alimentarse, lo que puede llevar a la malnutrición y a la falta de crecimiento. La alimentación por gastrostomía es ahora el método preferido para proporcionar apoyo nutricional a los niños con deterioro neurológico que no pueden alimentarse adecuadamente por vía oral. Pueden surgir complicaciones como resultado de la colocación de la gastrostomía, y se ha informado ampliamente sobre el desarrollo o el empeoramiento del reflujo gastroesofágico (RGE). Esto ha dado lugar al uso frecuente de tratamientos quirúrgicos antirreflujo en forma de fundoplicatura u otros procedimientos antirreflujo. La funduplicatura se asocia con una alta tasa de recurrencia, fracaso quirúrgico y morbilidad y mortalidad significativas.

Desde que se introdujeron los inhibidores de la bomba de protones (IBP) en la década de 1990, han llegado a desempeñar un papel más importante en el tratamiento médico del RGE en niños con deterioro neurológico. Estudios no controlados sugieren que los IBP pueden ser un tratamiento seguro y apropiado para el RGE. Otros agentes que se utilizan actualmente son los espesantes de la leche, los medicamentos para la supresión de ácido, los agentes de amortiguación de ácidos, los estimulantes de la motilidad intestinal y los preparados de alginato de sodio.

Existen riesgos y beneficios asociados a las intervenciones tanto quirúrgicas como médicas y es necesario realizar más comparaciones para determinar la opción de tratamiento óptima.

Objetivos: 

Comparar la efectividad de la cirugía antirreflujo y los medicamentos antirreflujo para los niños con deterioro neurológico y REG que se someten a la colocación de una sonda de alimentación por gastrostomía.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos el 23 de marzo de 2012: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), Ovid MEDLINE, EMBASE, CINAHL, LILACS e ISI Web of Science. Anteriormente, se realizó una búsqueda en la Biblioteca de Salud Infantil en junio de 2009. También se realizaron búsquedas en línea de registros de ensayos, revistas médicas, resúmenes de congresos, tesis de grado y tesis doctorales. Se contactó con especialistas en el ámbito médico y de la industria para conocer los ensayos completados o en curso.

Criterios de selección: 

Se intentó incluir ensayos controlados aleatorizados que reclutaran niños de hasta 18 años con deterioro neurológico y RGE que se sometieran a la inserción de una sonda de alimentación.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores de la revisión trabajaron de forma independiente para seleccionar los ensayos; no se identificó ninguno.

Resultados principales: 

No se identificaron ensayos que cumplieran con los criterios para esta revisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save