Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y no opiáceos para el cólico renal agudo

El cólico renal agudo es el dolor causado por la obstrucción del flujo de orina secundaria a cálculos urinarios. Se piensa que la prevalencia del cálculo renal está entre el 2% y el 3%, y la incidencia ha aumentado en años recientes debido a los cambios en la dieta y el estilo de vida. Generalmente el dolor del cólico renal es un dolor súbito intenso localizado en el flanco o las áreas abdominales. Habitualmente aparece cuando un cálculo urinario obstruye el uréter (el conducto que conecta los riñones con la vejiga). Se utilizan diferentes tipos de analgésicos para aliviar el malestar. Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los antiespasmódicos (tratamiento que suprime los espasmos musculares) se utilizan con frecuencia para aliviar el dolor y el malestar. Esta revisión intentó evaluar la efectividad de los analgésicos no opiáceos administrados frecuentemente en pacientes adultos con dolor por cólico renal agudo. Cincuenta estudios que incluían a 5734 participantes fueron incluidos en esta revisión. Los tratamientos variaron mucho y fue difícil combinar los estudios. Se encontró que en general los AINE fueron más eficaces que otros analgésicos no opiáceos, incluidos los antiespasmódicos, para la reducción del dolor y la necesidad de medicación adicional. También se encontró que la combinación de AINE y antiespasmódicos no aumentó la eficacia. No se informaron efectos adversos graves en ninguno de los estudios incluidos.

Conclusiones de los autores: 

A pesar de la variabilidad en los estudios (criterios de inclusión, variables de resultado e intervenciones) y que las pruebas no fueron de la mayor calidad, todavía se considera que los AINE son un tratamiento eficaz para el cólico renal en comparación con placebo o antiespasmódicos. El agregado de antiespasmódicos a los AINE no da lugar a un mejor control del dolor. Los datos sobre otros tipos de fármacos no opiáceos y no AINE fueron escasos.

En la bibliografía no se informan efectos adversos graves por la administración de los AINE para el tratamiento del cólico renal.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cólico renal es el dolor agudo causado por los cálculos urinarios. La prevalencia de los cálculos urinarios está entre el 10% y el 15% en los Estados Unidos, lo que hace que el cólico renal sea una de los motivos frecuentes de atención urológica urgente. Generalmente el dolor es intenso y el primer paso en el tratamiento es la analgesia suficiente. Se han utilizado muchas clases diferentes de fármacos para este fin, que incluyen los fármacos antiinflamatorios no esteroideos y los narcóticos.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de diferentes AINE y no opiáceos para el tratamiento de pacientes adultos con cólico renal agudo y, si fuera posible, determinar qué fármaco (o clase de fármacos) es más apropiado para esta finalidad. Se exploraron resultados clínicamente relevantes como la eficacia de la analgesia, el tiempo hasta el alivio del dolor, la recurrencia del dolor, la necesidad de medicación de rescate y los efectos secundarios.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Renal Group) (hasta el 27 de noviembre 2014) mediante contacto con el coordinador de búsqueda de ensayos, utilizando términos de búsqueda relevantes para esta revisión.

Criterios de selección: 

Sólo se incluyeron estudios aleatorios o cuasialeatorios. Otros criterios de inclusión fueron pacientes adultos con diagnóstico clínico de cólico renal debido a urolitiasis, que al menos un brazo de tratamiento incluyera un analgésico no narcótico comparado con placebo u otro fármaco no narcótico y el informe del resultado dolor o efecto adverso del fármaco. El dolor calificado por el paciente mediante una herramienta validada, el tiempo hasta el alivio, la necesidad de medicación de rescate y la recurrencia del dolor fueron los resultados de interés. Se incluyó cualquier efecto adverso (leve o grave) informado en los estudios.

Obtención y análisis de los datos: 

Los resúmenes fueron revisados por al menos dos autores de forma independiente. Los trabajos que cumplían los criterios de inclusión fueron totalmente revisados y los datos relevantes se registraron en un formulario estandarizado de recogida de datos del Grupo Cochrane de Riñón. Se calcularon los riesgos relativos y sus intervalos de confianza del 95% para los resultados dicotómicos. Para los resultados continuos se calculó la diferencia de medias ponderada. Para el metanálisis se utilizaron los modelos de efectos fijos y aleatorios. Los efectos analgésicos se evaluaron mediante cuatro variables de resultado diferentes: alivio del dolor informado por el paciente mediante una escala analógica visual (EAV); proporción de pacientes con una reducción del dolor de al menos el 50%; necesidad de medicación de rescate; y recurrencia del dolor. La heterogeneidad se evaluó mediante la prueba de I².

Resultados principales: 

Un total de 50 estudios (5734 participantes) fueron incluidos en esta revisión y 37 estudios (4483 participantes) contribuyeron en los metanálisis. El sesgo de selección fue bajo en el 34% de los estudios o incierto en el 66%; el sesgo de realización fue bajo en el 74%, alto en el 14% e incierto en el 12%; el sesgo de desgaste fue bajo en el 82% y alto en el 18%; el sesgo de informe selectivo fue bajo en el 92% de los estudios; y otros sesgos (financiamiento de la industria) fue alto en el 4%, incierto en el 18% y bajo en el 78%.

Los resultados de dolor informado por el paciente (EAV) variaron mucho y se observó una heterogeneidad alta. En las comparaciones que se pudieron agrupar se observó lo siguiente: los AINE aliviaron significativamente el dolor en comparación con los antiespasmódicos (cinco estudios, 303 participantes: DM -12,97; IC del 95%: -21,80 a -4,14; I² = 74%) y el tratamiento de combinación de AINE más antiespasmódicos fue significativamente más eficaz para el control del dolor que el AINE solo (dos estudios, 310 participantes: DM -1,99; IC del 95%: -2,58 a -1,40; I² = 0%).

Los AINE fueron significativamente más eficaces que placebo para aliviar el dolor en el 50% en la primera hora (tres estudios, 197 participantes: CR 2,28; IC del 95%: 1,47 a 3,51; I² = 15%). Se encontró que la indometacina fue menos eficaz que otros AINE (cuatro estudios, 412 participantes: CR 1,27; IC del 95%: 1,01 a 1,60; I² = 55%). Los AINE fueron significativamente más eficaces que la hioscina para la reducción del dolor (cinco comparaciones, 196 participantes: CR 2,44; IC del 95%: 1,61 a 3,70; I² = 28%). La combinación de AINE y antiespasmódicos no fue superior a los AINE solamente (nueve comparaciones, 906 participantes: CR 1,00; IC del 95%: 0,89 a 1,13; I² = 59%). Los resultados fueron mixtos cuando se compararon los AINE con otros fármacos no opiáceos.

Cuando se evaluó la necesidad de medicación de rescate, los pacientes que recibieron AINE tuvieron significativamente menos probabilidades de requerir medicación de rescate que los que recibieron placebo (cuatro comparaciones, 180 participantes: CR 0,35; IC del 95%: 0,20 a 0,60; I² = 24%) y los AINE fueron más eficaces que los antiespasmódicos (cuatro estudios, 299 participantes: CR 0,34; IC del 95%: 0,14 a 0,84; I² = 65%). La combinación de AINE y antiespasmódicos no fue superior a los AINE (siete comparaciones, 589 participantes: CR 0,99; IC del 95%: 0,62 a 1,57; I² = 10%). La indometacina fue menos eficaz que otros AINE (cuatro estudios, 517 participantes: CR 1,36; IC del 95%: 0,96 a 1,94; I² = 14%) excepto el salicilato de acetil lisina (CR 0,15; IC del 95%: 0,04 a 0,65).

La recurrencia del dolor solamente se informó en tres estudios que no fue posible agrupar: una proporción mayor de pacientes tratados con 75 mg de diclofenaco (IM) mostró recurrencia del dolor en las primeras 24 horas de seguimiento en comparación con los tratados con 40 mg de piroxicam (IM) (60 participantes: CR 0,05; IC del 95%: 0,00 a 0,81); no se observaron diferencias significativas en la recurrencia del dolor a las 72 horas entre los grupos piroxicam más floroglucinol y piroxicam más placebo (253 participantes: CR 2,52; IC del 95%: 0,15 a 12,75); y no hubo diferencias significativas en la recurrencia del dolor en las 72 horas después del alta entre piroxicam IM y paracetamol IV (82 participantes: CR 1,00; IC del 95%: 0,65 a 1,54).

Los efectos secundarios se presentaron de manera inconsistente, pero no se informaron eventos graves.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save