Intervenciones para reemplazar los dientes perdidos: implantes dentales en nuevos encajes de extracción (implantes inmediatos, inmediatos-tardíos y tardíos)

Los implantes dentales pueden colocarse en los alvéolos justo después de la extracción del diente (implantes inmediatos) o después de un par de semanas hasta un par de meses (implantes inmediatos-tardíos) o después de eso (implantes tardíos). Esta revisión consideró cuál era el mejor momento para colocar los implantes dentales y si sería ventajoso aumentar los sitios con vacíos presentes en la colocación de los implantes. También trató de determinar el procedimiento más efectivo de aumento de hueso.

Los siete estudios identificados incluían muy pocos pacientes para responder a las preguntas. Cuatro estudios evaluaron cuál es el mejor momento para colocar los implantes. Un estudio evaluó si el injerto óseo es ventajoso en la colocación del implante y dos estudios evaluaron cuáles son las mejores técnicas de injerto.

En la actualidad hay muy poca evidencia que permita sacar conclusiones fiables; sin embargo, el resultado estético podría ser ligeramente mejor cuando se colocan implantes en las primeras fases de la extracción de un diente, aunque los implantes colocados en las primeras fases podrían tener un mayor riesgo de fracaso. No hay suficiente evidencia que apoye o rechace la necesidad de aumento óseo cuando los dientes extraídos se reemplazan inmediatamente con implantes dentales, ni se sabe si algún procedimiento de aumento es mejor que los otros. Se pueden utilizar sustitutos óseos (hueso bovino anorgánico) en lugar de un injerto óseo autogenerado (autógeno).

Conclusiones de los autores: 

No hay evidencia suficiente para determinar las posibles ventajas o desventajas de los implantes inmediatos, inmediatos-tardíos o tardíos, por lo que estas conclusiones preliminares se basan en pocos ensayos con poco poder de decisión que a menudo se consideran de alto riesgo de sesgo. Se ha sugerido que los implantes inmediatos e inmediatos-tardíos pueden presentar mayores riesgos de fracasos y complicaciones que los implantes tardíos; por otra parte, el resultado estético podría ser mejor cuando se colocan implantes justo después de la extracción de dientes. No hay suficiente evidencia fiable que apoye o refute la necesidad de procedimientos de aumento óseo en los implantes inmediatos colocados en los nuevos encajes de extracción o si alguna de las técnicas de aumento óseo es superior a las demás.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los implantes "inmediatos" se colocan en los huecos dentales justo después de la extracción del diente. Los implantes "inmediatos-tardíos" son aquellos que se insertan después de semanas hasta un par de meses para permitir la curación de los tejidos blandos. Los implantes 'retardados' son los que se colocan después en hueso parcial o completamente curado. Las ventajas potenciales de los implantes inmediatos son que el tiempo de tratamiento puede acortarse y que los volúmenes óseos pueden mantenerse parcialmente, con lo que posiblemente se obtengan buenos resultados estéticos. Las posibles desventajas son el aumento del riesgo de infección y los fracasos. Después de la colocación del implante en los sitios posextractivos, puede haber espacios entre el implante y las paredes óseas. Es posible llenar estos huecos y aumentar el hueso simultáneamente a la colocación del implante. Hay muchas técnicas para lograrlo, pero no está claro cuándo es necesario el aumento y cuál podría ser la mejor técnica de aumento.

Objetivos: 

Evaluar el éxito, las complicaciones, la estética y la satisfacción del paciente entre los implantes "inmediatos", "inmediatos-tardíos" y "tardíos".

Evaluar si los procedimientos de aumento óseo son necesarios y cuándo, y cuál es la técnica más eficaz.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group's Trials Register) (hasta el 2 junio 2010), CENTRAL (The Cochrane Library 2010, número 2), MEDLINE vía OVID (1950 - 2 junio 2010) y EMBASE vía OVID (1980 - 2 junio 2010). Se realizaron búsquedas manuales en varias revistas de odontología.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que comparen implantes inmediatos, inmediatos-tardíos y tardíos, o que comparen varios procedimientos de aumento óseo alrededor de los implantes insertados, informando del resultado de las intervenciones al menos un año después de la carga funcional.

Obtención y análisis de los datos: 

La revisión de los estudios elegibles, la evaluación de la calidad metodológica de los ensayos y la extracción de los datos se realizaron de forma independiente y por duplicado. Se contactó con los autores de los ensayos para obtener cualquier información que faltara. Los resultados se expresaron como modelos de efectos aleatorios con el uso de la diferencias de medias para los resultados continuos y el riesgo relativo (RR) para los resultados dicotómicos, con intervalos de confianza (IC) del 95%. La unidad estadística del análisis fue el paciente.

Resultados principales: 

Se identificaron 14 ECA elegibles, pero sólo se pudieron incluir siete ensayos. Cuatro ECA evaluaron el momento de colocación de los implantes. Dos ECA compararon los implantes inmediatos versus los tardíos en 126 pacientes y no encontraron diferencias estadísticamente significativas. Un ECA comparó los implantes inmediatos-tardíos contra los tardíos en 46 pacientes. Después de 2 años, los pacientes del grupo de inmediato retrasado percibieron que el tiempo hasta la carga funcional era significativamente más corto, estaban más satisfechos y el evaluador cegado independiente juzgó que el nivel de la mucosa marginal periimplantaria en relación con la de los dientes adyacentes era más apropiado (RR = 1,68; IC del 95%: 1,04 a 2,72). Estas diferencias desaparecieron 5 años después de la carga, pero se produjeron significativamente más complicaciones en el grupo de inmediato retrasado (RR = 4,20; IC del 95%: 1,01 a 17,43). Un ECA comparó los implantes inmediatos con los inmediatos diferidos en 16 pacientes durante 2 años y no encontró diferencias. Tres ECA evaluaron diferentes técnicas de injertos óseos para implantes colocados inmediatamente en cavidades de extracción. No se observó ninguna diferencia estadísticamente significativa al evaluar si se necesita hueso autógeno en los sitios posextractivos (1 ensayo con 26 pacientes) o cuál fue la técnica de aumento más eficaz (2 ensayos con 56 pacientes).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save