Artesunato versus quinina para el tratamiento del paludismo grave

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

El paludismo grave se presenta cuando la infección por el parásito del paludismo se complica por la insuficiencia grave de los principales órganos del cuerpo, lo que provoca más de un millón de muertes cada año. En ocasiones el paludismo grave se asocia con coma, y entonces se habla de paludismo cerebral. Tras el paludismo cerebral, una pequeña proporción de los niños padecen de discapacidad neurológica a largo plazo.

La revisión de los ensayos evaluó la eficacia del artesunato en comparación con el tratamiento estándar con quinina. Se identificaron ocho ensayos con 1664 adultos y 5765 niños de estudios realizados en Asia y África.

En Asia el tratamiento de los adultos con artesunato en lugar de quinina prevendría 94 muertes adicionales por cada 1000 pacientes tratados. En los ensayos que incluyeron niños la proporción de muertes fue menor que en los ensayos que incluyeron adultos. Este riesgo menor de muerte da lugar a un beneficio más pequeño en los niños que en los adultos, pero todavía ahorraría 26 vidas adicionales por cada 1000 niños tratados.

En los niños que sobrevivieron a la enfermedad hubo más problemas neurológicos en el momento del alta hospitalaria en los tratados con artesunato comparados con los tratados con quinina. Sin embargo, la mayoría de estos problemas neurológicos se había resuelto cuando se examinaron 28 días después, y en este punto temporal no hubo diferencias entre los dos grupos de tratamiento.

El artesunato debe ser el fármaco de elección en los adultos y los niños con paludismo grave en todo el mundo.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas apoyan claramente la superioridad del artesunato parenteral sobre la quinina para el tratamiento del paludismo grave en adultos y en niños en diferentes regiones del mundo.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El paludismo grave da lugar a más de un millón de muertes cada año, la mayoría de ellas en niños menores de cinco años de edad que viven en África subsahariana. Esta revisión analiza si el tratamiento con artesunato en lugar del tratamiento estándar con quinina daría lugar a menos muertes y mejores resultados del tratamiento.

Objetivos: 

Comparar el artesunato con la quinina en el tratamiento del paludismo grave.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group) CENTRAL (The Cochrane Library), MEDLINE, EMBASE, LILACS, ISI Web of Science, el metaRegister of Controlled trials (mRCT), actas de congresos y en las listas de referencias de artículos hasta noviembre 2010.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararon el artesunato intravenoso, intramuscular o rectal con la quinina intravenosa o intramuscular para tratar a adultos y niños con paludismo grave que no pueden tomar la medicación por vía oral.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad y el riesgo de sesgo de los ensayos y extrajeron y analizaron los datos. El resultado primario fue la muerte por todas las causas. Los resultados dicotómicos se resumieron mediante los cocientes de riesgos (CR) y los resultados continuos mediante las diferencias de medias (DM). Cuando resultó apropiado, se combinaron los datos en un metanálisis.

Resultados principales: 

Se incluyen en esta revisión ocho ensayos con 1664 adultos y 5765 niños.

El tratamiento con artesunato disminuyó significativamente el riesgo de muerte en los adultos (CR 0,61; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,50 a 0,75; 1664 participantes, cinco ensayos) y en los niños (CR 0,76; IC del 95%: 0,65 a 0,90; 5765 participantes, cuatro ensayos),

En los niños, el tratamiento con artesunato aumentó la incidencia de secuelas neurológicas en el momento del alta hospitalaria. En su mayoría estas secuelas fueron transitorias y no se observaron diferencias significativas entre los tratamientos en el seguimiento posterior.

Share/Save