Antiespasmódicos para la diarrea crónica en pacientes con infección por VIH/SIDA

Las personas con VIH/SIDA suelen presentar diarrea prolongada que a veces no es causada por infecciones. Esto sucede con mayor frecuencia en África subsahariana donde, posiblemente, los fármacos para controlar el VIH, es decir, los antirretrovirales (ARV) no estén disponibles o no sean asequibles. La diarrea prolongada suele ocasionar una enfermedad prolongada y la muerte debido a la pérdida de líquidos, salvo que se reciba un tratamiento efectivo y a tiempo. Los antiespasmódicos y los adsorbentes son fáciles de conseguir y se los utiliza para tratar de controlar este trastorno mientras se realizan esfuerzos para recibir tratamiento antirretroviral. No se hallaron suficientes pruebas para apoyar o refutar su uso en el control de esta enfermedad.

Conclusiones de los autores: 

Este examen destaca la ausencia de pruebas sobre el uso de antiespasmódicos y adsorbentes para controlar la diarrea en personas con VIH/SIDA. Si bien no se encontró ningún ensayo que evaluaba el uso de antiespasmódicos, el estudio recuperado reveló que el atapulgita no era mejor que el placebo para controlar la diarrea en los pacientes con infección por el VIH/SIDA. Para una óptima atención del paciente, estos agentes todavía pueden ser utilizados, con más hincapié en los tratamientos complementarios como el reemplazo masivo de líquidos mientras se aguardan las pruebas para la práctica para los estudios adicionales y las revisiones.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La diarrea relacionada con el SIDA es una causa común de la morbilidad y la mortalidad en los individuos VIH positivos, especialmente en África subsahariana donde ocurre el 70% de las muertes por el VIH. A menudo compromete la calidad de vida tanto de los pacientes que reciben tratamiento antirretroviral (TAR) como los pacientes sin TAR previo. Puede requerirse el tratamiento antidiarreico empírico en aproximadamente el 50% de los casos que son no patógenos o idiopáticos y en los casos resultantes del tratamiento antirretroviral. Los agentes antiespasmódicos (loperamida, difenoxilato, codeína) y los adsorbentes (Subsalicilato de Bismuto, Caolín/Pectina, Atapulgita) están fácilmente disponibles y se ha encontrado que son útiles en esta condición y por lo tanto se los suele utilizar. Los antiespasmódicos son opioides, reduciendo la producción de heces al reducir la actividad intestinal y de ese modo aumentando el tiempo de tránsito fecal en el intestino, promoviendo el líquido y la retención de electrólitos mientras los adsorbentes actúan reuniendo líquidos, toxinas y otras sustancias para mejorar la consistencia de las heces y eliminar las toxinas. Debido a su repercusión potencial sobre el tratamiento de la diarrea crónica en las personas con infección por el VIH/SIDA, se examinó la efectividad de los agentes antiespasmódicos para controlar la diarrea crónica en estados inmunocomprometidos causados por la infección por el VIH/SIDA.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los antiespasmódicos para controlar la diarrea crónica en personas con infección por VIH/SIDA.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en Medline, EMBASE, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL), el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de VIH/SIDA y las bases de datos de AIDSearch en noviembre de 2006. También se contactó a OMS, CDC, las compañías farmacéuticas y los expertos en el campo para obtener información sobre ensayos anteriores o continuos y la lista de referencias comprobada de los estudios recuperados, independientemente del idioma y el estado de publicación.

Criterios de selección: 

Los ensayos controlados con asignación al azar que comparaban un agente antiespasmódico o adsorbente con otro agente de antiespasmódico, el placebo, un adsorbente o ningún tratamiento en niños y adultos con diagnóstico de VIH y que se presentan con diarrea de tres semanas o más de duración.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores realizaron independientemente la selección de estudios y examinaron los artículos completos de los estudios potencialmente elegibles.

Resultados principales

Se encontró un ensayo que evaluaba el uso de un adsorbente (atapulgita) en comparación con un placebo para la diarrea crónica en las personas con VIH/SIDA. Incluía a 91 adultos (de 18 a 60 años), con diagnóstico de SIDA y que presentaban diarrea durante al menos siete días. No había pruebas de que el atapulgita fuera superior al placebo para controlar la diarrea por la reducción de la frecuencia de las deposiciones y normalizar la consistencia de las heces en los días 1 (0,34; IC del 95%: 0,01 a -8,15), 3 (1,35; IC del 95%: 0,51 a -3,62) y 5 (1,74; IC del 95%: 0,89 a -3,38). Este era un ensayo pequeño y puede no haber tenido suficiente poder estadístico para hallar pruebas de los efectos. Se informaron cinco muertes que no estaban clasificadas según los brazos del estudio.

No se encontraron estudios que evaluaban el uso de agentes antiespasmódicos.

Conclusiones de los autores

Este examen destaca la ausencia de pruebas sobre el uso de antiespasmódicos y adsorbentes para controlar la diarrea en personas con VIH/SIDA. Si bien no se encontró ningún ensayo que evaluaba el uso de antiespasmódicos, el estudio recuperado reveló que el atapulgita no era mejor que el placebo para controlar la diarrea en los pacientes con infección por el VIH/SIDA. Para una óptima atención del paciente, estos agentes todavía pueden ser utilizados, con más hincapié en los tratamientos complementarios como el reemplazo masivo de líquidos mientras se aguardan las pruebas para la práctica para los estudios adicionales y las revisiones.

Esta revisión debería citarse como:Nwachukwu Chukwuemeka E, Okebe Joseph ULa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se encontró un ensayo que evaluaba el uso de un adsorbente (atapulgita) en comparación con un placebo para la diarrea crónica en las personas con VIH/SIDA. Incluía a 91 adultos (de 18 a 60 años), con diagnóstico de SIDA y que presentaban diarrea durante al menos siete días. No había pruebas de que el atapulgita fuera superior al placebo para controlar la diarrea por la reducción de la frecuencia de las deposiciones y normalizar la consistencia de las heces en los días 1 (0,34; IC del 95%: 0,01 a -8,15), 3 (1,35; IC del 95%: 0,51 a -3,62) y 5 (1,74; IC del 95%: 0,89 a -3,38). Este era un ensayo pequeño y puede no haber tenido suficiente poder estadístico para hallar pruebas de los efectos. Se informaron cinco muertes que no estaban clasificadas según los brazos del estudio.

No se encontraron estudios que evaluaban el uso de agentes antiespasmódicos.

Tools
Information
Share/Save