Una revisión sistemática Cochrane que compara los antibióticos sistémicos y los tratamientos tópicos para la secreción crónica de los oídos con perforaciones del tímpano subyacentes, en pacientes de cualquier edad

La otitis media supurativa crónica (OMSC) es una infección del oído medio con pus y una perforación persistente en el tímpano. Es una causa frecuente de deficiencia auditiva prevenible, en particular en países de ingresos bajos y medios. Esta revisión compara los tratamientos tópicos alternativos (antibióticos o antisépticos) con antibióticos sistémicos (p.ej. orales o inyectables) para identificar cuál es el mejor. Se incluyeron nueve ensayos controlados aleatorizados (833 pacientes asignados al azar; 842 pacientes u oídos analizados); la mayoría se informó de forma deficiente y algunos incluyeron una variedad de diagnósticos.

Las gotas de antibióticos de quinolona como la ciprofloxacina fueron mejores que los antibióticos orales o inyectados para secar el oído. Esto se encontró cuando se comparó con los antibióticos sistémicos de quinolona o no quinolona. No se detectaron beneficios al añadir el tratamiento sistémico a los antibióticos tópicos, aunque la evidencia fue limitada. Los efectos de los antibióticos tópicos no quinolónicos (sin esteroides) o los antisépticos fueron menos claros en comparación con el tratamiento sistémico. Se conoce menos acerca de las medidas de resultado a más largo plazo (producir un oído sin secreción a largo plazo, prevenir complicaciones, cicatrizar el tímpano y mejorar la audición), o acerca del tratamiento de la OMSC complicada. En estos ensayos la evidencia acerca de la seguridad también es débil. Se necesita más investigación para evaluar si puede haber menos eventos adversos con las quinolonas tópicas que con los tratamientos tópicos alternativos.

Conclusiones de los autores: 

Los antibióticos tópicos de quinolona pueden eliminar la secreción auditiva mejor que los antibióticos sistémicos; los resultados de los antibióticos tópicos no quinolónicos (sin esteroides) o antisépticos son menos claros. La evidencia con respecto a la seguridad fue débil. Los estudios adicionales deben aclarar la efectividad tópica no quinolónica y antiséptica, evaluar los resultados a más largo plazo (para la solución, curación, audición o complicaciones) e incluir evaluaciones de seguridad adicionales, en particular para aclarar los riesgos de ototoxicidad y si puede haber menos eventos adversos con quinolonas tópicas que con otros tratamientos tópicos o sistémicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La otitis media supurativa crónica (OMSC) provoca secreción ótica y deteriora la audición.

Objetivos: 

Comparar los antibióticos sistémicos y los antisépticos tópicos o los antibióticos (sin esteroides) para el tratamiento de la secreción auditiva crónica con una perforación timpánica subyacente (OMSC).

Estrategia de búsqueda (: 

Registro Especializado de ensayos controlados del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane Ear, Nose and Throat (ENT) Disorders Group) (CENTRAL,The Cochrane Library Número 1, 2005), MEDLINE (enero de 1951 a marzo de 2005), EMBASE (enero de 1974 a marzo de 2005), LILACS (enero de 1982 a marzo de 2005), AMED (1985 a marzo de 2005), CINAHL (enero de 1982 a marzo de 2005), OLDMEDLINE (enero de 1958 a diciembre de 1965) PREMEDLINE, Metadatabase de registros de ensayos en curso (mRCT) y referencias de artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados; cualquier tratamiento sistémico versus tratamiento tópico (sin esteroides); pacientes con OMSC.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor evaluó la elegibilidad y la calidad, extrajo los datos, introdujo los datos en RevMan; dos autores proporcionaron una segunda evaluación de los títulos y los resúmenes e introdujeron los datos cuando hubo ambigüedad. Se contactó con los investigadores para obtener aclaraciones.

Resultados principales: 

Nueve ensayos (833 participantes asignados al azar; 842 pacientes u oídos analizados). Las definiciones y la gravedad de la OMSC variaron; algunas incluyeron infecciones de la cavidad mastoidea, otros diagnósticos o complicaciones. La calidad metodológica varió; en general mal informada, seguimiento corto, tratamiento de la enfermedad bilateral inconsistente. Los antibióticos tópicos de quinolona fueron mejores que los antibióticos sistémicos para eliminar el flujo a las una o dos semanas: los riesgos relativos (RR) fueron de 3,21 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,88 a 5,49) con el uso de antibióticos sistémicos no quinolónicos (2 ensayos, N = 116), y 3,18 (1,87 a 5,43) que utilizaron quinolona sistémica (3 ensayos, N = 175); o 2,75 (1,38 a 5,46) a favor de la quinolona sistémica con la quinolona tópica sobre la quinolona sistémica sola (2 ensayos, N = 90). No se observaron beneficios estadísticamente significativos a las dos a cuatro semanas para el antibiótico tópico no quinolónico (sin esteroides) o el antiséptico tópico sobre los antibióticos sistémicos (en su mayoría no quinolonas), pero los números fueron pequeños: un ensayo probó las no quinolonas tópicas (N = 31); dos probaron los antisépticos (N = 152). Tampoco se detectaron beneficios del agregado sistémico al tratamiento tópico a la semana una a dos, aunque la evidencia fue limitada (tres ensayos, N = 204). La evidencia con respecto a la seguridad fue generalmente débil. Los eventos adversos informados fueron en general leves, aunque la audición empeoró debido a la ototoxicidad (daño de las células ciliadas auditivas) con gotas de cloranfenicol (antibiótico no quinolónico).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save