Ensayo de parto instrumental en el quirófano versus cesárea inmediata para el parto asistido anticipado dificultoso

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La mayoría de las mujeres tienen su parto espontáneamente, pero algunas necesitan ayuda durante el segundo estadio mediante fórceps o ventosa obstétrica. Las tasas de partos vaginales instrumentales varían del 5% al 20% de todos los partos en los países de ingresos altos, con poca información acerca de la incidencia en los países de bajos ingresos. Generalmente las indicaciones para los partos vaginales instrumentales son anomalías de la frecuencia cardíaca fetal, posición inadecuada del feto, agotamiento materno y algunas afecciones médicas maternas como la cardiopatía. La mayoría de los partos vaginales instrumentales se realizan en la sala de partos, pero en una proporción pequeña de los partos anticipados dificultosos (del 2% al 5%) se realiza un ensayo de parto vaginal instrumental en el quirófano, donde se hacen preparativos para realizar una cesárea. Se ha indicado que para estos partos vaginales anticipados dificultosos puede ser preferible ir directamente a la cesárea. La ventaja de realizar una cesárea inmediatamente sería la disminución del riesgo de morbilidad para la madre y el recién nacido debida al fracaso del intento de parto instrumental. Sin embargo, las desventajas de realizar sistemáticamente una cesárea en estas circunstancias son el aumento del riesgo de morbilidad con la cesárea, que a menudo se manifiesta en un parto posterior. La revisión de los ensayos que analizan el intento de parto instrumental en el quirófano versus la cesárea inmediata para los partos anticipados dificultosos no identificó ensayos que ayudaran a la toma de decisiones. Se necesita claramente investigación adicional.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas actuales provenientes de ensayos aleatorios para recomendar la práctica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mayoría de las mujeres tienen partos vaginales espontáneos, pero algunas necesitan ayuda en el segundo estadio del parto mediante los fórceps o la ventosa obstétrica. Las tasas de parto vaginal instrumental varían del 5% al 20% de todos los partos en los países industrializados. La mayoría de los partos vaginales instrumentales se realizan en la sala de partos, pero en una proporción pequeña (del 2% al 5%) se realiza un ensayo de parto vaginal instrumental en el quirófano, donde se hacen preparativos para realizar una cesárea.

Objetivos: 

Determinar las diferencias en la morbilidad materna y neonatal entre las mujeres a las que, debido a una dificultad anticipada, se les realiza un ensayo de parto vaginal instrumental en el quirófano y a las que se les realiza una cesárea inmediata debido al fracaso del progreso en el segundo estadio.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (mayo 2008).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que comparan el ensayo de parto vaginal instrumental (ventosa o fórceps) en el quirófano con la cesárea inmediata para mujeres con falta de progreso en el segundo estadio (un segundo estadio activo de más de 60 minutos en una primigrávida).

Obtención y análisis de los datos: 

No se identificaron estudios que cumplieran los criterios de inclusión.

Resultados principales: 

No se incluyen estudios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save