Crioplastia para la enfermedad arterial periférica

La enfermedad arterial periférica se debe al estrechamiento o al bloqueo de las arterias principales de las piernas, generalmente debido a aterosclerosis. La reducción resultante del flujo sanguíneo causada por una arteria bloqueada o estrechada puede causar dolor al caminar o hacerse tan grave que amenace con la pérdida de la pierna. La cirugía endovascular incluye la inserción de un balón pequeño mediante una punción con aguja en la arteria afectada. El balón se infla posteriormente para extender la arteria abierta (lo que se denomina angioplastia de balón percutánea). Lamentablemente, la arteria a menudo se estrecha nuevamente con el transcurso del tiempo, lo que se conoce como reestenosis. La crioplastia enfría la pared del vaso a la vez que realiza la angioplastia de balón y puede reducir el engrosamiento de la capa muscular interna del vaso sanguíneo para mejorar los resultados de la angioplastia a largo plazo y evitar la reestenosis.

El efecto beneficioso de la crioplastia sobre la angioplastia de balón convencional todavía está por establecerse definitivamente porque existen pocos ensayos controlados aleatorios que evalúen este método. Las tasas de éxito técnico y las tasas de arterias no obstruidas (permeabilidad primaria) en comparación con la angioplastia convencional observadas en siete ensayos (478 pacientes), no fueron consistentes. En particular, los resultados a largo plazo aún están por evaluar completamente. Actualmente, no hay datos suficientes para apoyar el uso habitual de la crioplastia sobre la angioplastia de balón convencional en el tratamiento de la enfermedad arterial periférica.

Conclusiones de los autores: 

No es posible establecer el efecto beneficioso de la crioplastia sobre la angioplastia convencional porque el número de ensayos controlados aleatorios es pequeño y su calidad no es suficientemente alta. Las tasas de éxito técnico y permeabilidad primaria observadas en estos ensayos no son consistentes y no indican necesariamente una función futura de la crioplastia en el tratamiento de la EAP, pero no se pueden interpretar de manera confiable. Actualmente, no hay datos suficientes para apoyar el uso habitual de la crioplastia sobre la angioplastia de balón convencional en el tratamiento de la EAP.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La angioplastia con balón percutánea es una técnica endovascular para restaurar el flujo sanguíneo a través de una arteria que se ha estenosado o bloqueado por la aterosclerosis. El estrechamiento de la arteria después de la angioplastia (reestenosis) es la causa principal del fracaso a largo plazo. La crioplastia ofrece un enfoque diferente para mejorar los resultados de la angioplastia a largo plazo. Combina la fuerza de dilatación de la angioplastia con balón con el enfriamiento de la pared vascular. Esta revisión sistemática evaluó la crioplastia en la enfermedad arterial periférica y proporciona una guía para la realización de estudios de investigación adicionales en el campo. Ésta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2007.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y las complicaciones asociadas con la crioplastia para mantener la permeabilidad en las arterias ilíaca, femoropoplítea y crural a corto y medio plazo.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización, el coordinador de búsqueda de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó búsquedas en el registro especializado (última búsqueda en octubre de 2012) y en CENTRAL (2012, número 10). Se realizaron búsquedas de estudios no publicados o en curso en bases de datos de ensayos. Además, se buscó en las listas de referencias de artículos pertinentes.

Criterios de selección: 

Se consideraron todos los ensayos controlados aleatorios en los cuales a los participantes con enfermedad arterial periférica (EAP) de los miembros inferiores o estenosis del injerto de derivación del miembro inferior, se les asignó al azar a crioplastia con o sin otro procedimiento versus un procedimiento sin crioplastia. Lo anterior incluyó ensayos donde todos los participantes recibieron angioplastia y la asignación al azar fue a crioplastia versus ninguna crioplastia y los ensayos donde la crioplastia se utilizó como complemento al tratamiento convencional (por ejemplo, colocación de stent) contra un control.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente seleccionaron los ensayos, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron siete ensayos (seis de crioplastia primaria y un ensayo de crioplastia coadyuvante) con 478 pacientes. Los ensayos informaron la permeabilidad y la reestenosis por participante, lesión o ubicación del vaso. El seguimiento osciló entre 30 días y tres años.

La permeabilidad de la lesión objetivo medida en diversos puntos temporales en dos ensayos de crioplastia primaria no mostró diferencias estadísticamente significativas entre los grupos de tratamiento. El estudio de crioplastia coadyuvante mostró que la crioplastia se asoció con mejor permeabilidad solo a los seis meses (OR 5,37; IC del 95%: 1,09 a 26,49; n = 90).

La reestenosis medida por paciente (dos ensayos de crioplastia primaria) no mostró diferencias estadísticamente significativas entre los tratamientos. La reestenosis medida por lesión (dos ensayos de crioplastia primaria) mostró una diferencia estadísticamente significativa solo a las 24 horas después del procedimiento (OR 0,08; IC del 95%: 0,04 a 0,18; n = 192) que favoreció a la crioplastia.

La necesidad de reintervención no fue significativamente diferente en los participantes del ensayo de crioplastia primaria (por participante: OR 0,27; IC del 95%: 0,05 a 1,52, n = 241; I2 = 89%; por lesión: OR 0,59; IC del 95%: 0,06 a 5,69; n = 307; I2 = 94%) El ensayo de crioplastia coadyuvante no informó la necesidad de intervención.

El éxito inmediato del procedimiento (en el transcurso de 24 horas) no fue significativamente diferente en los participantes del ensayo de crioplastia primaria (por participante: OR 1,63; IC del 95%: 0,14 a 19,55; n = 340; I2 = 95%; por lesión: OR 1,81; IC del 95%: 0,19 a 17,36; n = 397; I2 = 90%). El ensayo de crioplastia coadyuvante informó un éxito del 100%.

La pérdida de miembros, las muertes por todas las causas y el riesgo de complicaciones inmediatamente después del tratamiento no mostraron diferencias estadísticamente significativas entre los tratamientos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save